¿Qué hay de los Derechos Humanos en la actual crisis política de Turquía?

Artículo publicado el 12 de Agosto de 2016
Artículo publicado el 12 de Agosto de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Los Derechos Humanos podrían ser un elemento clave en el futuro de las relaciones entre la UE y Turquía. Así, es fundamental entender qué es lo que está ocurriendo realmente en Turquía en este momento.

El 15 de julio en Turquía, los soldados intentaron dar un golpe de Estado contra el gobierno de Recep Tayyip Erdogan. Sin embargo, el golpe fracasó y las autoridades nacionales reaccionaron con purgas y un estado de emergencia. Para entender hasta qué punto esta crisis política ha afectado a los Derechos Humanos, hemos entrevistado a Hayet Zeghiche, Director de Comunicaciones en EuroMed Rights, una ONG que promueve los Derechos Humanos en la región euro-mediterránea. Entrevista.

CaféBabel - ¿Cuál ha sido el efecto inmediato sobre los Derechos Humanos que ha tenido este intento de golpe en Turquía?

Hayet Zeghiche - Hasta ahora, hemos registrado unos 50.000 agentes públicos que han sido suspendidos de sus puestos y el gobierno se ha quedado a cargo de numerosas escuelas privadas, fundaciones y universidades. De forma similar, decenas de asociaciones y medios de comunicación han sido clausurados. Todas las personas arrestadas deben tener asegurados sus derechos de acuerdo con el derecho internacional y las autoridades turcas deben hacerse responsables de su seguridad y protección. Las investigaciones deben llevarse a cabo respetando la ley. Las voces críticas deben conservar su derecho a expresarse en los espacios públicos. Las personas de las que no hay pruebas de delito no deben ser víctimas de investigaciones sin fundamento ni de medidas restrictivas.

¿Ha desencadenado este golpe una represión excepcional sobre toda la sociedad?

Obviamente, estamos preocupados tras los informes de reacciones violentas e indiscriminadas por parte del gobierno turco. Tenemos la sensación de que sus objetivos son los militares y los jueces, con el rápido arresto de varios miles de personas supuestamente involucradas en el golpe, pero también periodistas, abogados, ONGs y otras voces críticas, incluyendo una prohibición total de viajar para los académicos.

Lo que EuroMed Rights y las organizaciones miembros instaladas en Turquía dicen es que: Aunque los responsables deben ser llevados ante la justicia (siguiendo una investigación independiente, imparcial, exhaustiva y rápida), su acusación debe cumplir con los estándares internacionales de un juicio justo y se debe respetar la presunción de inocencia. Las personas de las que no hay pruebas de delito no deben ser víctimas de investigaciones sin fundamento ni de medidas restrictivas.

En el marco de un Estado de emergencia, Turquía derogará las disposiciones sobre la CEDH. ¿Qué es lo que temes de esta derogación?

Lo que tememos es que el estado de emergencia permita al presidente y al Consejo de Ministros gobernar por decreto, evitando así el parlamento y socavando los estándares democráticos. También suspende "parcial o completamente" el ejercicio de los Derechos Humanos y de las libertades fundamentales, incluyendo las obligaciones de Turquía bajo la Convención Europea de Derechos Humanos.

¿Son las minorías y los disidentes más vulnerables debido a estas purgas?

El intento fallido de golpe llega en un contexto de continuas y serias violaciones de los Derechos Humanos y del gobierno de la ley por parte de las autoridades turcas. EuroMed Rights ha recogido constantes restricciones del derecho a la libertad de expresión y a la libertad de medios, un desmantelamiento de la inmunidad parlamentaria y amenazas de persecución hacia la oposición, la criminalización de la disidencia, planes para concentrar el poder en las manos del presidente, la voluntad de convertir la religión en un arma del gobierno y la aplicación de una violenta represión en el sudeste. Tememos que el verdadero blanco aquí sean la disidencia y las voces críticas.

Durante este golpe fallido, Erdogan parecía tener el apoyo de la gente. ¿En este momento les importa más la seguridad que la libertad a los ciudadanos turcos?

EuroMed Rights cree que no tiene derecho para hablar por la gente de Turquía. El interés geopolítico no debería prevalecer sobre el respeto por el gobierno de la ley y los derechos humanos.

¿Qué es lo que esperas de la Unión Europea y de la Comunidad Internacional en este contexto?

Apelamos a la comunidad internacional, especialmente a la UE, para que permanezca atenta y pida a Turquía que actúe de acuerdo con sus obligaciones internacionales respecto a los Derechos Humanos. El interés geopolítico no debería prevalecer sobre el respeto por el gobierno de la ley y los Derechos Humanos.

En un marco de ataques terroristas y crisis de refugiados, ¿temes que las instituciones de la UE y los países occidentales hagan la vista gorda a la violación de Derechos Humanos?

Esperamos que no. Solamente se puede recuperar la estabilidad defendiendo los Derechos Humanos y el gobierno de la ley. El gobierno turco debe demostrar un respecto estricto por los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad. Debe cumplir en todo momento sus compromisos internacionales respecto a los Derechos Humanos. El debate sobre la reintroducción de la pena de muerte para los supuestos conspiradores y el proyecto para modificar la constitución son otras fuentes de preocupación en cuanto al futuro de los Derechos Humanos en Turquía. Según la ley internacional de Derechos Humanos, se pueden tomar medidas de seguridad en una situación de crisis, pero solamente como una continuación del gobierno de la ley.

¿Cómo actúan EuroMed Rights y las otras ONGs ante las instituciones de la UE?

EuroMed Rights es una red formada, y dirigida, por sus miembros. Todos nuestros miembros son organizaciones de Derechos Humanos muy arraigadas en sus respectivos países. Desde 1997, el año de nuestro nacimiento, hemos sido uno de los pocos medios de la región donde organizaciones del norte y del sur pueden encontrarse en igualdad de condiciones para intercambiar y llevar a cabo políticas de acción conjunta.

En esencia, EuroMed Rights se asegura de que las políticas de sus miembros y sus recomendaciones 'se alimenten' de las políticas y las prácticas de las instituciones de la UE, de los estados miembros de la UE y de los socios del sudeste mediterráneo. Lo hacemos mediante un trabajo de activismo sostenible desde Bruselas. Pero, en igual medida, ofrecemos un apoyo vital a nuestros miembros en su propio trabajo de activismo a niveles nacionales y regionales.

Así que, en resumen, EuroMed Rights no implementa ni financia proyectos en el terreno per se (de ello se encargan nuestros miembros) sino que complementa el trabajo realizado. Nuestro valor añadido se encuentra en el hecho de que reunimos a nuestros miembros incluso cuando las oportunidades de trabajar en común son escasas o excepcionalmente restringidas. Trabajamos con temas que incluyen dimensiones tanto locales como regionales. Nuestros miembros recurren también a nuestra gran experiencia sobre cómo las relaciones entre la UE y su vecindario del sur pueden tanto ayudar como dar forma a su trabajo.