Querido PiS: Tu visión sobre los medios "imparciales" apesta

Artículo publicado el 15 de Enero de 2016
Artículo publicado el 15 de Enero de 2016

[OPINIÓN] Érase una vez un país al que se quería introducir en una burbuja para proteger a sus habitantes de la información que provenía de fuera y a la que se había considerado como un ruido hostil y perjudicial. Dentro de la burbuja se iba a emitir una narración que hablaría sobre un mundo simple y uniforme. Pero resulta que la burbuja estaba hecha de aire y que Internet logró traspasarla.

Hace unos días, nos enteramos de que el partido conservador Prawo i Sprawiedliwość (PiS, "Ley y Justicia"), que actualmente posee la mayoría en las dos cámaras del Parlamento polaco y al que pertenece el actual presidente de PoloniaAndrzej Duda, introdujo una enmienda a la ley sobre los medios de comunicación. De acuerdo con dicha enmienda, el Consejo Superior de los Medios Audiovisuales en Polonia será designado por el Ministro de Hacienda de Polonia y no –como era hasta ahora– por el consejo superior de radio o televisión, de acuerdo con el Consejo Nacional de Radiodifusión.

El actual ministro de Hacienda, Dawid Jackiewicz ya ha designado a los nuevos presidentes de la Televisión Polaca (TVP) y de la Radio Polaca. Éstos serán, respectivamente, periodistas simpatizantes con el PiS: Jacek Kurski y Barbara Stanisławczyk. Pronto, numerosos periodistas y presentadores perderán su trabajo y serán sustituidos por nuevos candidatos. Según la oposición, esta decisión convertirá a los medios de comunicación públicos en los medios de un sólo partido. En la escena internacional, el proyecto fue criticado, entre otros, por la Federación Internacional de Helsinki para los Derechos Humanos, la Unión Europea de Radiodifusión (UER-EBU), la Asociación de Periodistas Europeos (AEJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF). Éstos han avisado al Consejo Europeo de la amenaza que supone esta decisión del Gobierno polaco para la libertad de prensa en Polonia.

Recordemos que, antes, PiS había iniciado un procedimiento cuya finalidad era la de destituir a cinco jueces del Tribunal Constitucional –nombrados anteriormente por Platforma Obywatelska (Plataforma Cívica) y sustituirlos por sus propios candidatos. Ya entonces la oposición denunció que el plan era contrario a la Constitución Polaca. Sin embargo, en diciembre el Parlamento polaco votó a favor de la enmienda a la ley sobre el Tribunal Constitucional, que posibilitará llevar a cabo nuevas elecciones para los cinco jueces del Tribunal.  

El hecho de que tanto en el caso de la enmienda concerniente a los medios de comunicación, como en la del Tribunal Constitucional, el vocatio legis (o sea el período del tiempo comprendido entre la publicación de la ley y su entrada en vigor, cuyo objetivo es el de facilitar la familiarización con las nuevas reglas para todos los interesados) no fuera respetado, hace que la actuación del PiS se vuelva aún más agresiva.

El PiS explica sus decisiones usando como argumento la necesidad de restituir el equilibrio político de las instituciones, el cual, en su opinión, había sido alterado por la Plataforma Cívica. Según este partido, el antiguo orden imposibilitaba tomar decisiones de forma democrática.

Una oposición que desaparece

Pero, ¿hasta qué punto es democrático ensordecer las voces de la oposición? ¿Acaso no se nos ha enseñado en la escuela que únicamente se puede asegurar la credibilidad de una información si existe la presencia de un contrapeso de voces por parte de la oposición –no solamente concernientes a la política, sino principalmente a la visión del mundo? El comportamiento del PiS se parece un poco a la manera en la que algunos niños juegan al escondite, aplicando la regla: "Si cierro los ojos, nadie podrá verme". ¿Acaso el PiS piensa que cuando se deshaga de los representantes de la oposición en las instituciones estatales, la gente no se dará cuenta?

En la víspera de la entrada en vigor de la enmienda, la Jefa de la Cancillería de Andrzej Duda, Małgorzata Sadurskaexplicaba que la decisión fue dictada por el deseo de conseguir que los medios de comunicación polacos sean honestos, objetivos y verosímiles. Estos adjetivos fueron seguidos por otros como "nacionales" e "imparciales", los cuales, a pesar de contradecirse, se ven cargados de una considerable dosis de idealismo. ¿Unos medios imparciales? Por favor...

Los intentos por tomar el control sobre los medios de comunicación por parte del PiS es no hace más que demostrar sus aspiraciones de crear un monopolio político e ideológico en Polonia. Pero, ¿es esto lo que quieren los polacos? ¿Es algo deseado por la gente de mente abierta que sabe discutir, que viaja, que siente curiosidad por el mundo, que quiere desarrollarse y decidir por sí misma? ¿Es algo que desean aquellos polacos que anteponen el desarrollo de la tolerancia en la sociedad al hecho de recibir 500 zlotys de subvención para criar su hijo? ¿Es real esta creencia en la homogeneidad de la sociedad polaca manifestada por el PiS en cada ocasión que se le presenta?

Ojo: La gente no es tonta. Muchas personas conocen idiomas extranjeros, tienen acceso a diversas fuentes de información y saben poner en marcha su pensamiento crítico. Querido PiS, que deseas monopolizar los medios, no te olvides de lo que es Internet. Internet es un espacio en el que la gente se pasa el tiempo mirando el culo de Kim Kardashian o el paquete de Justin Bieber. A veces la gente compra ropa en Asos y otras juega al Chatroulette. Pero lo que no sabes es que Internet es también el espacio en el que se originaron la Primavera Árabe y WikiLeaks y dónde uno puede ser reclutado para la yihad. Conclusión: No se puede subestimar el poder de Internet. Está en todas partes y lo ve todo.

Por eso hago una llamada a la acción: Escribid artículos, compartid vuestras opiniones, reprochad la hipocresía. Aunque lo hagáis solamente por pura guasa. 

redakcja@cafebabel.com (redaccion@cafebabel.com)