Que alguien se lo explique a mi vecino

Artículo publicado el 10 de Junio de 2012
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 10 de Junio de 2012
Señor, cállese, que usted no tiene ni puñetera idea. Que no, que no se empeñe, que no es un rescate. Es una sodomización financiera en condiciones muy favorables. Y además, no va a tener consecuencias macroeconómicas de ninguna clase, lo ha dicho De Guindos. Se trata de uno de esos préstamos de buena voluntad y a interés cero con los que nos suele bendecir la Eurozona.

¿Despido de funcionarios, bajada de salarios, subida de impuestos, reducción de prestaciones por desempleo? Que no hombre, que eso pasó en otros países. Le digo que aquéllos eran rescates y esto de ayer, ni de coña. Es un apoyo al decúbito prono nacional en condiciones muy favorables. Nada que ver con un rescate.

Y claro caballero, deje de dar la tabarra, es evidente que el Gobierno impondrá severas condiciones a los bancos, les obligará a ir sacando el stock inmobiliario a su precio real, dictará medidas para que el crédito vuelva a fluir, y todo ello en las mejores condiciones para los ciudadanos. Que sí, claro, van a eliminar las primas y ganancias excesivas de los directivos y se va a vigilar estrechamente que ni uno solo de esos 100.000 millones se desvíe o se pierda por el camino. Faltaría más.

¿Que por qué, si es tan cojonudo, no nos rescataron hace dos años? ¿Por qué, incluso no nos rescatan un poco cada semana, si estos tíos de la Eurozona son a los créditos en Europa lo que Cáritas es a la sopa en mi barrio? Le repito que esto no es un rescate, es una conjunción planetaria crediticio-anal en condiciones muy favorables. Por favor, no compare.

Lo que le pasa a usted caballero es que no entiende de economía, ni de sistemas financieros, ni de balances contables, ni de primas de riesgo, ni de hipotecas sub prime. Déjenos a nosotros, que manejamos el cotarro, y si hace falta le negociaremos otro apoyo financiero doggy style en condiciones muy favorables. Para quién son favorables, ya se verá.

Usted vaya a ver la Eurocopa, y cierre la puerta por fuera.

Rapidito.

Joaquín Saravia