Regreso de los mosqueteros franceses al poder

Artículo publicado el 14 de Septiembre de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 14 de Septiembre de 2007

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Los franceses tienen la reputación de ser los más hostiles a la globalización. Sin embargo, con numerosos conciudadanos a la cabeza de organizaciones internacionales, son sus más influyentes organizadores.

Este mes de septiembre, Francia presidirá el Consejo de Seguridad de la ONU. Mientras, se intuye que el antiguo Ministro de Economía, el socialista Dominique Strauss-Kahn, se pondrá al frente del Fondo Monetario Internacional. Desde el año 2000, Francia coloniza sin complejos las altas esferas de los organismos internacionales. ¿Pero qué es lo que en realidad sabemos de esos emisarios, tan potentes como desconocidos del gran público?

Jean-Claude Trichet en el BCE: bajo el fuego de las críticas

Desde noviembre de 2003, Jean-Claude Trichet es el presidente del Banco Central Europeo. En 1978, era consejero técnico en el Elíseo, bajo la presidencia de Valéry Giscard d’Estaing. Acto seguido, pasó a ser director de gabinete de Édouard Balladur en el Ministerio de Economía. Creado en 1998 con el objetivo de mantener la inflación de la zona Euro en torno al 2% y un alto nivel de empleo, el Banco Central Europeo es el banco de la Unión Europea.

Los altermundialistas y ciertos economistas le reprochan luchar contra la inflación sin preocuparse del crecimiento económico, ni de la tasa de paro de los países miembro. Sugieren así someter el BCE al Parlamento Europeo y al Consejo Europeo de ministros. De momento, es ésta independencia del Banco Central la que impide a los gobiernos tomar medidas monetarias electoralistas.

Pascal Lamy en la OMC: talentoso pero controvertido

Pascal Lamy es el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC) desde 2005. Al principio de su carrera, fue destinado a la Inspección General de las Finanzas francesas, antes de entrar en los gabinetes ministeriales de la época. Dirigió después el gabinete del Presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, mientras relanzaba el Crédit Lyonnais, por entonces muy endeudado. También fue durante 10 años Comisario Europeo para el Comercio Internacional.

Nombrado al frente de la OMC, Lamy atrajo la furia del Presidente de Francia Jacques Chirac, en especial por criticar sin complejos la política de su gobierno y su incapacidad para respetar el pacto de estabilidad.

La OMC tomó el relevo del Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles (GATT) en 1995. Incluye 150 Estados, y pretende eliminar los obstáculos al comercio mundial. Algunos critican, por ejemplo, la reciente liberalización de los intercambios agrícolas puesta en marcha por Lamy que -según ellos– incrementará la inseguridad alimentaria y tendrá consecuencias catastróficas sobre el medio ambiente.

Jean Lemierre en el BERD: la cultura de los resultados

Jean Lemierre fue director general de los Impuestos, y después del Tesoro francés (1995-2000). A continuación, presidente del Comité Económico y Financiero Europeo. Hace poco, Lemierre también sonaba como candidato a la presidencia del FMI, pero Francia y la UE han preferido sostener la candidatura de Strauss-Kahn.

A lo largo de sus dos mandatos al frente del BERD, Jean Lemierre ha permitido a ochos países del antiguio Bloque del Este que entraron en la UE en 2004 recuperar un poco su retraso con repspecto a los demás Estados miembro. De aquí a 2010, el BERD podrá retirarse de esos 8 países con el fin de concentrarse en los otros 19 Estados de su zona de actividad, en especial Rusia.

El BERD fue creado en 1991 con el fin de favorecer la transición hacia una economía de mercado en los países de Europa central y oriental. A su vez, se preocupa por promover un desarrollo sano y sostenible en lo que concierne el medio ambiente. Es decir, una misión de servicio público, realizada según métodos de intervención de tipo privado.

Louis Gallois para EADS: atípico pero apreciado

En 2007, Louis Gallois se ha convertido en el Director General de EADS, poniendo fin a la estructura de dirección bicéfala de la empresa alemana. Antes de eso, trabajó en despachos de diversos ministerios. También ha sido presidente de la SNCF (como la RENFE, pero francesa), durante 10 años, copresidente de EADS y Director General de Airbus. Hecho insólito, al marcharse de la SNCF, hasta los sindicatos alabaron las cualidades de este jefe atípico.

EADS (European Aeronautic Defence and Space Company) es un grupo especializado en la aeronáutica civil y militar y en el espacio, creado en el año 2000 tras la fusión de tres empresas, alemana, española y francesa. En la jerarquía del mundo de la aeronáutica, EADS rivaliza por la primera plaza con Boeing. En 2007, la obtuvo Boeing por un problema de retrasos del avión europeo A380 en 2006.

Foto Strauss-Kahn (Le Jhe/Flickr); Foto, Trichet (Comisión Europea); Foto Lamy (PE Weck/Flickr); Foto Lemierre (Comisión Europea); Foto Gallois (EADS)