Rugby en Europa: El diccionario básico

Artículo publicado el 3 de Noviembre de 2011
Artículo publicado el 3 de Noviembre de 2011
Con motivo de la final de la Copa del Mundo de Rugby de 2011, celebrada en Auckland, los franceses (que perdieron) han conseguido poner en grandes apuros a Nueva Zelanda. Pero los All-Blacks ganaron. Solo por un punto. Para consolarte, aprende el vocabulario del rugby en seis lenguas.

Es evidente que en Francia hay muchas expresiones. Además, el rugby, creado por la influencia del inglés, es exclusivo de las regiones del sur de Francia, cuyo lenguaje constituye la marca de un dialecto local. En resumen, giros como “tomar un caramelo”, “llegar mano a mano”, o “solo los caramelos hacen que se caigan los dientes” no son franceses, sino típicos. Entonces, chaval, no le pediremos a un alemán, a un polaco o a un español que traduzca la jerga de un deporte que jamás ha conocido. Además, Polonia solo tiene que ajustar la traducción de las reglas del juego, lo que es difícil de encontrar. Sin embargo, nuestros vecinos alemanes y españoles al menos han realizado el esfuerzo de traducir la mezcla:  "Angeordnetes Gedränge" en teutón, el "ensayo" en español o incluso el placaje: "tackling" en alemán, "placaje" en los iberos.

Aparte de esto, no hay gran cosa (hay tan poco que que el entrenador del equipo nacional alemán es quien nos ha traducido el vocabulario hasta gratificarnos con un "Beugen - Anfassen - Warten –Binden" para la entrada mezclada – ver más abajo-). Esto se hace todavía más interesante con Italia, que juega desde el año 2.000 en el mítico Torneo de las 5 Naciones, que se convirtió entonces en el Torneo de las 6 Naciones. Eliminados como gallinas durante la Copa del Mundo de 2011, los italianos no pueden alardear de su rugby y se familiarizan cada año un poco más (Italia ha ganado a Francia por primera vez durante la última edición del Torneo de las seis Naciones por 22 a 21) con sus especificaciones: la transformación se convierte en "trasformazione"; la penalización, "calcio di punizione"; el área de gol, "area di meta"; la vela, " a campanile"; y, por último, el término genérico: "la palla ovale" (para el rugby en francés).

Last but not least (Los últimos pero sin ser menos), nuestros queridos pacientes ingleses. La pérfida Albion es el peor enemigo de Francia en el rugby y Marc Lièvrement – entrenador-bigote del XV francés, con una alegría no disimulada, se ha felicitado por la victoria de sus “sucios chavales” contra los “roast-beefs” en cuartos de final del Mundial. Pero bueno. Le debemos mucho a este deporte y mucho vocabulario a los campeones del mundo de 2003 tales como “entrenador”, el “tossdrop” o los “play-off”. Hablando en términos de rugby, a una bulla se le llama "hand-off"; a una olla, una "maul"; una transformación es "una conversión"; un rastreo es un "rucking"… Resumiendo, sobre este punto, los ingleses son los reyes del juego. Asimismo, son depositarios de las reglas y (la mayor parte del tiempo) del arbitraje. Por esta razón, un buen amateur del rugby seguro que ha escuchado hablar de la boca de un "referee" (árbitro), convirtiéndose esta frase en eslogan: "Crouch, touch, pause, engage" (" Flexión, toque, pausa, entrada"). Después de todo, nos servimos también del léxico británico para diferenciar a nuestros futuros adversarios del domingo: los  "All Blacks".

Foto: (cc) Natural-Heart/flickr