Revista de prensa: Avance de la derecha en Austria

Artículo publicado el 30 de Septiembre de 2008
Artículo publicado el 30 de Septiembre de 2008
En las elecciones anticipadas al Parlamento austríaco los partidos de gobierno SPÖ y ÖVP, de la gran coalición que se disolvió en julio, han sufrido graves pérdidas. Por el contrario, los partidos populistas de derecha, han obtenido el 30 por ciento de los votos. ¿Cuáles son las causas del éxito de la derecha?

Neue Zürcher Zeitung - Suiza

(Foto: Thomas Jantzen SPU/ Werner Faymann/ Flickr)

El periódico Neue Zürcher Zeitung retrotrae el triunfo de los populistas de derecha en Austria a la política de los partidos de Gobierno SPÖ y ÖVP. "Los y las votantes resultan más previsibles que los políticos. Le pasaron a los dos grandes partidos SPÖ y ÖVP la factura que se merecían. [...] Se puede prever lo difícil que será constituir nuevamente un Gobierno a partir de este embrollo. A no ser que al final resultara una típica gran coalición al estilo austríaco. La misma sería, en efecto, dirigida por un nuevo canciller, el nuevo jefe del SPÖ, Faymann. Pero como este ya se ha perfilado como un ágil maestro en la falta de principios en aras del pragmatismo, no queda nada bueno que esperar. Dichosa Austria, puedes seguir haciendo chapuzas".

Delo - Eslovenia

(Imagen: Wikipedia)El periódico Delo critica la falta de distancia de los partidos de centro respecto a los argumentos de los partidos de derecha: ''En la campaña contra la UE que se llevó a cabo en todo el país, hasta los socialdemócratas se acabaron uniendo en la fase final a los partidos de derecha. Eso evidencia algo: Si no viene nada bueno de Bruselas –como la mayoría de los austríacos piensa a pesar de las convicciones opuestas de la ministra de Asuntos Exteriores– quienes salen ganando más son los que promueven lo austríaco como mayor bien. Los liberales (FPÖ) de Heinz-Christian Strache y la Alianza por el Futuro de Austria (BZÖ) de Jörg Haider han obtenido prácticamente un tercio de todos los votos y, si ambos dirigentes no estuvieran enemistados, ¡incluso uno de ellos podría ser canciller austríaco! [...] El gobierno que quiera hacer de Austria un país todavía más exitoso y orientado a Europa tendrá que trabajar duramente para mejorar las malas costumbres de los políticos, las cuales perduran desde la Segunda Guerra Mundial". Barbara Kramzar

Süddeutsche Zeitung - Alemania

(Image: versal.at/ ORF2/ Flickr)Para el periódico Süddeutsche Zeitung, el avance de la derecha en las elecciones parlamentarias austríacas representa una reacción al egoísmo de los partidos: "Es justo que haya salido más perjudicado el Partido Popular (ÖVP): Había caído en una forma de destrucción de la que ni siquiera eran capaces los vengativos socialdemócratas (SPÖ). [...] El vicecanciller en funciones, Wilhelm Molterer, [...] tendrá que renunciar. Con ello obtendrá el ÖVP también la oportunidad de desembarazarse de un espíritu lóbrego -el del anterior canciller, Wolfgang Schüssel. [...] También con ello se derrumba el mito que Schüssel se cuidaba tanto de mantener: El de que mediante la participación en su Gobierno del político de extrema derecha Jörg Haider en el año 2000, le habría quitado su efectividad y carisma. Ni por asomo: Haider ha elevado al BZÖ, un producto risible de una fractura de su viejo Partido Liberal (FPÖ), al cuarto partido más fuerte de Austria. La confusión social en uno de los países más florecientes de Europa es el núcleo del desastre austríaco". Michael Frank

(Fotos: Thomas Jantzen/ Werner Feymann/ gerhard.loub/ Flickr)

La Repubblica - Italia

(Foto: rpeschetz/ Flickr)El periódico La Repubblica describe el resultado de las elecciones para el Parlamento austríaco como reto vienés de la Unión Europea: "En Austria triunfa la derecha radical, un triunfo apabullante. En una magnitud e importancia política única en la Historia de la época de posguerra de Europa. [...] Va a ser prácticamente imposible en Viena formar un gobierno sin la derecha radical o contra ella. La UE, que hace años, cuando el Partido Popular (ÖVP) de Wolfgang Schüssel formó coalición con el del populista de derecha Jörg Haider, impuso sanciones políticas contra la República alpina, debe afrontar un reto para el que no está en absoluto preparada. [...] Las cifras parecen señalar una sola posibilidad: de nuevo una gran coalición de los socialdemócratas (SPÖ) y del conservador Partido Popular (ÖVP). Pero políticamente es imposible confirmar esta posibilidad, por una parte por el clima envenenado entre ambos partidos, por otra parte por el revés con el que los electores los han castigado. Bruselas deberá hallar una respuesta convincente [...] a esta nueva situación". Andrea Tarquini

Este revista de prensa ha sido proporcionada por