Presidenciales francesas en Londres: los “frangleses” también votan

Artículo publicado el 19 de Abril de 2012
Artículo publicado el 19 de Abril de 2012
Ha llegado el momento de que los candidatos a las presidenciales inicien un nuevo régimen de cheddar y de bacon porque la campaña presidencial francesa tiene lugar, además, en Londres, donde viven alrededor de 400.000 franceses. El número de inscritos en la embajada francesa no para de crecer (123.306 a finales de 2011), pero ¿qué representarán estas miles de voces?
A solo unos días de las elecciones, ¿han adoptado los candidatos el “franglés” para convencer a los votantes?

“Paris en el Támesis”

Divisamos a lo lejos las siluetas de los hombres de negocios franceses con sus periódicos nacionales. Olemos los dulces baguetes y los croissants frescos. Sin embargo, nos encontramos efectivamente en la ciudad bautizada como la “sexta ciudad más grande de Francia”, lejos del Sena, a las orillas del Támesis. Welcome a uno de los barrios más chic de Londres: El “Royal Borough of Kensington and Chelsea”.

Aquí, cada uno tiene una opinión sobre las elecciones a la presidencia. En la librería, las opiniones divergen. Algunos muestran su desconfianza ante el candidato socialista que llevaría a Francia a la ruina mientras que otros creen en el cambio que éste anuncia. Encontramos multitud de posiciones políticas en las tiendas de comestibles, la quesería, la panadería a la francesa y el liceo francés Charles de Gaulle. En estos establecimientos se felicitan por el dinamismo del presidente actual aunque albergando al mismo tiempo dudas con respecto a un debate político que no tiene una gran calidad y que no trata sobre los temas que verdaderamente preocupan a los franceses.

“Francia: fuerte en el extranjero”

Emmanuelle Savarit, candidata de UMP (Unión por un Movimiento Popular)  a las legislativas en Europa del Norte defiende el voto a favor de UMP en las calles de “Big Smoke”. Y es que, en efecto, por primera vez y gracias a la revisión constitucional realizada por el gobierno de Nicolas Sarkozy en 2008, los franceses que residan en el extranjero podrán elegir11 diputados que les represente este año. Con 70.000 votantes en Londres, esta iniciativa constituye un atractivo a tener en cuenta a favor del presidente. Según  Edouard Courtial, Secretario de Estado francés en el extranjero, Nicolas Sarkozy es muy ciertamente “el presidente que ha prestado más atención a los franceses residentes en el exterior”. Además de hacerse cargo de la escolarización de los jóvenes franceses en el extranjero, el UMP desea destacar su resumen en este aspecto en particular a través de la creación de una nueva página web para los expatriados. “Francia: fuerte en el extranjero”. Y destaca una vez más que “se trata de una herramienta diplomática, de un lazo irrompible con nuestro país y aquellos de habla francesa así como un factor que provoca la implantación de PME’s en el extranjero”. Una declaración muy similar al eslogan de campaña de Emmanuelle Savarit: “ya seas francés residente en el extranjero o en Francia, ¡tu voto cuenta!”.

Sin embargo, François Hollande, el favorito de los sondeos, no está dispuesto a ceder terreno. Incluso fue a Londres el mes de febrero pasado a convencer a los expatriados. Recibido por el líder de la oposición, Ed Milliband, para un almuerzo de roast beef y pudding de Yorkshire en el Palacio de Westminster, el candidato socialista ha seducido también al electorado “franglés”. Este desplazamiento fue similar al ya realizado por Axelle Lemaire, candidata socialista a las elecciones legislativas de Europa del Norte, cuando declaró que “los franceses que viven en el Reino Unido son mucho más que ricos comerciantes, constituyen también un electorado en su mayor parte joven de los que una tercera parte trabaja en el sector público y más particularmente en la enseñanza”. Es precisamente en esta franja del electorado en la que François Hollande espera causar un mayor impacto, a diferencia del presidente candidato que durante su última visita a Londres se dirigía esencialmente al centro financiero de la capital.

Ya parezca paradójico o no, estos expatriados han abandonado Francia porque tenían necesidad de ello. Ya sea en el plano financiero, educativo o se trate de una oportunidad, algo les faltaba en Francia. Algunos solo ven el Reino Unido como un lugar de residencia temporal para trabajar, como afirma Christophe Chaillet, director de ingeniería patrimonial de HSBC Francia en Les Échos. Sin embargo, encontramos una mayor esperanza en la economía británica que en la francesa. Esto es por lo que Londres representa actualmente un combate político de una importancia capital para los dos favoritos de esta campaña de 2012.

Leer también  “Europa en c(h)ampaña: Hollande y la estrategia de la alianza” en cafebabel.com

La escena internacional se ha convertido efectivamente en un campo de batalla para las presidenciales tras el apoyo que ha recibido Sarkozy de Angela Merkel y de David Cameron. De ahora en adelante, Hollande corteja a la oposición de nuestros vecinos europeos en Alemania, Italia y el Reino Unido. ¿Hará esto más atractiva la candidatura del candidato socialista? Las intenciones de voto se reparten entre los electores decepcionados por el presidente y los residentes de South Kensington que no apoyan del todo las propuestas de François Hollande pero a los que le gustaría cambiar de gobierno. La falta de oferta para los franceses instalados en el extranjero así como de los residentes en Francia parece ser el verdadero problema de estas elecciones ya que ningún candidato parece presentarse como el presidente ideal.

Sea como sea, este número creciente de expatriados debe reflejar nuevas consideraciones para Francia y sus dirigentes deberán responder a las necesidades de los franceses, en cualquier lugar del mundo y más particularmente en tiempos de crisis económica. Conservar un sentimiento de identidad nacional y de unión más allá de las fronteras es el desafío que acompaña a las elecciones presidenciales y legislativas de 2012. Incluso si para ello hay que convencer a una parte de la pérfida Albión. ¿Deal?

Fotos: portada (cc) jiuck/flickr; Texto : Sarkozy y Cameron (cc) conservativeparty/YouTube, Hollande, Lemaire y Moscovici ©cortesía  de la página Facebook de Axelle Lemaire ; Vídeo (cc) Eurocircle/YouTube