Richard Dawkins: “Temer a la muerte tiene algo de ilógico”

Artículo publicado el 2 de Marzo de 2009
Artículo publicado el 2 de Marzo de 2009
Biólogo evolutivo, sonado ateo y darwiniano de pura cepa. En septiembre de 2008, el sitio web de este hombre de 68 años ha sido prohibido por un tribunal turco. Le planteamos cuatro preguntas…

Nacido en Nairobi, Richard Dawkins es un antiguo catedrático de difusión de la ciencia en la Universidad de Oxford. Su argumento era que el “gen egoísta”' (del libro del mismo título, 1976) era el motor principal del desarrollo evolutivo. El libro pasó a ser uno de los textos científicos contemporáneos más influyentes. En su libro de 2006 El espejismo de Dios, argumenta que la probabilidad de la existencia de un creador sobrenatural es, con un alto grado de certeza, casi nula. La fe religiosa es un espejismo, una creencia falsa, adquirida. A la altura de noviembre de 2007, la versión en inglés había vendido más de millón y medio de ejemplares y había sido traducida a 31 idiomas. 

Es bien conocido el desdén de Dawkins por todo extremismo religioso, del fundamentalismo cristiano al terrorismo islámico

Es bien conocido el desdén de Dawkins por todo extremismo religioso, del fundamentalismo cristiano al terrorismo islámico También ha debatido con creyentes liberales, científicos religiosos, biólogos y teólogos. El argumento de Dawkins suscitó una gran controversia, en especial en el mundo anglosajón, y ha sido objeto de debates y discusiones en la prensa, la televisión y multitud de debates eruditos. De modo inevitable, y tal vez esto suponga una decepción, ya que gran parte de la discusión gira en torno al racionalismo científico frente a la creencia sin evidencia, la discusión se ha visto anquilosada y se ha hecho repetitiva.

El consuelo de un soldado moribundo, el alivio de una madre afligida o la creencia en la otra vida de un viudo, ¿todavía es posible alcanzar a ver la utilidad de ciertos aspectos psicológicos o costumbres religiosas?

Desde luego que veo un valor psicológico, si bien no tiene valor real. No me gustaría ser la persona que destruyese el alivio psicológico personal. No me arriesgaría en mis intervenciones públicas a salir del foro público y del campo de la escritura. Pero si estuviese visitando a alguien que acabase de sufrir hace poco el dolor por la muerte de un ser querido, podría obviar en algo lo que he dicho, pero no haría lo mismo al escribir un artículo en un periódico. También cabría entrar al debate de si realmente supone tal consuelo ya que, por ejemplo, se educa a la gente para que teman al infierno. La falta de una religión podría suponer un consuelo dependiendo de la educación. Aunque la mayoría de nosotros teme la muerte, creo que hay algo de ilógico al respecto.

¿Proporciona la religión también un mecanismo social útil al margen de las creencias personales de la gente, como reforzar la disciplina social y usar el poder del pecado religioso para reforzar el seguimiento de las leyes hechas por los hombres?

(Capt.Joekickass/flickr)La amenaza como medio de seguir en el camino correcto, o lo que es lo mismo: ‘Dios te castigará o Dios te recompensará’, es una razón innoble para hacerlo. Un filósofo moral podría escribir una lista mejor de razones para ello. Siendo cínicos, se podría decir que la gente necesita ese toma y daca. En El espejismo de Dios, Steven Pinker (el psicólogo americano-canadiense) me contó una anécdota que observó de primera mano en la huelga de la policía de Montreal en 1969.

Según el ejemplo de Steven Pinker, se afirma que no es la existencia de Dios lo que mantiene el comportamiento público sino las normas y leyes que los propios hombres han desarrollado. ¿Y si se aboliese Dios?

Sería como una huelga de la policía. La gente saldría a destrozarlo todo en una vorágine de inmoralidad. Me hace preguntarme lo sinceros que serían realmente muchos de los participantes en los disturbios, sospecho que muchos dirían que eran religiosos. Parece ser que era la policía real de carne y hueso el elemento de disuasión, lo que encuentro admirable. Como darwinista creo que muchos de nosotros tenemos un sentido innato de la moralidad, de igual modo que tenemos un deseo sexual innato. Tenemos un sentido de la justicia, la imparcialidad, la empatía y la simpatía por la gente en problemas o que sufre.

¿Por qué muchos grandes científicos, que conocen bien el “método científico”, son capaces de mantener sus creencias religiosas?

No estoy seguro de que eso sea cierto hoy en día. Para mí, el momento de inflexión tuvo lugar con Darwin. El hecho de que Newton fuese religioso me deja impertérrito. Bien cabría esperar de cualquiera que viviese antes de Darwin que fuese religioso.

Hoy en día, Si encuentra un gran científico que sea religioso, pregúntele si realmente cree en una inteligencia supernatural que escuche sus plegarias, lea sus pensamientos y perdone sus pecados. O si, como Einstein, es partidario de usar un lenguaje casi religioso para mostrar su reverencia por las maravillas y misterios del universo.

El próximo libro de Richard Dawkins sobre las pruebas de la teoría de la evolución se publicará en el verano de 2009