Referéndum lingüístico en Letonia: ¿ruso? No, gracias

Artículo publicado el 6 de Marzo de 2012
Artículo publicado el 6 de Marzo de 2012
No es la decisión final lo que más importa, sino el número de personas que acuda a votar contra lo que podría terminar causando la discriminación de su lengua materna, el letón. Este referéndum envía un mensaje político a Europa sobre la discriminación a la que se enfrenta la comunidad rusa.

Del 70% de los votantes letones que acudieron al referéndum, el 75% está en contra de la iniciativa de honrar el ruso como la segunda lengua oficial del país cuando es ya la segunda más hablada. El 25% restante incluye mi voto en una caja de cartón, haciendo de mí uno de esos cuatro ciudadanos con estado de ánimo democrático.

18 Febrero 2012

Sin embago, los que saben leer entre líneas saben que la situación no es tan desalentadora. Para empezar, solo el 35% de la población letona considera el ruso su lengua materna (este número incluye a los no-ciudadanos sin derecho a voto). Así que, ¿para qué un referéndum si el ganar está más bien crudo? ¿Tratamiento injusto de las minorías y dictadura de la minoría?

¿Tratamiento injusto de las minorías o dictadura de la minoría?

Durante años, el grupo de orientación rusa en la oposición, "lengua materna", (Dzimtā valoda) ha estado luchando contra la clausura de colegios rusos y la discriminación lingüística. "Nuestro referéndum es un gran intento de agitar el parlamento letón y demostrar que hay un gran porcentaje de la comunidad rusa en el país", dijo el líder del partido, Vladimir Linderman, en una entrevista a Radio Freedom. "Tenemos regiones enteras y ciudades en donde el voto positivo supera el 50%. Podemos abrir el telón de la ignorancia y arrastrar el asunto de la discriminación al centro de atención europeo".

Las autoridades letonas sienten el calor. Más allá del despliegue de medios acerca de una gran victoria electoral, el presidente, Andris Berzinsh, vio el referéndum como un "serio reto y una lección para los letones", antes de solicitar enmiendas en la Constitución. "Este referéndum ha creado una amenaza real a la fundación de nuestra Constitución, nuestro idioma. Necesitamos enmendar ciertos puntos en nuestros estatutos relacionados con el inicio del referéndum. Esto impedirá la dictadura de la minoría en un país democrático". Complicando el proceso de cara a cualquier referéndum futuro, el Estado ha mostrado sus intenciones de barrer los asuntos políticos perjudiciales de debajo de la alfombra. Si Andris Berzinsh es el ferviente guardián de la democracia, ¿por qué está la mayoría presionando a la minoría en este país "democrático"?

El significado de ser un miembro de la UE

En vez de ayudar a la gente a integrarse en la sociedad, para lo que Letonia ha recibido fondos de la Unión Europea desde que se unió a ella en 2004, los dirigentes están reprimiendo a los rusos, que tienen un apetito más feroz que nunca. Las multas en las empresas que utilizan el ruso en el trabajo se están multiplicando de tal manera que puedes dar por enterrado tu negocio una vez has sido multado. Los partidos políticos que defienden las minorías no han sido aceptados en coalición a pesar de haber ganado 31 de los 100 escaños del Parlamento. El sistema educativo está transformándose, los colegios están siendo cerrados y 320.000 personas siguen sin tener la ciudadanía después de que haya sido eliminada sin razón aparente. Todas estas fobias letonas me dan ganas de pellizcarme para despertar. No puedo creer que esto esté pasando en el siglo XXI, después de haber sobrevivido a dos guerras mundiales y mantener la paz durante la era nuclear. No necesito que el ruso sea lengua oficial si va a crear más hostilidad. Solo quiero que tenga un estatus legítimo para que los pensionistas puedan tener la receta de las medicinas en su lengua materna.

Fotos: graffiti en Riga, Lativa (cc) swishphotos/ flickr; texto: voto en referendum © Jakarta Val/about.me/swishfish/ video (cc) euronewes/youtube