Post-it. Hecho en Europa

Artículo publicado el 20 de Agosto de 2008
Artículo publicado el 20 de Agosto de 2008
Las notas amarillas adhesivas se llaman en alemán, italiano, español… 'post it'.

Si en Alemania te gotea la nariz no necesitas ningún diccionario para pedir ayuda. No se pide un pañuelo, sino que se pregunta hast Du einTempo?. Tempo es la primera marca alemana de pañuelos de papel, que existen desde 1929. En EE UU e Inglaterra fue Kleenex la de mayor éxito y por ello se dice do you have a Kleenex?, una marca que atravesó el Canal de la Mancha hasta Francia (as-tu un Kleenex?) y España (¿tienes un Kleenex?).

El bolígrafo fue inventado en 1938 por el húngaro László József Bíró y posteriormente fabricado en Inglaterra. Todavía actualmente en muchos países de habla inglesa y en toda Italia se utiliza la marca Biro para denominar a los bolis. En 1950 fue  el francés Marcel Bich quien se reservó el derecho de patente, comenzando la producción masiva de bolígrafos de un solo uso. Por eso en Francia, Bélgica, Grecia y España escriben con un Bic (la “h” del fundador de la firma fue suprimida, para evitar confusiones en inglés con la palabra “bitch”).

¿Sabía el presidente Sarkozy que utilizó una marca cuando, en 2005 tras los disturbios en Clichy-sous-Bois, declaró que había que limpiar los suburbios con Karcher (marca de aparatos de limpieza con agua a presión)? (On va nettoyer la cité au Karcher). En Polonia se utiliza más bien para los trabajos de limpieza de los Electrolux pero en Inglaterra la madre grita a sus retoños más desordenados que deberían limpiar su habitación con una Hoover, una aspiradora (go hoover your room).

Una marca extendida a nivel mundial que posteriormente trajo pocos honores a su inventor fue la heroína. En realidad, el estupefaciente que fue patentado en 1898 por Bayer se llama Diacetylmorphin. Muy pronto los químicos descubrieron que la sustancia era 'heroica' ya que ayudaba frente al dolor, depresión, bronquitis, asma o cáncer de estómago. Incluso la gente sana se lo tragaba con alegría al mismo tiempo que se aconsejaba a los miembros de los Clubes alpinos tomarlo antes de una excursión al monte, con objeto de mejorar la respiración. Y sí, llegaban más alto los excursionistas, pero colocados.