Pokémon Go: Atrápalos ya, no importa tu idioma

Artículo publicado el 27 de Julio de 2016
Artículo publicado el 27 de Julio de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Corre el año 2016 y en París los Pikachus van y vienen por todas partes. ¿Esperáis capturar un Lapras en Londres o un Bellsprout en Berlín? Puede que no sea una tarea fácil, puesto que los nombres de los pokemon varían según los distintos idiomas. Si quieres ser el mejor, tienes que ponerte al día con los antropónimos de tus pokemon. Cafébabel te presenta la guía para hablar en Lickitungs.

Los años 90 han vuelto para vengarse. Por toda Europa, el fenómeno Pokémon Go está obligando a la gente a moverse del sofá y a salir a las calles, incluso a adentrarse en campos de minas. No nos equivoquemos, el aumento de los accidentes de tráfico en todo el continente no es el único lazo de unión entre los maestros Pokémon: una ráfaga de nostalgia de los años 90 ha hecho que la popularidad de la aplicación se dispare, lanzada con motivo del aniversario de los primeros juegos Pokémon para consola. No obstante, aunque el pokemon que tenemos enfrente tiene la misma apariencia, su nombre puede variar según el idioma que hable su (futuro) entrenador.

Nintendo Company, una empresa multinacional dedicada al mercado de los videojuegos y de la electrónica de consumo, con sede en Kyoto (Japón), comercializó los primeros títulos de la franquicia de videojuegos de Pokémon en 1996, por lo que los nombres originales de los pokemon estaban en japonés. La versión inglesa, Pokémon Red and Blue (Pokémon Edición Roja y Pokémon Edición Azul), no aparece en Estados Unidos hasta 1998, año en el que el famoso grito "Gotta catch 'em all" ("Tengo que atraparlos a todos") se hace conocido. Solo entonces  una generación de entrenadores anglófonos son los primeros en tener la oportunidad de adentrarse en las altas hierbas fuera de Pueblo Paleta, armados con Bulbasaur, Charmander o Squirtle –las criaturas que los jugadores pueden elegir como su pokemon al comienzo del juego (pokémones regalados).

Hoy en día, el videojuego que inaugura la sexta generación de la serie Pokémon –Pokémon X e Y– se desarrolla en lugares inspirados claramente en lugares emblemáticos de Francia. Como ejemplos se pueden citar el Palacio Cénit y sus jardines, inspirado en Versalles; o la Torre Prisma, una referencia a la Torre Eiffel. Sin embargo, los entrenadores franceses tuvieron que esperar a 1999 para poder escuchar la orden de "attrapez-les tous". Su opción de elegir entre varios pokemon consistía en Bulbizarre, Salaméche Carapuce (Bulbasaur, Charmander y Squirtle respectivamente) . Los alemanes, por su parte, optaban entre BisasamGlumanda y Schiggy. Los entrenadores españoles utilizan los nombres ingleses, pero de haber utilizado nombres nacionales quizá podrían haber optado por Cepámalo, Mechagarto y Boniguama.

  Vídeo de la canción de Pokémon, en 15 idiomas diferentes. 

Además de con los juegos, la generación de los 90 se maravilló aún más con la serie de dibujos animados japonesa que llegó a Europa en 1999. En el Reino Unido, AshBrock y Misty atravesaron la región ficticia de Kanto, inspirada en una región de Japón que se llama de la misma manera. En Francia, nuestro heroico trío se convierten en Sacha, Ondine y Pierre (el significado literal de este último es 'piedra'). En Alemania, solo Brock (o Pierre) adquiere una nueva identidad, pasando a llamarse Rocko ('roca'). 

Pikachu es prácticamente la única criatura que ha tenido el privilegio de mantener su nombre original japonés en todo el continente. En caso de duda, descárgate la aplicación de Pokémon Go, ármate con tu teléfono movil y sal a la caza del roedor eléctrico preferido de toda una generación.

---

Este artículo forma parte de la serie Torre de Babel, looking at the vagaries of European languages.