Referéndum en Holanda: ¿Qué es lo que está en juego?

Artículo publicado el 6 de Abril de 2016
Artículo publicado el 6 de Abril de 2016

Hoy, 6 de abril de 2016, los votantes holandeses están llamados a las urnas para decidir si su Gobierno debería ratificar el Acuerdo de Asociación UE-Ucrania. Pero ¿sobre qué trata este referéndum? ¿Cuáles son los principales argumentos a favor y en contra del acuerdo? ¿Qué puede pasar cuando termine el recuento de votos?

Eurófilos de toda Unión Europea estarán observando el referéndum en Holanda con el corazón en un puño, con la última vez que los holandeses fueron llamados a opinar sobre un tema relacionado con la UE en mente. El miércoles 14 de junio de 2005, un 61,5% votó "no" en el referéndum para ratificar la Constitución Europea.

Aunque el referéndum de hoy no será vinculante, el Gobierno necesitará igualmente responder ante el resultado. El tratado necesita de una ratificación unánime y Holanda es el único país miembro de la UE que todavía no ha firmado el acuerdo. Un "no" por parte de los holandeses supondría el aborto del tratado.

GeenPeil y el referéndum

El 7 de julio de 2015, el Senado holandés aceptó ratificar el Acuerdo de Asociación UE-Ucrania. Sin embargo, una nueva ley sobre referéndums consultativos, que entró en vigor el pasado 1 de julio, hacía posible forzar al Gobierno a retirar decisiones políticas en casos que contaran con el apoyo de más de 300.000 firmas.

GeenPeil ("No al voto") –un grupo de acción conjunta, liderado por la revista partidista online GeenStijl– recogió 427.939 solicitudes en seis semanas para retirar la decisión. Entonces se convocó el referéndum, que GeenPeil colocó en la agenda como una victoria para la democracia. Independientemente del resultado de la votación de hoy, el Gobierno aún podría decidir ratificar el tratado, pero este resultado habrá enviado ya una señal clara.

O así será, si suficientes personas se presentan. El referéndum tiene un umbral electoral del 30%, y las encuestas no se muestran del todo de acuerdo si se alcanzará o no esta cifra. Esta incerteza ha provocado a los comentaristas de todo el espectro político, que han ofrecido consejos de voto contradictorios en todos los grandes periódicos del país.

¿De qué va realmente este referéndum?

El Acuerdo de Asociación UE-Ucrania no trata de la pertenencia de Ucrania a la UE, sino de la libertad de comercio entre la Unión Europea y Ucrania y que trata entre otros asuntos el medio ambiente, la calidad de los productos y la seguridad alimentaria. El acuerdo también incluye cláusulas sobre derechos humanos y democracia. Según de Volkskrant, la Unión Europea tiene acuerdos similares con Serbia y Montenegro.

La razón por la que GeenPeil pidió este referéndum no parece estar tan vinculada al contenido del acuerdo en lo que respecta a la libertad de comercio o los derechos humanos. En una controvertida entrevista con de VolkskrantBart Nijman, uno de los instigadores del referéndum, dijo la semana pasada que no le preocupaba el acuerdo de asociación con Ucrania en sí. GeenPeil ha enmarcado el referéndum claramente como una victoria para la democracia y como un recordatorio para las élites políticas de que deben tomar en cuenta a la opinión pública a la hora de tomar decisiones.

Los consejos de voto varían según la dicotomía entre el contenido del acuerdo y el valor simbólico del referéndum. Quienes se oponen a los referéndums –incluyendo a algunos importantes comentaristas políticos e intelectuales holandeses– recomiendan a los votantes que se abstengan, para que la participación no alcance el umbral del 30% y no sea legítimo.

Quienes apoyan el acuerdo utilizan el mismo enfoque y recomiendan el "voto estratégico", teniendo en cuenta que el "no" es el que actualmente lidera las encuestas. Otras voces, entre las que destaca la del Ministro de Asuntos Exteriores holandés Bert Koenders, aseguran que no existe un voto estratégico y que cada uno debería votar de acuerdo a sus convicciones.

El actual Gobierno ha estado haciendo campaña a favor del acuerdo, pero varios comentaristas políticos han afirmado que estas campañas han empezado demasiado tarde y que han sido demasiado blandas para que el Gobierno mostrara un convencimiento real.

Los partidos populistas y euroescépticos, como el derechista Partido de la Libertad (PVV) y el izquierdista Partido Socialista (SP), se oponen al acuerdo. Sus principales argumentos incluyen un desencanto general respecto a la Unión Europea y el miedo de provocar a Rusia si se implementan acuerdos con Ucrania.

Implicaciones

Si el referéndum alcanza el umbral mencionado, la pregunta versa sobre cuáles serían sus implicaciones.Un "sí", que según las encuestas parece improbable, probablemente significaría la ratificación del acuerdo por parte de Holanda.

Este resultado estaría en la línea del descontento en el país con respecto a Rusia por la muerte de 193 ciudadanos holandeses en 2013 en el accidente aéreo del MH17, que fue potencialmente causado por los rebeldes pro-rusos en la región de Donbas en Ucrania.

Sin embargo, un "no" requeriría que el Gobierno se replanteara la ratificación del tratado, lo que pondría en peligro el futuro del tratado en sí.

---

Artículo publicado por la redacción de nuestro equipo local de Cafébabel Aarhus.