Rocanrol, rock con ñ de España

Artículo publicado el 20 de Noviembre de 2013
Artículo publicado el 20 de Noviembre de 2013

España igual a Flamenco. Este es el cliché que rebota en las cabezas de muchos europeos al pensar en la música que suena en eso que llaman España. Ponte la chupa de cuero, vamos a transgredir, a agitar conciencias. Rock en España, que no tiene por qué ser en español. No están todos, pero sí mucho guitarreo, actitud y gamberrismo. 

Hace más de 40 años que podemos hablar de rock and roll en el Estado Español, con diferentes acentos, idiomas, y posturas. En todos los rincones del país los cuatro tiempos, baterías y guitarras han barrido el mapa de España. Nos ponemos el termómetro, queremos comprobar si en España aún hay fiebre de rock and roll

Al sur de la península ibérica, a la sombra del flamenco, que a nadie se le olvide que es el blues en castellano y con la obra maestra de "La leyenda del tiempo" como referente, surgen desde los años 70 grupos como Smash, que con su rock psicodélico fueron pioneros de un estilo que culminarían los Triana. Modelo y ejemplo a seguir de todo los que vendrían después. Desde Kiko Veneno a Albertucho, de Pata Negra a Raimundo Amador, con mucho arte y sentimiento. Raíces que se hunden en lo más profundo de Despeñaperros y en el Delta del Missisippi.

MÁS RADICAL, MÁS URBANO

Las carreteras de España nacen y mueren en Madrid. Capital de España, madre del Rock Urbano. A la luz de los barrios obreros a comienzos de los años 80 las guitarras del proletariado se fusionan con lo que llegaba de fuera. De Rory Gallagher a Sex Pistols, entre el punk y el rock and roll. Esto no es la naif Movida Madrileña, son los chicos de abajo que reclaman Libertad a golpe de riff. Asfalto, Topo, Burning...pero sin duda, los pioneros que empiezan todo son Leño, duros, eléctricos. Guitarra, bajo y batería, la fórmula del éxito. Rock and roll crudo con el maestro Rosendo Mercado, aún en activo, a la cabeza.  

Unos años más tarde y más al norte, la costa cantábrica también quiere mover las melenas en antros llenos de humo y macarras. Euskadi es el foco, los tipos más duros de las fábricas formarían lo que se llamó "Rock radical vasco". Punk, salvaje como los Aceros de Bilbao. En euskera y en castellano, no importaba, el mensaje era el mismo. Nombres como Cicatriz, Eskorbuto, Kortatu, La Polla Records o las Vulpess. De entre todos ellos destacó Barricada, salidos de las calles de la Txantrea, barrio obrero de Pamplona. Díficil resumir sus más de 25 años de carrera, su música es el himno de muchas generaciones de españoles.  

Desde los gloriosos años 80 hasta nuestros días han pasado miles de grupos por los escenarios españoles, estilos, etiquetas y tribus. Desde el grupo gallego Los Suaves y su inconfundible líder, el Yosi, a la chulería rocker de Loquillo, desde el punk-rock sevillano de Reincidentes, a los gritos entre quejíos de Marea. Quizás el último gran profeta del rock en castellano sea Robe Iniesta y sus Extremoduro. Himnos de ayer y hoy, amores de adolescencia y poesía todo en uno.  

Continuar agitando mentes

¿Quién recoge el testigo ? ¿Quién sigue con las seis cuerdas perturbando a las mentes bien pensantes ? Parece complicado hacer sombra a los que una vez llenaron las paredes de nuestras habitaciones, aún así la salud del rock and roll en España sigue siendo buena, se llenan estadios, y siguen saliendo grupos. De todos los estilos, de todos los colores. Desde el sureño estilo con sabor a whisky de Corizonas, a la clase de M-Clan. Los lugares más oscuros y profundos de los bares de cualquier ciudad española siguen dando de qué hablar, allí podrás gozarlo con Quique González, Poncho K Havalina o los toques pop de Pereza.

Que nadie se alarme, el rock con Ñ parece que seguirá sonando más allá de las fronteras, sólo denle una oportunidad, el rock en España siempre estuvo de M.O.D.A.

Disfruta aquí de la playlist con todos los grupos que han sonado en este artículo.