Propuestas para reinivindicar los derechos del pueblo gitano en Europa

Artículo publicado el 7 de Octubre de 2011
Artículo publicado el 7 de Octubre de 2011
Ante el panorama de crecientes manifestaciones racistas en Europa contra la comunidad gitana, reivindicar la cultura de este colectivo en espacios como el que tuvo lugar el pasado 29 de septiembre en Sevilla, puede ser el punto de partida para encontrar la solución a la falta de entendimiento e información entre los distintos ciudadanos de la Unión.

Las conclusiones de dicha reunión se llevarán a Bucarest el próximo 26 de noviembre donde se pondrán en común las necesidades detectadas en varios países de Europa para proponer líneas de actuación a la Comisión Europea. Los organizadores del evento, la plataforma www.euroalter.com , la asociación Babel España Comunicación y fundación AFIES congregaron a expertos del tema en cuestión con una amplia experiencia en la lucha por la igualdad y la libertad del pueblo Gitano. Beatriz Carrillo, Presidenta de la asociación Fakali-Amuradi, o Manuel García Rondón, Secretario de Unión Romaní, fueron algunos de los moderadores que guiaron las mesas redondas propuestas por Euroalter. Se trató de un encuentro altamente participativo en el que se analizaron distintos aspectos de los derechos de este colectivo: Educación, Vivienda, Empleo y Justicia.

Conclusiones

Al final de cada puesta en común, los moderadores de las distintas mesas redactaron una serie de conclusiones para llevar más adelante a Bucarest, entre las cuales se encuentran las siguientes: en Derecho, se sugirió que hay que garantizar los derechos fundamentales de Libertad e Igualdad, entre los cuales se incluye el de Educación donde según los participantes, se deberían incorporar materiales didácticos elaborados que no se utilizan por falta de profesorado de apoyo, tanto en Primaria como en Secundaria.

Además, se hizo una clara alusión a la urgencia de invertir en lobby europeo sobre la cultura gitana y la necesidad de ayudar a este pueblo, asentado en una gran parte en arrabales de las ciudades en condiciones infrahumanas.

encuentro.jpg En cuanto a Educación, se realizó un esfuerzo por contemplar no solo la situación de la escolarización del pueblo romaní en España, que se consideró casi idílica, sino en el este de Europa. En estos países, los niños gitanos son considerados como niños que no son capaces de recibir de una forma normalizada la educación, por ejemplo, en Eslovaquia se garantiza la educación a los niños pero es el equipo directivo quien decide si el niño gitano entra a participar en el colegio. Normalmente, terminan escolarizados en centros de Educación especial junto a alumnos con discapacidades que también se hayan disgregados de la escolarización normalizada.

Una de las soluciones sugeridas fue la erradicar el problema de la barrera del idioma para estos niños, motivo al que se acogen los directores de los centros para no admitir a éstos. Los recursos tipo las ATAL (Aulas temporales de adaptación Lingüísticas) en España podrían ser un referente.

Una apuesta firme por invertir en campañas de concienciación y comunicación sobre la deuda histórica que se tiene con el pueblo gitano fue el leit motiv en Vivienda. Reconocimiento de la deuda histórica causante de la discriminación racialmente al ir arrinconando a los gitanos a los arrabales de las ciudades, causa principal de su pobreza y atraso. Existe un 20% de la población gitana en chabolas en las periferias de las ciudades con condiciones de salubridad infrahumanas.

encuentro1.jpg Para evitar el rechazo por parte del resto de la población, es necesario invertir en campañas de concienciación sobre la necesidad urgente y real que existe en las ciudades de llevar a cabo estas reestructuraciones urbanísticas, sin simplificar este proceso diciendo que son “realojos de gitanos”, sino implicar al resto de los ciudadanos en todo este proceso consultando todos los agentes implicados, principalmente los propios gitanos.

Finalmente, en Empleo se hizo especial hincapié en que si de por sí los niveles de desempleo de la población andaluza con respecto a la ciudadanía europea ya son altos, la comunidad gitana en Andalucía soporta unos niveles de desempleo altísimos representando el 5% de la población andaluza desempleada.

Se propuso que se implante un régimen especial y específico fiscal y social para la venta ambulante (actividad desarrollada por muchos autónomos gitanos) similar a la que tienen las empleadas del hogar, con lo que se conseguirían dos objetivos: aumentar los ingresos del Estado y mejorar las condiciones de los que se dedican a la venta ambulante ampliando sus prestaciones sociales (sacando mucha economía sumergida a flote).

Clara Fajardo

Fotos: Ricardo Ruiz