Polonia: el poder de la prensa

Artículo publicado el 5 de Mayo de 2004
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 5 de Mayo de 2004

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Existen en Polonia tres poderes democráticos oficiales, el legislativo, el ejecutivo y el judicial. Pero a estos tres se les suma un tercero: la prensa libre.

En mi país, el primer periódico independiente y legal que apareció fue un diario llamado Gazeta Wyborcza (“El periódico electoral”) creado en 1989 antes de que las primeras elecciones parcialmente libres se celebraran en el mes de junio del mismo año. El diario fue fundado por periodistas y líderes de la oposición democrática clandestina, como Adam Michnik, redactor en jefe de Gazeta

¿Cómo hacer amigos y tener influencia?

Desde 1989 y hasta ahora la influencia de Gazeta Wyborcza en la vida política del país ha sido de gran importancia. Gazeta tiene el poder de dar comienzo y dar por terminada una carrera política. Por ejemplo, el diario tuvo la idea de que en esta parte del mundo hubiera un Jefe de Estado no comunista. Dos meses después Tadeusz Mazowiecki se convirtió en presidente de la nación. La actual agitación política producida por la dimisión del Presidente Millar ayer, fue también provocada, de alguna forma, por Gazeta. En 2002 el diario destapó el primero de una serie de escándalos de corrupción en los que estaban implicados algunos miembros del partido del gobierno.

Además de su influencia en la vida política, Gazeta Wyborcza, y el grupo del que forma parte, Agora, se han convertido en una importante fórmula comercial. La primera edición del diario tenía ocho páginas y vendió 150.000 copias. En la actualidad, el número de ventas de Gazeta ronda las 420.000 copias diarias y su extensión tiene una media superior a las 113 páginas. Su equipo editorial está formado por unos 790 periodistas.

Con el tiempo Agora se ha convertido en el mayor grupo mediático de Polonia. Además de poseer Gazeta Wyborcza, que supone su principal fuente de ingresos, cuenta también con 15 revistas de tirada nacional, un diario independiente en Varsovia y periódicos de edición semanal en otras cuatro ciudades, además de la mayor compañía publicitaria del país, 28 estaciones de radio locales, una estación de radio pan-regional y el tercer portal de Internet más importante de Polonia.

Retos para el futuro

Este nuevo milenio presenta también nuevos retos para el diario. En primer lugar, los lectores de diarios en general son cada vez menos. En segundo lugar, la competencia es cada vez mayor en un mercado que cada día es más limitado, ya que están apareciendo nuevos títulos, propiedad de poderosas compañías occidentales. En 2003 entró en el mercado un nuevo diario, Fakt, propiedad de Axel Spinger, que podría sustituir a Gazeta en su papel de líder de la prensa diaria. Por último, y reto principal para el diario, la serie de escándalos que comenzaron a destaparse en diciembre de 2002 han causado un gran daño no sólo al partido en el poder sino a la totalidad de la escena política. Y Gazeta Wyborcza, cuya actividad va más allá de la mera información, forma parte también de la clase política.

Sin embargo, el futuro se presenta esperanzador para la compañía Agora. La economía polaca está experimentando de nuevo un período de expansión, con un crecimiento del PIB de un 6% en el primer trimestre de 2004. El mercado europeo abre sus puertas de par en par para las empresas polacas, listas para invertir y crecer, y Ágora es una de esas empresas.