Por un papel más importante del Parlamento Europeo

Artículo publicado el 4 de Mayo de 2009
Artículo publicado el 4 de Mayo de 2009
Tomaso Padoa Schioppa, economista y ex ministro de Finanzas lanza un llamamiento a los partidos, a los eurodiputados, a los futuros electos, para que en momentos de crisis y de inestabilidad mundial el papel del Parlamento sea fortalecido.
Dicha declaración fue firmada además por Jerzy Busek,Carlo Azeglio Ciampi, Jean-Luc Dehaene, Jacques Delors, Win Kok, Paavo Tapio Lipponen, Peter Medgyessy, Wolfgang Schüssel, Mario Soares, Peter Suderland y Guy Verhofstadt

Los ciudadanos europeos elegirán su Parlamento en un momento difícil para el continente y para el mundo: derrumbe de la producción y del comercio, aumento del paro y riesgos de desórdenes sociales, recurrentes crisis energéticas y emergencia climática. Europa corre el riesgo de verse progresivamente marginada de la escena mundial y de sufrir un colapso del mercado interno, protagonista de la prosperidad y del crecimiento logrados y difundidos a lo largo de los últimos seis decenios. El mundo corre el riesgo de enfrentar una brusca inversión de la tendencia, tanto en lo relativo al bienestar económico como del crecimiento de las formas extremas de pobreza: las consecuencias sociales, políticas y de seguridad podrían llega a ser desastrosas.

Las políticas nacionales, por más iluminadas que fueren, no pueden, por sí solas, evitar estos riesgos. La Unión Europea puede cumplir un papel decisivo contrarrestando la lógica distributiva del 'cada uno por su lado' y promoviendo verdaderas soluciones cooperativas basadas en una fuerte y global intitucionalización. Puede inducir además al nuevo gobierno estadounidense a adoptar un enfoque abierto y constructivo hacia las cuestiones globales en sectores tales como la seguridad, la economía y los cambios climáticos. Pero para lograrlo deberá superar su propia parálisis. Para ahuyentar las amenazas internas y externas en sus propias fronteras, Europa necesita imperiosamente: afirmarse como actor político coherente, capaz de asumir y de llevar a cabo decisiones que estén a la altura de los desafíos del momento.

El papel del Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo dispone de instrumentos privilegiados para superar el estado actual y abrir un nuevo periodo político en Europa. A diferencia de otras instituciones de la UE, cuenta con una legitimación democrática directa y un vínculo institucional con la opinión pública a través de los partidos políticos. Con estos ases en la manga y el uso resuelto de sus poderes está en condiciones de imprimir una nueva dirección a la dinámica institucional de la UE aún antes de que entre en vigor el Tratado de Lisboa. Puede desempeñar especialmente un papel decisivo en la formulación de un programa que guíe a las instituciones europeas durante el próximo periodo lesgislativo, en la formación de la nueva Comisión y en la aplicación del presupuesto común de la UE para seguir avanzando en las políticas comunes. Es una oportunidad que no puede ser desperdiciada.

Este llamado ha sido dirigido a los partidos políticos, a los candidatos a las elecciones de junio y a los nuevos parlamentarios electos. Les pedimos que se esfuercen en movilizar a la opinión pública a través de un verdadero debate político sobre el futuro de la UE; a seleccionar candidatos calificados y comprometidos, a construir una UE más fuerte; a elaborar programas de alcance europeo más que meras plataformas nacionales; a rechazar cualquier intento de considerar las elecciones como una simple competencia nacional; a utilizar plenamente los poderes del Parlamento Europeo; a tomar la iniciativa en la elección de la nueva Comisión, de su Presidente, de sus programas y a reformar el presupuesto de la UE para convertirlo en un verdadero instrumento del desarrollo de las políticas comunitarias. En un momento tán difícil, Europa puede surgir o caer. Los ciudadanos no pueden ser olvidados. Démosles voz fortaleciendo el Parlamento Europeo.

Este llamado ha sido el resultado de un estudio realizado por cinco instituciones europeas: el Instituto de Asuntos Internacionales (coordinado desde Roma), el Centro de Estudios sobre el Federalismo ( Turín) el Instituto para la Política europea (Berlín), Nuestra Europa (París) y el Trust Federal (Londres)