¿Qué añoran los expatriados polacos?

Artículo publicado el 31 de Octubre de 2015
Artículo publicado el 31 de Octubre de 2015

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

¿El sabor de Polonia? ¿La sensación del aire vivo de Varsovia? Presentamos una lista exhaustiva de las añoranzas de la comunidad polaca expatriada en Europa.

El aire vivo de Varsovia

Cada vez que salgo fuera del aeropuerto me sorprendo del aire fresco y vivo de Varsovia (Ana, 31 años, de Varsovia, vive en Brusela).

El sabor del ayer

Tengo una gran necesidad por la naturaleza, aunque he estado, de verás, en formidables y exóticos lugares; sin embargo solamente cuando vuelvo a casa siento realmente la naturaleza como parte "mía". En las ondulantes colinas del bosque y los campos de Podlasie, puedes ser testigo aún de una escena de siglos pasados: Primero paseamos el caballo tirando del arado, detrás del arado camina el granjero, seguido por una cigüeña que recoge larvas de la tierra revuelta. Durante el verano, también extraño el olor del pino y de las rosas silvestres en los campos arenosos que se alargan a lo largo de la costa (Kasia, 27 años, de Varsovia, vive en Lancaster).

Las estaciones polacas apropiadas

Extraño lo normal (de Polonia), el calor y los veranos soleados. El frío helado de los inviernos, llenos de nieve (y los atardeceres también). Los muñecos de nieve y el ir en trineo. Los otoños normales de aquí, coloridos, frescos y susurrantes. Las propias primaveras, frescas y soleadas. Extraño el aroma de todas las estaciones (Maciej, 51 años, de Torun, vive en Dundee).

El humor de casa

Extraño a la gente que coge las bromas y las referencias de las películas polacas, como Miś. Son geniales; sin embargo incluso cuando son traducidas, los que no son polacos tienen problemas para entender nuestro humor (Kasia, 27 años, de Varsovia, vive en Lancaster).

Escena de la película  Miś (1982)

Una visión diferente de la división del mundo

Extraño las noticias que no hablan sobre el planeta como si los Estados Unidos fuesen el centro del mundo, y Reino Unido, Francia y otros pocos países como si fueran los satélites más grandes (Kasia, 27 años, de Varsovia, vive en Lancaster).

Donde la tierra es neutral

También extraño como la gente polaca se trata en Polonia. No son muy amables unos con otros cuando están fuera. Nos damos la mejor bienvenida los unos a los otros cuando estamos entre polacos, cuando la tierra o la cultura es neutral. Pero cuando estamos en el extranjero, perdemos algo y no nos apreciamos de la misma forma (Artur, 32 años,  de Kolobrzeg, vive en Sarajevo).

La vida urbana

Aquí en Eslovenia, siendo un país tan pequeño, extraño la vida urbana, su gente, la moda, las vistas y opiniones (Jagoda, 32 años de Varsovia, vive en Eslovenia).

Emisora de radio favorita

Lo que de verdad extraño es mi canal de radio favorita Trójka... o mejor dicho, las particulares voces de algunas emisoras que solía escuchar cuando era estudiante. Fueron una buena compañía durante esos días (Agata, 27 años, de Varsovia, vive en Bruselas).

El teatro polaco

Es mejor ver una obra de teatro en tu lengua nativa, incluso si no está bien interpretado. Aunque mi inglés es muy bueno, necesito concentrarme para coger el sentido y leer todos los códigos y dobles sentidos que el autor / director introduce. Necesito concentrarme tanto que a veces salgo del teatro cansada. Cuando está en polaco, es más divertido, incluso si no pillo todo lo que el autor quiere decir, lo cual realmente no me importa. Cuando estoy en el teatro en el extranjero, me siento un poco estúpida (Marysia, 32 años, de Łódź, vive en Francia).

