Protestas en Francia: se avecina tormenta 

Artículo publicado el 27 de Mayo de 2016
Artículo publicado el 27 de Mayo de 2016

Los manifestantes de la reforma laboral no se amedrentan. Decenas de miles de personas han salido a las calles en un clima de bloqueo nacional debido a las innumerables huelgas en las centrales nucleares, en el tráfico ferroviario y en el aéreo. La prensa de los países vecinos se divide entre las protestas ciudadanas y la firmeza del presidente. 

"Cueste lo que cueste"- The Times, Reino Unido

Francia debe poner en práctica las reformas económicas que había planeado respecto a la ley de trabajo e, incluso, adoptar otras, explica The Times. "Tanto el Presidente como el Gobierno de Manuel Valls deben permanecer firmes en su voluntad de revisar las leyes que frenan la actividad económica (...) Hay que conseguir sacar adelante las reformas actuales y, además, ir aún más lejos: revisar los convenios y endurecer las reglas que rigen los subsidios por desempleo. Reducir el sector público y aumentar la edad de jubilación permitirá acotar el déficit público. Está claro que el Presidente no quiere coger el toro por los cuernos por miedo a arruinar su campaña electoral del próximo año (...) Ha adoptado una dirección funesta y peligrosa". (26/05/2016)

"Las llamas del mal", - Neue Zürcher Zeitung, Suiza 

La mobilización masiva y creciente contra la ley laboral que pretende, entre otras cosas, suprimir la jornada laboral de 35 horas, trae de cabeza a todo el mundo, escribe el Neue Zürcher Zeitung: "Hasta aquí, los franceses no han demostrado que la semana de 35 horas era un buen modelo. Su competitividad está muy por debajo de la de muchas otras economías europeas. El problema del desempleo está lejos de arreglarse y mucha gente ha caído en el círculo de la pobreza. La lógica que pretende ganar el mismo dinero a cambio de trabajar menos que aquellos que trabajan más no es convincente. Si esta ley tan controvertida se materializa, no acabará relanzando la economía. El coste de las barricadas atentará sin duda alguna al contexto económico. Este combate en el que se ha metido Francia es absurdo". (Article du 26/05/2016)

" ¿Y todo para qué?- Taz, Alemania

La izquierda alemana se retuerce de envidia al observar las protestas en Francia y, no sin razón, explica el diario de izquierdas Taz: "Los franceses tienen agallas. Si los alemanes tuvieran un poco de su coraje, nos iría mejor, Europa iría mejor. Hay en todo esto una parte de verdad, pero sólo a medias (...) En Alemania, la reforma Hartz IV  [también laboral] tuvo su resistencia, pero ésta fue menos radical que la que tiene lugar ahora en Francia. Los sindicatos alemanes no fueron mucho más lejos. Sin embargo, son esos mismos sindicatos quienes, más tarde, han logrado modificar un poco la reforma, e imponer el salario mínimo. Ésta ha sido la eterna lucha de los franceses, al igual que la reivindicación social radical. Sin embargo, al asalariado medio del Sena no le va mucho mejor que a su vecino del Rin, justamente al contrario. Querer quedarse en un camino sin salida no es la mejor situación para Francia. (26/05/2016)

El coche de policía incendiado se ha convertido en el símbolo de la escalada de violencia en las manifestaciones de la reforma laboral. 

¿Dónde está el Hollande español? - ABC, España

Impresionado por la voluntad de hierro de los socialistas franceses con sus reformas, el periódico conservador ABC, espera por su parte que sus parientes españoles del PSOE aprendan la lección: "El PSOE debería seguir el ejemplo de Hollande y tomar distancia con relación a la izquierda radical y mirar por lo que al Estado y sus ciudadanos les interesa. Francia se estremece por una oleada de protestas violentas que niegan absolutamente la reforma laboral propuesta por el Gobierno de Hollande. Sin embargo, en vez de ceder al chantaje de la calle, los socialistas franceses mantienen con firmeza su proyecto de flexibilización de un mercado de trabajo que vive días delicados. Una preciosa lección que los socialistas españoles deberían apuntarse" (26/05/2016).

__

30 países, 300 medios, 1 revista. La revista euro|topics presenta los temas que afectan a Europa y refleja la diversidad de opiniones, de ideas y estados de ánimo del continente.