Romagnoli: “La UE siempre hace lo que interesa a EE UU”

Artículo publicado el 2 de Junio de 2009
Artículo publicado el 2 de Junio de 2009

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Luca Romagnoli, de 48 años, es el secretario nacional del partido italiano de derechas Fiamma Tricolore. Desde el 2004 es parlamentario europeo sin estar adherido a ningún grupo

Hagamos un balance de la legislatura que se cierra: los pros y los contras.

Considero positivos los nuevos poderes que tendrá el Parlamento Europeo (PE), las normas sobre la transparencia (la iniciativa sobre los lobbies) las medidas en materia medio ambiental, la regulación REACH y el apoyo a las redes de transporte. No puedo aprobar el Tratado de Lisboa porque limita la identidad de las naciones e impone a los Estados un sistema de toma de decisiones en el que, tras un aparente principio mayoritario, los Estados mayores como Francia y Alemania juegan un papel decisivo.

¿Echa de menos algo?

Foto, Parlamento EuropeoMe habría gustado una Europa no sumisa a la posición de los EE UU y capaz de instaurar un diálogo privilegiado con Rusia. También menos declaraciones de principios sobre el respeto de los derechos humanos en China y más acciones concretas, como por ejemplo impuestos sobre sus productos, que están basados en la explotación de la mano de obra y del medioambiente.

Las elecciones están a la vuelta de la esquina pero según Eurobarómetro sois unos eurodesconocidos…

Hay una gran ignorancia en la UE. Yo también era víctima de ello antes de ser elegido. Hay dos formas para conocer las cosas: formar parte de ellas o estudiarlas en el colegio. La UE no se estudia lo suficiente.

Para cubrir este hueco, la Comisión Europea trata de aprovechar las redes de la información, ¿qué opina?

La Comisión debería presionar a los Gobiernos para que difundieran información europea a horarios decentes en la televisión, al menos en la pública.

Economía, inflación y paro son las principales preocupaciones de los europeos, ¿son infundidas?

Siendo optimista, tienen motivos. Hace falta una cierta autonomía nacional en el ámbito económico. No quiero que me malinterpreten, no tiene sentido defender solo el interés nacional pero tampoco se puede delegar todo a Europa.

¿Los Eurobonos son una solución para relanzar la economía?

Es una propuesta que supone una confianza total en el Banco Central Europeo(BCE) y en un sistema bancario europeizado que todavía no creo que exista. ¿El BCE ofrece suficientes garantías de reembolso? Como inversor, estaría perplejo.

La crisis del gas entre Rusia y Ucrania también amenaza el crecimiento. ¿Cómo se consigue la independencia energética?

Creo que la energía nuclear resolverá el problema para los próximos treinta años, pero no es verdad que nos hará independientes. Tienen que estrecharse las relaciones con Rusia, que es nuestro socio principal, y revisar la relación con Irán, el segundo productor mundial de gas. Creo que siempre estamos a merced de los intereses de los EE UU y no es conveniente.

Bombas de Israel, saqueos de Hamas y después ¿reconstrucción con dinero europeo?

El problema parece simple aparentemente: Israel quiere la seguridad del Estado y el pueblo palestino la autodeterminación. Son los dos adversarios quienes deben encontrar un modo concreto de convivencia y las armas no resolverán nunca el problema. Personalmente, estoy a favor de dos Estados y dos pueblos, y sinceramente no entiendo por qué Europa no consigue mediar en el conflicto. El cuadro se complica por los disidentes de Hamas y Al-Fatah, que no permiten la administración de los territorios.

¿Hamas es una organización terrorista?

Soy muy prudente con esto. Es una organización elegida democráticamente, pero se sostiene sobre gestos de terrorismo, ¿cómo puede no tenerse en consideración un comportamiento así?

¿Dejar que Israel entre en la UE podría ser una solución?

No tengo prejuicios, pero creo que la UE es ya demasiado amplia y aún tenemos los problemas de las recientes adhesiones. Primero debemos preguntarnos qué somos. Si somos un gran mercado, entonces pongamos reglas y dejemos entrar a todos: Israel, Marruecos, Turquía. Si queremos mantener un perfil de identidad, debemos reflexionar bien antes de ampliarnos otra vez.