Prácticas no remuneradas aumentan las desigualdades en el Mercado Laboral

Artículo publicado el 26 de Febrero de 2016
Artículo publicado el 26 de Febrero de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Si es recién graduado y empezaste a enviar solicitudes, probablemente te sorprendes pensando: “Como consigo un empleo si ya necesito tener experiencia en mi área?”. La respuesta es simple: practicas. Todavía, estas oportunidades a menudo son no remuneradas, lo que significa que ni todos pueden permitírselo. ¿Será que las pasantías no remuneradas cierran la puerta a una grande parte de la sociedad?

Hay muchos compromisos que necesitas hacer para realizar una pasantía no remunerada. Kaisa Larjomaa (32), de Finlandia, obtuve una pasantía muy mal pagada en una NGO en Bruselas en 2013: ella recibía 500 euros al mes, lo que ni siquiera es el suficiente para pagar el precio medio de un alquiler en la ciudad. Ella logró hacer las prácticas pidiendo prestado dinero a un banco, así como a su universidad de origen en Finlandia además de una beca adicional para cubrir los gastos de viaje. Su sueldo era todavía superior a la mayoría de los ofrecidos, algo que Kaisa fue recordada cuando le ha sido dicho en su oficina, como ella explicó en sus propias palabras, ella “debería estar contenta”, ya que muchas organizaciones no “te pagan un solo centavo”.

Human Rights Watch Interns: Perpetuando un Sistema de Desigualdad

El pasado mes de diciembre, un grupo de pasantes en Human Rights Watch en Bruselas publicó un informe: “Practicas no remuneradas en Human Rights Watch, ¿valemos así tan poco cuando hacemos tanto?”. Señalaron la ironía de una NGO que promueve la igualdad de oportunidades en el mundo, no hace lo mismo en su propia estructura. Human Rights Watch se promueve a sí misma como “una entidad que apoya la igualdad de oportunidad de empleo y no discrimina en sus prácticas de contratación y, para criar la más fuerte fuerza de trabajo, busca activamente un fondo de candidatos diverso”. Aun, a menos que puedas permitirte vivir en Bruselas, Nueva York, Washington DC, Londres y Geneva si recibir pago, no harás parte de este fondo de candidatos diverso. Especialmente en el mundo de las NGOs, sólo consigues obtener un empleo en esta área si has hecho prácticas antes.

El informe exhortaba a acabar con la exploración de los pasantes en Human Rights Watch. Afirmando que la organización “puede y debe hacer mejor que las organizaciones comunes…si quiere merecer la reputación como un bastión de la justicia”.

 

Llevarlas canutas para obtener oportunidades

Una opción para gestionar unas pasantías no remuneradas es tener otro trabajo, pero, cuando tus prácticas son de 35 horas por semana, esta es una opción extenuante que irá interferir muchas veces con tu productividad en las prácticas.

En los Estados Unidos, Melissa Hutsell, 27, de California, ha tenido que lidiar con esta situación durante sus estudios de grado. Su universidad le requería que hiciera unas pasantías durante sus estudios y, como ella explica, muchos estudiantes en América estudian y trabajan a tiempo completo. Además de esto, ella ha tenido que hacer unas prácticas en primavera 2010, que eran no remuneradas pues ella no ha conseguido encontrar unas remuneradas. “Ha representado muchos obstáculos, no tenía tiempo suficiente durante el día para aprovechar adecuadamente mi energía. Ha afectado mi desempaño y, en última instancia, mis estudios”, dijo ella.

Tu localización ayudará. Si vives en una grande ciudad con muchas oportunidades entonces por lo menos no tendrás que pagar el alquiler, y si vives con tus padres, ni costos adicionales. Sara Abbasi, 23, de Reino Unido, ha podido hacer unas pasantías no remuneradas en 2010 y 2014, en unas de las ciudades más caras del mundo, Londres. Daria Sukharchuk, 24, de Rusia, fue capaz de hacer unas prácticas no remuneradas en UNESCO en el verano 2014, antes del segundo año de su Master en Universidad de Hamburgo. La universidad le proporcionó una pequeña beca para ayudarla financieramente, y ella fue “particularmente afortunada porque era en Hamburgo, que no es la ciudad más cara de Europa. No se compara con Geneva, Ámsterdam o Paris.”. Y, ella añade, “por supuesto he tenido el apoyo de mis padres”.

Los candidatos de fuera de la región europea enfrentan el problema adicional de los procedimientos de visado y más fondos. Daria no ha tenido que enfrentar cualquiera restricción de inmigración para venir para Alemania, pero para conseguir su permiso de residencia ha tenido que probar que tenía fondos suficientes y suficiente dinero en su cuenta bancaria. Para hacer unas prácticas necesitas “ser rico, tener derechos de ciudadanía o la titulación necesaria, porque no estoy segura que alguien pudiera haber conseguido venir para unas prácticas como las mías exclusivamente”, explica Daria.

Una combinación de adecuadas circunstancias, suerte y ayuda financiera son necesarias para ser capaz de asumir unas pasantías no remuneradas. Este es el conjunto de muchos ingredientes que hay que aunar solamente para tener la oportunidad de obtener experiencia.

Las consecuencias de limitar el acceso a las oportunidades

Entonces qué significa cerrar la puerta a alguien que no permíteselo hacer prácticas no remuneradas? Como señalado por Daria, aquellos que vienen de fuera tendrán que esforzarse más aún, y empieza siendo “algo muy elitista. (…) Hay personas de los países en desarrollo, pero ellos son de la clase alta”, dice.

Pero incluso aquellos en Europa tendrá inevitablemente “que pensar dos veces antes de solicitar la aplicación”, dice Sara, “las empresas y organizaciones pueden estar a desperdiciar mucho talento, simplemente porque el candidato altamente calificado está reluctante a presentar su candidatura”. Lo que, en definitiva, significa que aquellos que vienen de un medio desfavorecido perderán oportunidades “y, por consiguiente, se encuentran escogiendo empleos burocráticos que ellos no quieren hacer, pero tienen que hacer debido a su comodidad”, añade Sara.

Esta situación tendrá una consecuencia a largo plazo ya que “áreas competitivas como media y periodismo están privadas de un talento diverso, porque aquellos que provienen de un medio menos favorecido no tienen experiencia suficiente para postular a estos empleos. Es un círculo vicioso y parece que las pasantías no remuneradas son la causa de eso”, Sara concluye.

Cerrando la puerta de aquellos que simplemente no pueden permitirse ganar experiencia gratuitamente es perder potenciales candidatos y “bloquear las personas que necesitan una voz”, como señala el informe de Human Rights Watch. Un círculo vicioso que puede romperse fácilmente con sólo incluir el sueldo de las pasantías en el presupuesto y poniendo fin a este sistema de desigualdad.

Proofread by Danica Jorden