Revista de prensa: La derecha europea después de Haider

Artículo publicado el 13 de Octubre de 2008
Artículo publicado el 13 de Octubre de 2008

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Tras el fallecimiento del populista austríaco de derecha Jörg Haider, la prensa europea especula sobre las consecuencias de las negociaciones para una coalición en Austria y sobre el futuro de los partidos de derecha en Europa. El Partido de Haider, la Alianza por el Futuro de Austria (BZÖ) podría volver a unirse con el Partido Liberal Austríaco (FPÖ)

Die Presse - Austria

El fallecimiento de Haider podría llevar a una reunificación de los partidos de derecha de Austria, orientada en base al ejemplo de los partidos conservadores alemanes CDU (Cristianos Socialdemócratas) y la CSU (Unión Socialcristiana de Baviera), opina el periódico Die Presse: Para una continuación exitosa del BZÖ que, tanto a nivel programático como personal, representa una nulidad política sin Haider, existe fuera de la región de Carintia solo una posibilidad imaginable: la continuación de la lucha de Haider contra 'el sistema' en memoria de su fundador, que tiene perspectivas de éxito debido a la presión, ahora cada vez mayor, en dirección a una gran coalición. [...] Con la decisión de nombrar como sustituto a Stefan Petzner, amigo y portavoz de prensa de Haider, se insinúa además que el BZÖ se concentrará en Carintia, allí donde Haider habría conseguido una absoluta mayoría gracias a su carisma, que le permitiría permanecer en el poder aún más allá de la muerte. La llamada para reunificar 'el tercer grupo' sobre la tumba de Haider, podría bien desembocar en la a menudo discutida solución del 'CDU/CSU'.

Michael Fleichhacker

Dnevnik - Eslovenia

El periódico Dnevnik escribe en su página de Internet sobre Jörg Haider: A nivel europeo, Haider no era ni una figura política relevante ni una pesadilla. Era más bien un discurso político de la efímera tercera vía de final del último siglo. Para las relaciones de Eslovenia con Austria, sobre todo en relación con la minoría eslava en Carintia, él era definitivamente el principio de todos los males. [...] La pregunta es si Haider era de una magnitud política tal que haya dejado un vacío político no solo en Carintia sino también en toda Austria. Este quizás se llenará con rapidez. Una unión de su ex-partido FPÖ y de su partido BZÖ podría poner punto final a su biografía –una biografía sobre una rara avis que tenía trato con Gaddafi y Saddam Hussein, pero que en Viena solo tenía acceso limitado. El vacío en Carintia dará la respuesta sobre el verdadero valor de Haider.

Dejan Kovac

Lidové noviny - La República Checa

Con Jörg Haider se despide el icono del populismo europeo de derecha. Pero el éxito de esta política no se va con él, escribe el periódico Lidové Noviny: ¿Cómo se debe uno comportar en relación con una fuerza política que ha sido cultivada por Haider durante un cuarto de siglo, por la cual votaron en las últimas elecciones un total del 28 por ciento de electores y que seguramente vaya a formar parte del Gobierno de Viena? No ayuda demasiado encasillar a Haider y a sus electores en el cajón xenófobo, neonazi. [...] Haider no era un nacionalista, era un demagogo. Aún en los años 80 le reprochó al Gobierno no ser lo suficientemente pro-europeo. Diez años después, se transformó en opositor del ingreso en la UE. Si se cree a sus opositores, se dirigía a las mismas capas de electores que Hitler en otra constelación. Pero esos electores siguen existiendo también hoy.

Zbyněk Petráček

De Standaard - Bélgica

El mérito de Jörg Haider es haber creado un agarrotado sistema político en Austria. Su legado consiste en dejar un país con una debilidad por el populismo, la xenofobia, los antiguos sentimientos nazis y la política de ruptura. [...] Al final, el éxito de Haider tampoco supuso una victoria completa para la extrema derecha europea. Más que Le Pen en Francia o Filip Dewinter en Flandes, Haider fue el estandarte de la antigua extrema derecha europea. Pero los sueños efímeros de una lista conjunta de extrema derecha europea se truncaron rápidamente en las controversias entre ellos y porque Haider anteponía su ego a tal proyecto político. También el  Vlaams Belang (partido flamenco de derecha), que enviaba el sábado telegramas de condolencia a Austria, rompió en 2005 con Haider. El héroe ensalzado durante años era descrito de repente en la revista de Vlaams Belang como alguien que cambiaba de punto de vista como quien cambia de camisa.

Jorn de Cock