Regreso a Rumanía

Artículo publicado el 2 de Noviembre de 2013
Artículo publicado el 2 de Noviembre de 2013

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Foto y texto de Elisabeth Blanchet

Escudriñaban a través de los barrotes con los ojos como platos, sus cuerpos escuálidos atados a las camas en las que dormían. ¿Quién podría olvidar las terribles imágenes de los huérfanos rumanos en primera plana tras la caída del dictador rumano Nicolai Ceausescu en 1989?

Después de la ejecución de Ceausescu, salió a la luz que se habían estado escondiendo cientos de miles de niños maltratados y descuidados en instituciones decrépitas de todo el país.

Yo fui testigo de las vidas de estos niños cuando trabajé en Rumanía con una organización benéfica que habíamos creado con unos amigos, Action Orphelins. Entre 1993 y 2000, visité el mismo orfanato en Popricani, cerca de Iasi, en el noroeste del país y establecí una estrecha relación con algunos de los muchos niños que vivían allí en condiciones atroces.

En diciembre de 2006, justo antes de la adhesión de Rumanía a la UE, revisé todo el archivo fotográfico desde los 90, redescubriendo cientos de instantáneas olvidadas de rostros que nunca podría olvidar.

Me pregunté qué habría sido de ellos, así que regresé a Rumanía para averiguar su paradero.

Tras unos cuantos viajes desde 2006, logré encontrar más de una treintena de niños. De entre ellos, unos pocos habían abandonado o intentado abandonar el país. Florin había intentado venir a trabajar al Reino Unido, pero había acabado siendo explotado por una banda de traficantes y había vuelto a Rumanía. El tráfico sexual hizo que B. acabara en Italia, antes de ser rescatada y devuelta a su pueblo. Después, dos años más tarde, se mudó a Suiza junto con su hermana gemela A. para trabajar como empleadas domésticas y niñeras. Y Radu, el cual, después de estudiar Veterinaria, vino algunos veranos al Reino Unido a trabajar como recolector de fruta para ahorrar algo de dinero para su joven familia en Rumanía.

Aquí están sus retratos de aquel entonces y de ahora, así como fotos en blanco y negro de los 90 y otras en color tomadas en los últimos seis años.