Regreso al futuro: grandes ciudades europeas de vanguardia

Artículo publicado el 4 de Febrero de 2010
Artículo publicado el 4 de Febrero de 2010
¿Se habrán superado ya los 828 metros del rascacielos Burj Khalifa inaugurado en Dubai a principios de enero? Parece que en las ciudades de hoy se tiende más hacia lo vertical que hacía lo horizontal. Las palabras clave son: felicidad, ecología, materia gris y economía. Y como ejemplo en Europa tenemos París y Cracovia

Zafarrancho de combate: en el campo de batalla, arquitectos, políticos y sociólogos preparan grandes proyectos de desarrollo para las grandes ciudades europeas. Un ejemplo de ellos es el del ‘Grand Paris’ en Francia. Pero esta gran afluencia de ideas en el tema sobrepasa las fronteras de Île de France (Isla de Francia, la región que agrupa ocho departamentos y cuya capital es París) y de Europa. Este año, la Exposición Universal tendrá lugar en Shanghai, en la que se esperan 70 millones de visitantes, con un único eslogan: “Mejor ciudad, mejor vida”. Vayamos tras las huellas de una ciudad más agradable.

Seamos buenos

Antonio Duarte es un arquitecto urbanista enérgico. Nos vimos en Montmartre, el barrio bohemio y turístico de París. Presidente de la asociación Grand Paris, es un buen conocedor del tema de la ciudad como espejo de la sociedad. Y como experto tiene una visión crítica de la “idea” que tiene de ello la capital francesa y el presidente del país, Nicolas Sarkozy. Para Duarte, lo más importante es que desaparezcan los guetos que encierran a los más desfavorecidos y sus dificultades, como el paro, atrapados en una realidad indestructible. Y para ello nada de modelos futuristas: la ley francesa SRU (Solidaridad y Renovación Urbana) impone un 20% de alojamientos sociales por municipio. Se trata de un objetivo concreto, pero para que el futuro no sea tan lejano habrá que seguir el camino del ‘índice de felicidad’ para disfrutar así de una ciudad moderna y que las grandes urbes sean más agradables. 

En un laboratorio temporal, especialistas en urbanismo, arquitectura, ecología y meteorología, movilidad o filosofía han colaborado mano a mano con laboratorios de investigación del MIT de la Universidad de Oldenburg y de la TU (Universidad Técnica) de Berlín para desarrollar el concepto de una metrópolis de la era Post-Kyoto (bajo la dirección del estudio de arquitectura con base en Berlín y París LIN). ¿París como ciudad pionera en la materia? En todo caso los diez proyectos de estudio han sido propuestos por Nicolas Sarkozy. A pesar de algunas diferencias, los especialistas están de acuerdo en la necesidad de aumentar la superficie habitable y los espacios verdes.

La ecología exige

Expo Wyspianski

La ciudad del futuro será ecológica. Para comprender las implicaciones concretas que se esconden tras este título hay que ir a Cracovia. Jan Machowski es agregado de prensa de la Cancillería del Presidente de la ciudad de Cracovia. Para él, la estrategia llevada a cabo en una de las ciudades polacas más antiguas, situada al sur del país, será capaz de, en un futuro, de “hacerle la competencia a los vehículos privados”. Lo más importante: los transportes públicos, la construcción de aparcamientos públicos en el centro de la ciudad y de caminos periféricos, inversiones para desarrollar un tranvía rápido… Y la guinda en el pastel: actualmente existe una red pública de alquiler de bicicletas y 50 terminales estarán disponibles en 2010 para recargar los coches eléctricos. “Hoy en día, todos los autobuses urbanos de Cracovia responden a las normas de emisión de gas carbónico y el número de vehículos de gas natural comprimido (GNC) aumenta todo los años”, añade el orgulloso comunicador. ¿Dejará Cracovia de contaminar el Vístula? En el este de la ciudad se está construyendo una depuradora ecológica que debería estar en marcha en 2014, así que todo va por buen camino...

Polos científicos

El Parque de la DiversidadSin embargo, tras estos proyectos costosos hay materia gris. Y los creadores del concepto de ciudades del futuro lo han entendido bien, ya que desde el punto de vista de la tecnología, las ciudades se hacen competitivas e invierten en la educación y en la investigación. El primer sector tecnológico de Francia se ha ido formando poco a poco en el campus de Saclay, al sur de París, y su desarrollo internacional forma parte del proyecto 'Grand Paris'. De vuelta a Polonia, en la Universidad de Silesia, en Katowice (una ciudad más bien gris, de herencia industrial), están construyendo un centro de innovación científica y una biblioteca con la intención de que se convierta en uno de los lugares más modernos del país en términos de investigación y accesibilidad. 

Pero en Europa, nada se hace sin dinero. Por ello, la ayuda económica de la UE es esencial para el desarrollo de las ciudades que fijan la mirada más allá de sus fronteras. Podemos verlo en el este del continente, donde se crean lazos en Viena, que refuerza la colaboración con Bratislava, en Eslovaquia, viva y cosmopolita, o entre otras ciudades más pequeñas como Brno en República Checa. Así funciona esta influencia mutua de culturas y el desarrollo económico. Los nuevos centros geopolíticos que se han creado de esta manera pasan a formar parte de las ciudades que desean tener trascendencia europea y, sobre todo, supranacional. 

Fotos : benromberg/flickr ; AlphaTangoBravo / Adam Baker / flickr ; smif/flickr ; dalbera/flickr