¿Qué dicen los europeos de su nueva presidencia?

Artículo publicado el 22 de Julio de 2008
Artículo publicado el 22 de Julio de 2008
¿Qué piensan los europeos (y no solo europeos) en París, sobre la presidencia francesa de la UE? ¿Podrá resolver los problemas actuales de la Unión?

Ronan, 24 años, francés, estudiante de ciencias

©Viola Fiore/ Ole Skambraks“Nicolas Sarkozy tiene para empezar preocupaciones nacionales, es normal. Ha sido elegido precisamente para resolver los problemas de Francia. Además, en Europa, cuantos más somos, más difícil es abordar los problemas. De hecho, ya que no hay instituciones europeas con los medios necesarios para tratar las cuestiones europeas, debemos recurrir a personas como Sarkozy”.

Boagae, 60 años, danés, industria marítima

©Viola Fiore/ Ole Skambraks“Mucha gente en Dinamarca están todavía contra la Unión Europea. Dinamarca debería desarrollar sus relaciones con países como Suecia o Finlandia. Sin embargo, somos muy diferentes a países como Bulgaria o Rumanía. No es una buena idea que estén en Europa. La Unión de los 27 no funcionará, siempre tendrá graves problemas a los que enfrentarse. La Europa de Sarkozy debería, pienso, hacer más por los países en vía de desarrollo y reducir su gasto militar”.

Léa y Bérangère, 15 y 16 años, húngara y francesa, estudiantes

©Viola Fiore/ Ole SkambraksBérangère: « Nosotros no nos interesamos mucho por la política internacional. Pero la ampliación, la vemos con buenos ojos. Yo soy húngara y querría que permitiéramos a los países pequeños desarrollarse. La Unión Europea puede ayudarles”. 

Manutcher, 38 años, iraní, contable

“Los europeos deben unirse para cambiar las cosas. Sarko, solo, no podrá hacer nada. Habla demasiado y tiene los medios para hacer creer que es un hombre de acción, aunque no sea verdad. La ampliación de Europa es una obligación, creo. El no irlandés no va a cambiar gran cosa, siempre ha habido noes, pero hay que insistir”. 

Darius , 44 y 16 años, polacos, turistas

©Viola Fiore/L Ole SkambraksDarius: “Sarkozy es el presidente de uno de los miembros más importantes de la UE, por lo que puede intentar cambiar las cosas. Sobre todo, habría que cambiar la relación entre la Unión y sus ciudadanos. Los polacos son en su mayoría partidarios de Europa, pero muchos consideran a la UE como un conjunto de burócratas en Bruselas”.