Radio Mayis: las voces que querían unir una isla

Artículo publicado el 23 de Julio de 2008
Artículo publicado el 23 de Julio de 2008
Entrevista a Hassan Kahvecioglu, fundador de Radio Mayis, creada en Chipre para fomentar la unión de la parte turca con la griega, y con Europa.

El 1 de mayo de 2004, el sector griego de la isla de Chipre entró a formar parte de la UE quedándose el sector turco aún más aislado que nunca. Ese mismo día, un puñado de periodistas turcochipriotas estrenaron en las ondas Radio Mayis, con emisiones en griego y en turco. En palabras de Kahvecioglu, “Radio Mayis es un tributo a Europa”.

¿Qué emisión tiene más audiencia?

Nuestro programa bilingüe de los sábados (disponible en Internet), que tiene su propia audiencia pro-reconciliación (pro-solutionist).

Durante la fiesta nacional de una de las dos comunidades, ¿en qué términos se manifiesta su audiencia en sus emisiones especiales?

Usamos un vocabulario ‘común’, pues creemos formar un mismo territorio. Lo sucedido el 20 de julio de 1974 se conoce como ‘Operación Paz Feliz’ por los turcos, y como ‘Invasion y ocupación’ por los griegos. En Radio Mayis no usamos ninguna de estas expresiones: en 1974 ambas partes fueron víctimas. Queremos que cada parte entienda el sufrimiento de la otra, trabajando con elementos de empatía y autocrítica. Hemos adoptado la terminología de la ONU: Sector turco de Chipre y sector griego de Chipre. Nada de ‘norte de Chipre’.

¿En qué sector tienen más audiencia?

Es una emisora con base en el sector turco de Chipre: la mayoría de nuestros oyentes residen en él. Eso sí, los programas bilingües se retransmiten en el sector griego por otras radios. La comunidad griega tiene el poder y no siente necesidad de cambios como los turcochipriotas. Además, existe algo de desconfianza, pues creen que las radios turcas están bajo el control de las autoridades. Es una pena, pues necesitamos el apoyo de los grecochipriotas.

¿Qué lazos mantienen con organizaciones europeas o mundiales?

Al principio recibimos soporte técnico de una fundación con sede en Washington, que nos mandó expertos para ayudarnos a organizar la programación y nos formaron. Hoy por hoy, recibimos más ayuda de la ONU que de la UE.

¿Por qué montar una radio con emisiones bilingües en vez de un diario en dos idiomas?

Ya existe un diario trilingüe llamado Dialogue, y soy uno de sus fundadores. Tiene mucho éxito: con temas culturales y políticos de actualidad, como la gestión del agua. Yo provengo del medio escrito, pero la radio no es solo un medio rápido y sencillo de llegar a mucha gente, sino el nexo entre los dos sectores. Las voces viajan sin pedir permiso.

¿Cuál es la mayor desinformación que sufren ambos territorios chipriotas?

Los territorios de Chipre sufren desinformación, pero también información errónea, manipulaciones, etc. El objetivo de Radio Mayis es corregir la información sucia, en cada campo, para desactivar tensiones. Pero los dirigentes de ambas comunidades están en contra de esto, prefieren que su gente se ocupe solo de su comunidad.

¿Puede darnos un ejemplo de situación en la que Radio Mayis pudo desactivar una tensión?

Hace unas semanas, una de las fronteras fue cerrada durante tres horas por parte de los soldados grecochipriotas, en contra de los acuerdos entre ambas comunidades. Al final, averiguamos gracias a un soldado de la ONU que unos soldados turcos habían cruzado las líneas griegas tres veces durante aquella tarde, como provocación. En respuesta, los griegos cerraron la puerta. En cambio los dirigentes turcos emplearon el caso para desahogarse contra la comunidad griega. Cada tensión que crean justifica sus posiciones radicales en contra de la otra comunidad.

Gracias a su experiencia en prensa, televisión y radio, es usted testigo privilegiado del rol de los medios en Chipre: ¿cuál es su opinión?

En Chipre, la principal batalla política es la batalla de los medios. Cada día sacan noticias provocadoras para crear una atmósfera negativa. Durante mucho tiempo, los periodistas han sido la ‘voz del poder’. Pienso que los periodistas y los profesores son dos comunidades responsables de la tensión en la isla desde hace 30 años.

Pero ahora hay diálogo, y las comunidades tienen nociones una de otra…

Hoy tenemos diálogo, pero cooperación aún no. El diálogo se ha desarrollado, pero sin mucho sentido.

¿Mejora al menos la comprensión mutua?

Los turcochipriotas siguen siendo percibidos como los otros. Hace unos años, tras la apertura de fronteras, un empresario griego de Nicosia me invitó junto a mi mujer a cenar en su casa. Tras la cena, cuando su mujer recogía los platos de la mesa, la mía se ofreció a ayudarle. Ya en la cocina, mi mujer quiso lavar los platos, a lo que la otra dijo: “¿Ves esta máquina? Se llama lavavajillas y lava los platos solo. Tenemos suerte, no debemos lavar los platos”. ¡Nosotros habíamos cambiado el nuestro unas semanas antes…!

El año pasado conté esta anécdota en una presentación en Atenas para ilustrar que los turcochipriotas no estamos considerados como semejantes. Al terminar el acto, un viejo amigo grecochipriota me dio un abrazo y me preguntó: “¿Era mi mujer?” Por poco me caigo: ¿Su mujer también pensaba así?