Quemado

Artículo publicado el 21 de Agosto de 2006
Revista publicada
Artículo publicado el 21 de Agosto de 2006
Maracaibo, Venezuela, verano de 2006

Tórrida tarde de verano en la ciudad de Maracaibo, Venezuela. Un verano cualquiera, en un barrio como tantos otros donde el presente se aferra a la quebradiza armadura del pasado y la energía humana se licua, dejando paso a la desolación. Su immenso lago natural de 13.000 km2, considerado en su día como una de las siete maravillas del mundo por su aspecto critalino, su flora y su fauna acuáticas, vive hoy bajo la amenaza de la explotación petrolífera sin medida: 7.000.000 barriles de petróleo son extraídos cada día del fondo del lago. La población local, indolente, joven y festiva, es una mezcla de indios de los Andes y de la Amazonia.

Marie pedone, 52 años, sin profesión