Rugby: El cielo de Irlanda sobre el Seis Naciones

Artículo publicado el 23 de Marzo de 2009
Artículo publicado el 23 de Marzo de 2009
Ha sido una décima edición del Torneo Seis Naciones bajo el signo de las selecciones celtas: aprobado los dragones y los tréboles, suspenso los azzurri junto a los ingleses. Francia y Escocia tendrán que esperar a septiembre

Cae el telón de la décima edición del Torneo Seis Naciones bajo el signo de Gales, campeón saliente y, sobre todo, de Irlanda. La fiesta continental del balón ovalado ha registrado unas intermitencias más que previsibles de Francia e Inglaterra a favor de las selecciones celtas. También era bastante previsible el desmoronamiento de una Italia que parece no haber conseguido nunca buena sintonía con su entrenador, Nick Mallett. A eso hay que añadirle una pieza más a la colección de cucharas de madera (el 'trofeo' entregado al peor equipo de la competición) conquistadas por los azzurri después de una edición a ratos embarazosa. Por lo demás, Sergio Parisse y compañía hace ya algunos años que no consiguen encontrar la condición apropiada en el campo, demostrando que solo saben llegar a la meta en las campañas publicitarias. Es un poco lo mismo que pasa en el tenis: desde que Federer se ha convertido en la imagen de Gilette, se ha llevado unos cuantos 'afeitados' por parte de Nadal. Así que Italia queda fuera de juego, no le queda otra que enfrentarse a las otras cinco naciones con la cuchara de madera, que es el trofeo tan poco deseable que le toca al farolillo rojo.

El peor campeonato para Italia, un buen San Patricio para Irlanda

Vayamos por partes. El telón se alza en el Twickenham, el complejo deportivo más grande del Reino Unido, el 7 de febrero con Italia como invitada de los ingleses. Mallet coloca a Mauro Bergamasco de medio melé, regalando tres ensayos en la primera parte del encuentro. El entrenador corre a apagar el fuego en la segunda parte, pero ya es demasiado tarde y los ingleses siguen haciendo circular la pelota a ritmo de Swing Low Sweet Chariot. Marcador final: 36-11. El veredicto de los primeros 240 minutos de rugby continental ve cómo Francia le llega a plantar cara a Irlanda en Croke Park y a Gales tomar el estadio de Edimburgo. La segunda semana, Roma abre sus puertas a la Irlanda del Green Shamrok, ofreciendo una buena primera parte al público del estadio Flaminio. La reanudación es para O'Driscol y compañía. También gana Gales, 23-15, su derbi con Inglaterra y las calles de Cardif se tiñen de color rojo, con brindis hasta el amanecer a ritmo de Yachi-da (el 'chin chin' en galés). Escocia es derrotada por Francia en Saint Denis. Frenazo en seco de los galeses en la tercera jornada. Los dragones son frenados por los propios franceses, con un marcador de 21-16. Los azzurri siguen en el anonimanto jugando en Murrayfield otro partido para olvidar, que le regala a Escocia su única victoria en esta edición. Mientras tanto, Irlanda gana por los pelos a Inglaterra.

Los italianos levantan de nuevo la cabeza en la cuarta jornada, a puntito de hacer hincar la rodilla a los galeses. 15-20 el resultado final que proyecta a Irlanda hacia el título, mucho más en la semana de San Patricio. Buena nota por tanto para Irlanda y Gales, que ofrecen en muchas ocasiones, una prueba de fuerza y de concreción fundamentales. Tendrán que recuperar Francia y Escocia, después de una edición agridulce. Suspenso los ingleses, aparte de los italianos, a pesar de la partida de debut en Twickenham. Porque está claro que contra la Italia de principios de febrero habría ganado hasta una selección tan falta de victorias como Camerún.

Si quieres seguir en imágenes las seis naciones, haz clic aquí