Pobreza en India: Tus derechos pueden darte de comer

Artículo publicado el 28 de Noviembre de 2008
Artículo publicado el 28 de Noviembre de 2008

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Del 29 de noviembre al 2 de diciembre, los países de la ONU se reúnen en Doha (Qatar) para debatir acerca de la financiación de la ayuda al desarrollo en los tiempos de la crisis financiera. Porque la crisis también afecta al sector de la solidaridad internacional. Una visión sobre como erradicar la pobreza extrema desde la India

India es el segundo país más poblado del planeta después de China: más de mil millones de habitantes no disfrutan del crecimiento económico global y una cuarta parte sobrevive por debajo del umbral de la pobreza. Aquí la crisis financiera se une a una crisis alimentaria, que afecta de pleno a la población más pobre del mundo desde la primavera pasada.

Según las últimas cifras disponibles, se necesitan 75.000 millones de euros. Europa participa con cerca de la mitad de la ayuda pública mundial, respetando sus compromisos en vista de la realización de los objetivos del milenio, que buscan reducir la pobreza extrema en el mundo de aquí a 2015. Las voces que se escuchan en Bruselas, que insisten en cumplir dichos objetivos y relanzar el debate en Doha, ¿conseguirán hacer algo por la India?

Romper el círculo de la pobreza

(A.P)Podma Madji, 35 años, expone su cosecha en el corazón del mercado dominical de Goma en el distrito de Malkangiri, Orissa, India. “Debo caminar varias horas para llegar al mercado y vender algunas verduras que yo mismo planto. Es mi única fuente de ingresos, además de la venta de un poco de arroz para que mi familia consiga sobrevivir”, relata el joven con su hijo de dos años en sus brazos. Como Podma, el 90% de los habitantes de este Estado, situado en la costa este del país (40 millones), viven en la zona rural y de ellos el 65% no tiene acceso a agua potable. “He tenido que vender la única tierra que poseía para alimentar a mis hijos y actualmente continúo cultivando los campos para ayudar a mi hijo a alimentar a su familia, comenta Son Kodira, abuela de cinco nietos originarios de la tribu Bonda, que viven en las colinas del distrito de Malkangiri.

Derechos que los ciudadanos ignoran

El panorama puede parecer poco alentador. Pero a pesar de la miseria, numerosas iniciativas de organizaciones locales y extranjeras sostenidas por los Fondos de la Unión Europea, parecen mostrar que la ayuda al desarrollo puede jugar un papel crucial para romper el interminable círculo vicioso de la pobreza.

"Lo que nos ha permitido salir de la pobreza es concentrar nuestros esfuerzos en informar"

“Lo que nos ha permitido salir a cientos de personas de la pobreza en nuestro distrito es concentrar nuestros esfuerzos en informar a las tribus de sus derechos y en encuadrar colectivamente sus reivindicaciones antes las autoridades”, explica Soraz Malotra, presidente de Rites Forum, una oenegé local especializada en la defensa del derecho de las tribus de Malkangiri.

(A.P)“Asociaciones como la nuestra han permitido, por ejemplo, conseguir que las autoridades de Orissa reconozcan cientos de casos de personas víctimas de trabajos forzados”. Hoy en día, estas personas se han beneficiado de compensaciones del Estado y podrán comenzar una nueva vida”, continúa Soraz Malotra.

La ayuda internacional es muy útil. De los 189 pueblos que abarca, el Rites forum ha organizado comités de desarrollo donde la comunidad se pone al día sobre los progresos realizados en el cumplimiento de sus derechos, a menudo reconocidos por la ley pero que las gentes ignoran, tales como el acceso a un programa de nutrición de los niños en primaria, derecho a un ingreso mínimo de subsistencia para los pobres o el de asistencia médica gratuita para las mujeres embarazadas y el acceso a medicamentos contra la malaria.

El saber os hará libres

“La vida en nuestro pueblo ha cambiado radicalmente desde que nos dimos cuenta de que poseíamos derechos”, confirma Mongali Khillo, vecino de 60 años de Nuaguda, uno de los pueblos del distrito de Malkangiro que se ha beneficiado del apoyo de la organización Rites. “Actualmente poseemos títulos de propiedad y podemos cultivar nuestras tierras, acceso a cuidados básicos y nuestros niños van al colegio. Todos nuestros nietos van a la escuela y su futuro será mejor”, continúa Mongali, que sueña con ver a uno de sus nietos convertirse en profesor.

"El problema en India no es la carencia de leyes, sino que su puesta en práctica es muy compleja"

“El problema en India y en muchos países, no es la carencia de leyes. Son numerosas y muy progresistas desde hace muchos años, pero su puesta en práctica es muy compleja”, señala Sharanya Nayak, coordinadora de programas de la oenegé internacional de lucha contra la pobreza Ayuda en Acción en el Estado de Orissa. “La ayuda no se utiliza para sustituir al Estado, sino para reformar las capacidades de los más pobres para reivindicar sus derechos fundamentales reconocidos por la ley, derecho a la alimentación, educación y a la salud, insiste Sharanya, entonces la ayuda puede suponer una gran diferencia”.