Los almuerzos del domingo

La elección obvia sería los almuerzos familiares del domingo, el sabor de la comida de mi madre, que incluye varias clases de carne (patos asados y conejos para las ocasiones más festivas, han sido definitivamente, mis favoritos hasta ahora), normalmente acompañados de patatas y ensaladas a los lados. Sí, aunque la comida polaca tenga la reputación de ser muy "pesada", desde luego, no me importaría volver atrás de vez en cuando. Y sí...me doy cuenta de que no como muchas patatas desde que me mudé fuera de Polonia. Todo eso de pelar me fastidia (Agata, 27 años, Varsovia, vive en Bruselas).

Pan polaco

La comida y el sabor rico te hace volver a tu infancia, podría ser un trozo de jamón o sopa, o simplemente un buen pan polaco (Artur, 32 años, de Kolobrzeg, vive en Sarajevo).

Bialy ser (es una especie de versión del queso blanco de vaca), bigos y vodka o pan, (¡nunca encontrarás pan tan bueno como el de Polonia!) (Jagoda, 32 años, de Varsovia, vive en Eslovenia).

Pepinillos polacos

Y también el 'ogorki kiszone' [pepinos salados y agrios llamados 'rotten cucumbers' (pepinos podridos) por algunos españoles]. Recientemente recordé que yo los odiaba cuando era niña, ahora simplemente me encantan y ¡los tengo que comer cada vez que vuelvo a casa! (Agata, 27 años, de Varsovia, vive en Bruselas).

Fresas

Hice un pequeño experimento y salieron en Bélgica fresas por 3 semanas en la nevera. Ellas no cambiaron mucho. Comenzaron a ponerse rojas, perfectas y brillantes. Supongo que esto no es saludable (Ana, 31 años, de Varsovia, vive en Bruselas). 

Breves y espontáneas conversaciones

Este sentimiento, cuando estas caminando por la calle y de repente alguien dice "hola" o "buenos días" y paras un momento para hacer una breve conversación. Yo sé, que puedes experimentar lo mismo aquí, pero eso era algo más que me hacía volver a casa (Maciej, 51 años, de Torun, vive en Dundee).

Tradición

Pienso que nosotros los polacos estamos aún muy conectados a nuestras familias. Incluso si alguien no lo admite, puedo decirte que las Navidades fuera de Polonia no serían lo mismo que en casa. Incluso si tienes una nueva familia en el extranjero, probablemente los obligarás a viajar contigo a Polonia en Navidad. Ser polaco es toda una combinación de cosas que guardas en tu corazón para siempre y las llevas contigo a todas partes: idioma, cultura, familia y tradición. Esto último desaparecerá debido a nuestra escasez de tiempo. Mucha gente joven prefiere o quizás pretende preferir, libertad e independencia (Jagoda, 32 años, de Varsovia, vive en Eslovenia).

La casa es donde...

Realmente no extraño nada. Diría que a mis amigos, pero la mayoría de ellos están en el extranjero también. Y adivino que la clave para entender esto es simplemente el hecho de que dejé el país por curiosidad más que por otra cosa. Yo quería ver cómo era la vida en otro lugar, así que pensé que la vida que tenía en Polonia no satisfacía una parte de mí. Me gusta lo exótico, la diversidad, explorar y ser sorprendido : yo no podía encontrar esto en tan homogenea sociedad como la polaca. He vivido en diferentes países y no me siento como si tuviese una nacionalidad, sino muchas. Creo que hay toda una nueva clase de gente para quienes la pregunta "¿extrañas tu casa?" es irrelevante, porque la definición de casa en sí misma - tal como el lugar donde has nacido o crecido- es anticuado. Yo no tengo casa, me he mudado demasiado. Yo tengo la casa de mi familia, por supuesto, - pero esa no es mi casa. Mi casa es la que yo elijo. Yo estoy en busca de una casa, si tú quieres. (Aleksandra, 30 años, de Wroclaw, ahora en Londres, pero buscando casa).

---

El 25 de octubre del 2015, Polonia tendrá elecciones parlamentarias. Este artículo es parte de la Semana Polaca de cafébabel, una serie de artículos realizados para resaltar los problemas emotivos de las comunidades polacas de toda Europa. Mira más artículos en cada una de los seis idiomas disponibles.