Prohibición del burka en Francia: ¿Y Europa qué dice?

Artículo publicado el 27 de Enero de 2010
Artículo publicado el 27 de Enero de 2010
Una comisión parlamentaria francesa acaba de remitir un informe en el que se recomienda la prohibición del velo integral islámico. Salimos a la calle para escuchar las opiniones de la prensa al respecto: ¿humillación o ataque a la libertad? El debate está servido

Frankfurter Allgemeine Zeitung, Alemania: toque de atención

El gobierno francés espera que con la prohibición del velo integral para las mujeres se consiga dar un toque de atención a los cerca de seis millones de franceses de origen musulmán, según el periódico conservador Frankfurter Allgemeine Zeitung: “Se les ha dejado claro que Francia no está dispuesta a ceder a la presión de un Islam militante o a relativizar en su nombre la igualdad entre hombres y mujeres. De manera inesperada, el presidente Sarkozy viene a retomar una tradición laica, precisamente el que la República Francesa garantice su propio sistema de tradiciones. Además, es evidente que la controvertida prohibición de llevar símbolos religiosos visibles en las aulas, adoptada en marzo de 2004, ha demostrado su eficacia […] En pleno debate sobre la identidad nacional, el presidente Sarkozy ha formulado lo que Francia espera de los ciudadanos musulmanes: más discreción y menos provocación”. (27.01.2010)

Libération, Francia: motivos irracionales

La recomendación de prohibir el uso del burka podría obedecer a razones equivocadas, sospecha el diario Libération: “La exaltación prohibitiva que sostiene una parte de la derecha francesa respecto del tema del velo integral tiene algo de irracional y al mismo tiempo de inquietante. […] El uso del burka tendría que prohibirse en todos los servicios públicos de la República, ni más ni menos. Por eso, las mujeres que lo lleven no tendrían que ser atendidas en los hospitales, ni en Correos, ni en los servicios sociales, a menos que retiren el trozo de tela que les cubre el rostro por completo. […] A la tensión que representa esta medida, la comisión encargada del asunto ha añadido, con un encarnizamiento sospechoso, el dato de la humillación pública. Los paranoicos de la identidad francesa sostienen que esas mujeres, más víctimas que culpables, tendrían que ser detenidas en la vía pública y debidamente amonestadas”. (27.01.2010)

Corriere del Ticino, Suiza: la democracia no lleva velo

Primero fue la prohibición de los minaretes en Suiza y ahora la eventual prohibición del velo integral en Francia. Ambas tienen en común que tocan la fibra sensible de las sociedades liberales, según el diario informativo progresista Corriere del Ticino: “En una sociedad abierta y libre, cualquier tipo de prohibición es detestable, aunque a veces resulte apropiado y necesario recurrir a prohibir usos, costumbres, comportamientos y obligaciones que ataquen a nuestros principios y valores fundamentales. Lo que resulta estúpido es esperar a que la propia evolución de la realidad nos obligue a determinar el carácter juicioso y necesario de una determinada prohibición: sería demasiado tarde para proteger nuestra libertad de las restricciones impuestas por algunos. La democracia no lleva ningún velo que esconda su rostro”. (27.01.2010)