Por una democracia local en Europa

Artículo publicado el 11 de Junio de 2012
Artículo publicado el 11 de Junio de 2012
Para Lucie Dupin, Traduccíon Olalla Pastor Del Valle. Este era uno de los puntos en el orden del día de la última sesión. El Consejo de Europa, por recomendación de su asamblea parlamentaria, aboga por una ciudadanía activa en Europa.

Reunida en sesión esta semana, la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, destaca los principales avances en la promoción y la defensa de los derechos de los ciudadanos europeos. El reconocimiento del derecho de recurso individual ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la declaración de la Cumbre de Varsovia en 2005, garantizan así el ejercicio de la democracia a niveles locales y regionales. Para el Consejo de Europa, promover una ciudadanía activa en Europa implica también la diplomacia de las ciudades, o cuando las ciudades europeas trabajan juntas para resolver problemas comunes. Cada año, el Consejo concede también el Premio de Europa para favorecer y fomentar la interconexión entre los municipios de los Estados miembros del Consejo de Europa. Creado en 1955, esta distinción acaba de ser otorgada a las ciudades de Corciano en Italia y de Sighsioara en Rumanía por sus acciones en favor del hermanamiento y de la creación de redes transeuropeas.

Fortalecer los vínculos entre el Consejo de Europa y la Unión Europea

Para fomentar la democracia local, la Asamblea parlamentaria anima igualmente a la presidencia actual y a las futuras presidencias del Consejo de Ministros a continuar con la iniciativa de la anterior presidencia ucraniana y con su “agenda común” Facilitar el intercambio de experiencias entre las ciudades y los gobiernos europeos, reforzar la participación ciudadana, establecer Consejos de jóvenes, éstas son todas las ideas recomendadas por la Asamblea para lograr esta ciudadanía activa en Europa. Haciendo referencia al artículo 11 del Tratado de Lisboa y a la promoción de una ciudadanía europea, la Asamblea parlamentaria llama también a la cooperación entre el Consejo de Europa y la Unión Europea.

Ocasión al fin y al cabo para la Asamblea parlamentaria de destacar que el año 2013, indicado por la Comisión Europea, bajo el signo de los ciudadanos, deberá tener en cuenta la ciudadanía activa. Una ciudadanía activa, para la cual los Europeos de la Unión disponen por otra parte de un instrumento, la iniciativa ciudadana.

En francés