Ritmos de percusión para un nuevo himno europeo

Artículo publicado el 2 de Abril de 2014
Artículo publicado el 2 de Abril de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El joven alemán David Adu Appeagyei ha transformado la famosa Oda a la Alegría de Beethoven en un nuevo ritmo de percusión y sonidos electrónicos. El himno de la Unión Europea se ha modernizado tras el concurso Remix Europe, organizado por el grupo del Partido Socialista Europeo en el Comité de las Regiones (CDR).

El cer­ta­men ha dado a co­no­cer las ha­bi­li­da­des de este apren­diz de ges­tión y pro­duc­ción mu­si­cal de Frank­furt. Pre­ci­sa­men­te, David se en­te­ró del con­cur­so a tra­vés de un fo­lle­to en la aca­de­mia donde es­tu­dia,

y pensó ra­pi­da­men­te en apun­tar­se ya que le “apa­sio­na trans­for­mar can­cio­nes an­ti­guas y so­ni­dos de antes en nue­vas ideas mu­si­ca­les”. Y así lo hizo. Em­pe­zó in­tro­du­cien­do dis­tin­tos so­ni­dos ins­tru­men­ta­les al or­de­na­dor, y con cada uno le venía una nueva idea. La úl­ti­ma de las in­cor­po­ra­cio­nes fue la Ma­rim­ba, un ins­tru­men­to ori­gi­na­rio de Cen­troa­mé­ri­ca. Tam­bién trans­for­mó el tono de la com­po­si­ción de Beet­ho­ven de mayor a menor e in­tro­du­jo nue­vos mo­vi­mien­tos so­lis­tas.

*Aquí pue­den es­cu­char la ver­sión de David Adu Ap­peag­yei: 

http://bit.ly/remix-eu

El pró­xi­mo mes de oc­tu­bre fi­na­li­za­rá sus es­tu­dios en Frank­furt, y aun­que “el mer­ca­do de la mú­si­ca en Ale­ma­nia está bas­tan­te di­fí­cil para los jó­ve­nes” es­pe­ra en­con­trar al­gu­na opor­tu­ni­dad. David se afe­rra a la idea de que “con un buen con­cep­to y una buena idea, al­gu­nos pocos si con­si­guen en­trar en el mun­di­llo

Un cer­ta­men po­lí­ti­co-mu­si­cal

El pre­mio fue en­tre­ga­do por el Pre­si­den­te y Vi­ce­pre­si­den­te del grupo so­cia­lis­ta en el CDR, Karl-Heinz​ Lam­bertz y Per Bødker An­der­sen res­pec­ti­va­men­te. Este úl­ti­mo pre­si­dió el ju­ra­do del con­cur­so y en su dis­cur­so de­ta­lló que un total de 30 jó­ve­nes de 15 paí­ses eu­ro­peos se ha­bían pre­sen­ta­do can­di­da­tos al Remix Eu­ro­pe, a lo que con­clu­yó: “la mú­si­ca no co­no­ce fron­te­ras, une las per­so­nas”. Las con­vo­ca­to­rias de con­cur­sos lan­za­das por este grupo están re­la­cio­na­das con el tra­ba­jo po­lí­ti­co que rea­li­zan en el Co­mi­té de las Re­gio­nes, ente eu­ro­peo cuya ac­ti­vi­dad no es su­fi­cien­te­men­te co­no­ci­da entre los ciu­da­da­nos de a pie. En esta línea, Katja Turck, res­pon­sa­ble de Co­mu­ni­ca­ción del grupo so­cia­lis­ta en el CDR, nos ex­pli­ca cómo in­ten­tan re­la­cio­nar su agen­da de tra­ba­jo con los even­tos y con­cur­sos que or­ga­ni­zan, ci­tan­do como ejem­plos los de­ba­tes en el CDR sobre la in­mi­gra­ción, los jó­ve­nes o los ser­vi­cios so­cia­les. 

El PSE ya uti­li­zó la re­ju­ve­ne­ci­da Oda a la Ale­gría en su Con­gre­so en Roma, donde eli­gie­ron for­mal­men­te a Mar­tin Schulz como can­di­da­to a la pre­si­den­cia de la Co­mi­sión. ¿Se con­ver­ti­rá esta ver­sión del himno eu­ro­peo en la banda so­no­ra para la cam­pa­ña elec­to­ral del PSE?