Rhys Hughes: Viaje a través de Europa para crecer

Artículo publicado el 4 de Abril de 2008
Artículo publicado el 4 de Abril de 2008
Este escritor galés abandonó, hace tiempo, lo real por lo absurdo y lúdico. Con Calvino entre sus mitos y Queneau entre sus maestros, os ofrecemos un retal de la Europa de las diferencias desde la Península Ibérica.

Son las dos de la tarde de un día nuboso de mediados de diciembre y tenemos una cita en el Madroño de la Puerta del Sol de Madrid con Rhys Hughes (de 41 años), escritor original de Porthcaw, una pequeña ciudad galesa.

Nos encontramos frente a un hombre de aire tímido y algo distante. Después de un té caliente en uno de los pubs irlandeses del centro, empezamos una discusión literaria, que se anima con las preguntas personales. La conversación se prolonga por las calles de la capital española, percibida a través de los ojos de este escritor trotamundos.

Hacia el descubrimiento de lo absurdo

“No quería leer escritores famosos, sino solo escritores que me supieran sorprender”, comienza Hughes. Fue así como conoció a grandes de la ciencia ficción como Arthur C. Clarke y Tolkien, ambos miembros del grupo de los Inklings (grupo literario nacido en Oxford a finales de los años sesenta). Comenzó después a leer a autores como Wolf o Harrison, y a acercarse al escapismo (tendencia de los escritores modernistas a buscar inspiración en mundos exóticos) que, siendo una forma extrema de distracción, con repercusiones literarias y filosóficas, permite “escapar del mundo real a uno mucho más simple”. Con sólo 14 años debuta en la escritura, influenciado por la "Ciencia Ficción soft y la literatura del absurdo, casi inexistente en el Reino Unido. De esta forma, conoció al “mega inteligente” "Italo Calvino, cuya presencia lo acompaña todavía hoy. El escritor italiano fue quien más le ayudó en su fuga del realismo.

Literatura lógica y matemática

“Cuando escribo tengo tres objetivos”, dice Hughes: “No imitar mi modelo, aplicar al máximo mi ingenio y buscar mi propio estilo”. Así que le pregunto cómo ha podido distanciarse tanto de Calvino: “He intentado diferenciarme, tener un estilo mío”.

Su formación científica y su descubrimiento de la OuLiPo (Oficina de la Literatura Potencial, grupo creado en Francia en los años sesenta) lo encaminaron hacia la lógica. De esta forma, empezó a divertirse escribiendo, descubriendo cómo manipular su escritura con figuras geométricas, usando los lipogramas (juegos lingüísticos que consisten en quitar una letra en un texto) para alterar el significado. “La lógica y la matemática no hacen que la literatura sea más esquemática. Sería demasiado fácil escribir en un folio entero blanco, es mejor ponerse límites”, dice retomando la base literaria oulipiana.

Transcribir la realidad se ha convertido en algo cada vez más fácil para él: su última novela realista se publicó hace dos años. Promete que lo volverá a intentar en el futuro, adaptando una historia real a un marco un poco más suyo. “La mezcla de experiencias que estoy viviendo me ayudará a rellenar este marco”.

Rhys Hughes: el escritor galés de Lisboa

Lengua mía te escribo, pero no te conozco

Hughes tiene muchos proyectos en mente. Le pregunto qué hará. “Intento viajar”, responde, y prosigue, “quiero conocer nueva gente, nuevas culturas y al mismo tiempo crecer”. Experiencias como la de vivir cuatro meses en una granja cerca de Granada, donde a veces aún no hay electricidad y reina la simplicidad más absoluta, te hacen tener ganas de escribir. Y escribir es importantísimo para no olvidar. Así transforma sus historias y las adapta a sí mismo.

Este año ha escrito un libro en portugués: A Sereia de Curitiba, solo para el público lusófono. “Es como una declaración de amor”, afirma, “a Portugal y a todos los portugueses”.

Esta no es la primera vez que escribe en una lengua que no es la suya: lo ha hecho en griego y en español, incluso sin hablarlos. Esto lo considera él un poco como su modo de diferenciarse, de ser especial. Este libro le ha permitido darse a conocer al público portugués y ampliar sus perspectivas acerca de Europa. En 2006, ha ganado el concurso de poesía Open Slam de Swansea, pero al preguntarle sobre la fama, responde que no le teme, pero que es una forma más de pretender ser especial. Su idea es escribir mil novelas con historias interconectadas. Su gran dilema es decidirse por escribir o viajar. "Los problemas serían solo dos", dice, "el idioma por un lado, porque soy vago y el dinero por otro, porque vivir sin dinero es un poco como escribir sin la E, como Perec en El Secuestro", un largo lipograma de trescientas páginas.

La Europa de las diferencias

¿Cómo vive Europa un escritor-trotamundos como él? La identidad cultural de cada país es importante y el hecho de ser galés le ayuda a sentirse todavía más diferente. Gales es un país donde el progreso es lento. En el pasado se parecía mucho a Irlanda, a la que él ama mucho, pero hoy “Irlanda crece a un ritmo más rápido”. “El afán de crítica es mucho, pero los galeses son muy orgullosos”, dice, comparándolos con los portugueses. Los últimos meses, de hecho, los ha vivido entre Portugal y España, y no encuentra muchas diferencias entre los dos países: los ve como dos periferias culturales un poco apartadas y cerradas, casi como si estuvieran olvidadas.

Hughes nota en particular que los jóvenes ibéricos están más unidos que sus coetáneos británicos y los grupos son más mixtos. “La apertura mental es por lo tanto más amplia”, dice, quizá al contrario de lo que muchos piensan.

Un ejemplo de la obra de Hughes

Rhys Hughes tiene varias novelas publicadas, unas en inglés, otras en español o portugués, y ha participado en diversas obras colectivas. Entre las más famosas citamos The Crystal Cosmos (2007), The Percolated Stars, o Evelydiad (1996).

A continuación, algunos extractos de sus poemas:

Peace

on two separate Earths is at stake,

the economies of nations

and the sanity of humanity itself! (the Crystal Cosmos)

No que diz respeito a sereias, o céu

e um país particularmente pequeno na Europa ocidental

são uma mesma coisa.

Mas ninguém mais considera o País de Gales um paraíso…(Sereia p.29)

Eis a razão porque o País de Gales,

Esse país particularmente pequeno na Europa ocidental,

é considerados pelas sereias como o equivalente ao céu. (Sereia p.44)

Para saber más acerca de Hughes, visite su blog o su página myspace.

Foto página de inicio:(Rosa/ Flickr)