Rajoy apuesta por recuperar la Agenda de Lisboa

Artículo publicado el 3 de Mayo de 2009
Artículo publicado el 3 de Mayo de 2009
A su paso en Varsovia por el congreso del Partido Popular Europeo, el líder de la derecha española se ha manifestado convencido de que “serán las pequeñas y medianas empresas y los autónomos quienes saquen a Europa de la crisis”.

El paso de Mariano Rajoy, jefe de la oposición española al gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, en el congreso de los populares europeos ha sido muy discreto de cara a la galería, pero nítido durante los debates anexos al gran plenario. Apenas abrió la boca durante un par de minutos para criticar la política migratoria del presidente español, frente a los 15 minutos que los demás líderes conservadores europeos dispusieron para presentar sus credenciales conservadoras ante las elecciones europeas. No obstante, durante un desayuno junto a primeros ministros y el presidente de la Comisión europea, trazó en clave nacional las líneas maestras de lo que el PP español quiere defender en Europa. Tras recordar a los asistentes que la tasa de paro española ha alcanzado el 17% con 4 millones de desempleados, mientras el déficit público superará el 8% del PIB al cabo de 2009, hizo una apuesta decidida por recuperar la Agenda de Lisboa para hacer de Europa la economía basada en el conocimiento y la tecnología más potente del mundo, así como el Pacto de Estabilidad. Son ambos programas sendos fracasos de la Comisión europea presidida por el conservador portugués Durão Barroso. Rajoy criticó la política de la izquierda y su “exceso del Estado”, al tiempo que reclamó medidas de cohesión social “para defender el modelo social europeo”, insistiendo en que “la política social es una de las señas de identidad del Partido Popular Europeo”. En clave europea, Rajoy ha renovado la convicción del PP de la necesidad de poner en marcha el Tratado de Lisboa, así como impulsar el mercado común energético y la interconexión eléctrica europea. En clave nacional, se ha mostrado “preocupado por la revisión de las ayudas directas a los agricultores y la posible renacionalización de la Política Agrícola Común”, contra las que ha emitido su disconformidad.

Fernando Navarro