Revolución.com: ¡Libera al activista on line que hay en ti!

Artículo publicado el 7 de Junio de 2011
Artículo publicado el 7 de Junio de 2011
El 'Día de la Ira' en Ucrania, movimiento on line organizado el 14 de mayo para protestar en contra del presidente del país; la red bielorrusa, única forma de sortear la propaganda del régimen o el papel de Internet en la Primavera Árabe. Todos son ejemplos del creciente uso de la red como plataforma desde la que promover cambios sociales.
Hablamos sobre el tema con Peter Ludlow, activista en pro de los derechos cibernéticos y profesor de filosofía en la Universidad de Northwestern (Illinois). Entrevista

En Ucrania, los ciudadanos empiezan a estar cansados del exceso 'ilegal' de poder que ostenta su presidente, Victor Yanukovych, quien canceló en 2004 los cambios de la Constitución y ha promulgado recientemente varias reformas desfavorables para los grupos sociales más vulnerables. El pasado 14 de mayo, la agrupación Спільна справа (algo así como el movimiento de las cosas que tenemos en común) organizó el 'Día de la Ira', para el que se crearon grupos en redes sociales como Facebook o Vkontakte. Cerca del país, en la vecina Bielorrusia, Internet es el único medio de comunicación donde se puede acceder a una información distinta a la propaganda oficial del gobierno, siempre severo con las protestas de la oposición.

Internet, más que cualquier otro medio de comunicación, permite eludir la censura de cualquier régimen. En la red, la participación y la colaboración animan a la gente y ahuyentan el miedo. Incluso cuando en enero cortaron las líneas de teléfono e interrumpieron la conexión a Internet en Egipto, los ciudadanos reunidos en la plaza Tahir escribieron mensajes similares a los estados que se publican en Facebook, transformándolos en una forma de compartir sus pensamientos aun estando desconectados. El periodismo ciudadano se ha convertido en una nueva forma de activismo e incluso los medios de comunicación tradicionales recurren a este nuevo soporte: durante la revolución egipcia, la cadena Al Jazeera transmitió vídeos grabados por los telespectadores cuando no les fue posible conseguir información de otra forma. Entrevista con Peter Ludlow sobre el nuevo ecosistema mediático y su transparencia.

Cafebabel.com: Peter, ¿la transparencia absoluta puede resultar peligrosa para nuestra sociedad, basada en la confianza en el capital?

Peter Ludlow: La gente no es forzosamente transparente en Facebook. De hecho, son muchos los que cuidan con detalle la imagen que dan de sí mismos. Algunos no lo hacen concientemente (no piensan en los potenciales empleadores) pero seleccionan lo que dicen. En muchas ocasiones, se corre el riesgo de compartir datos inadecuados con las personas erróneas.

Cafebabel.com: ¿Puede resultar peligrosa la transparencia a nivel político?

Peter Ludlow: No es particularmente peligroso, aunque pueden darse casos en los que diplomacia y transfarencia no sean compatibles. Así pues, podría defenderse que sin secretismo, la crisis cubana de los misiles hubiera acabado en guerra nuclear pues se necesitó de la opacidad en las negociaciones para que los EE.UU pudieran ofrecer la retirada de las armas de Turquía a cambio de la retirada de las cabezas nucleares rusas de Cuba.

Cafebabel.com: ¿Es Internet un nuevo espacio público?

Peter Ludlow: Si hay un espacio en el que nos comunicamos tanto en nuestra vida social como profesional, entonces podríamos definirlo como público. Puede que las instituciones privadas no lo vean con estos ojos, pero si controlan los canales de comunicación predominantes como lo hacen, se han apropiado del papel de protectores de esos canales de comunicación libres y deben, por lo tanto, gestionar esa esfera pública.

Cafebabel.com: ¿Es posible que iniciativas como la de WikiLeaks alteren las decisiones políticas?

Peter Ludlow: Ya ha provocado grandes consecuencias. La revolución en Túnez, por ejemplo, fue en parte impulsada por las revelaciones de WikiLeaks. Supongo que incidentes como este serán cada vez más frecuentes en el futuro.

Cafebabel.com: ¿Los periodistas y blogueros deberían involucrarse en ese activismo on line?

Peter Ludlow: Todos deberíamos involucrarnos. La objetividad no conlleva la inercia política (que se ha convertido en una postura política muy común, sea dicho de paso), significa que uno acepta el statu quo. Nadie es totalmente objetivo y ningún reportaje está totalmente equilibrado. La gente debería ser transparente al hablar de sus creencias políticas y después intentar decir la verdad lo mejor posible.

Cafebabel.com: Para los medios de comunicación tradicionales ¿Cuáles son las ventajas de que existan tantas fuentes distintas?

Peter Ludlow: Las mismas ventajas que aporta cualquier uso de esa multitud de fuentes. Las multitudes son más inteligentes que los individuos. En el ámbito mediático, estas multitudes representan numerosos ojos y oídos así como muchas personas que pueden corroborar la fidelidad de la información. Las multitudes de fuentes de información no son una fuente perfecta, pero son un recurso valioso para los medios de comunicación tradicionales.

Cafebabel.com: ¿Cómo deberían colaborar e interactuar los medios de comunicación tradicionales y modernos?

Peter Ludlow: ¿Existe alguna razón por la que ambos tipos de medios de comunicación no debieran colaborar siempre? De hecho, los medios de comunicación tradicionales pueden proporcionar un método preciso y exacto de análisis y comprobación de los datos obtenidos a través de los medios de comunicación modernos. Se trata de un ecosistema mediático crucial. Tanto los medios de comunicación modernos como los tradicionales desempeñan un papel fundamental en este ecosistema. Ambos se mejoran con la existencia del otro.