Rumanía a los británicos: “Nuestro PIB es un 50% menor, pero nos los pasamos 3 veces mejor”

Artículo publicado el 12 de Febrero de 2013
Artículo publicado el 12 de Febrero de 2013
Tras rumorearse que el Gobierno del Reino Unido pretende oponerse a la apertura del mercado laboral europeo en beneficio de países como Bulgaria y Rumanía a partir de 2014 con iniciativas publicitarias que ahuyenten la inmigración, el periódico digital rumano Gândul ha lanzado una irónica campaña en la que invitan a los británicos a su país.

Quien las da, las toma. Eso es al menos lo que ha pensado el periódico digital rumano Gândul. “La mitad de nuestras mujeres se parece a Kate. La otra mitad, a su hermana”, puede leerse al lado de un retrato de la duquesa de Cambridge. En la parte inferior del cartel, el eslogan de la campaña: “Vengan a Rumanía”. El portal digital bucarestino responde así a la irónica campaña que recientemente ha iniciado el británico The Guardian: mal tiempo, comida deplorable y trabajos deficientes son los principales argumentos que buscan disuadir a alrededor de 29 millones de rumanos y búlgaros que podrían buscar trabajo en el Reino Unido. “No te gustará”, reza un mensaje enviado por uno de los lectores del rotativo británico, que han contribuido con gran entusiasmo.

El detonante se halla en el rumor según el cual el Gobierno británico estaría interesado en una iniciativa publicitaria para proteger al reino insular de la llegada masiva de ciudadanos rumanos y búlgaros. En 2014, exactamente dentro de un año, caducarán las últimas restricciones de la libre circulación para ambos países miembros de la Unión Europea. A partir de ese momento, tienen vía libre al mercado laboral de los 25 Estados miembros, incluido el Reino Unido. El primer ministro del país, David Cameron, teme una avalancha similar a la ocurrida hace diez años con ciudadanos procedentes de Polonia y la República Checa. En aquel momento, además de tener un mayor número de trabajadores, Londres se enfrentó a un aumento de sintechos.

Un gran número de rumanos residentes en las islas han mostrado su indignación y decepción ante esta idea: “Me puse a llorar”, cuenta Ramona Burlescu. Esta treintañera ejerce como médico en un hospital municipal de la escocesa localidad de Aberdeen. “Nos han calumniado tanto a los que estamos aquí como a los que están en Rumanía”. En Bulgaria, incluso las autoridades han manifestado su opinión: una campaña de tales características no se corresponde “ni con los valores ni con los principios de la UE”, declaró el ministro de exteriores Nikolai Mladenov.

Por el contrario, en Bucarest, el periódico digital Gândul invitó el mismo día a sus lectores a que acometiesen una contracampaña: “Tal vez no nos guste el Reino Unido, pero a vosotros os encantará Rumanía”. Con esta genialidad, la redacción invita a los británicos a que visiten el país transilvano. “Hablamos mejor inglés que en cualquier lugar de Francia” o “Tenemos más pubs ingleses que restaurantes rumanos” son otros ejemplos de los eslóganes que aparecen en la página.

Asimismo, los lectores de Gândul pueden disfrutar de las indirectas aludiendo a la política: “Nuestros periódicos se entrometen en las vidas de los famosos. No pinchan los teléfonos de la gente normal”. En la campaña se aúnan el humor y los esteorotipos. Otro de los mensajes que aparecen en la página afirma: “Bram Stoker es uno de los vuestros, pero Drácula es rumano” (sic). Los eslóganes del tipo “Nuestra variedad gastronómica va más allá de las empanadas, las salchichas, el pescado y las patatas fritas” o “Vosotros solo tenéis güisqui. Nosotros, vino, licor de ciruela, rakia y coñac” están dirigidos a aquellos a quienes no les ha quedado claro lo que Rumanía puede ofrecerles en cuanto a gastronomía y bebida.

Humor y hospitalidad rumanos.

Cada una de las consignas que se muestran en la página digital es una invitación, pero a la vez, de manera indirecta, también se pide un poco más de respeto. Con regularidad, Gândul presenta nuevos mensajes en su página principal. En la actualidad, una agencia publicitaria bucarestina ayuda a este periódico, que decidió dejar de imprimir sus ejemplares hace un tiempo, y que ha acabado convirtiéndose en el primer diario digital suprarregional. “Le hemos dado la vuelta a los motivos británicos para utilizarlos a nuestro favor. En este cometido, la ironía tiene un papel central”, añade Mihai Gongu, director del proyecto.

La semana pasada se puso en marcha otra iniciativa. Con un solo clic, los británicos con ganas de viajar se pueden autoinvitar para dormir en el sofá de algún comedor rumano. Con tal fin, los astutos rumanos han creado una nueva página en Internet. Gracias a este couchsurfing para británicos, estos pueden sentirse como en casa y de manera gratuita en los hospitalarios hogares rumanos. “Vuestros gastos semanales son aquí los gastos de un mes para vivir" y “Nuestras cervezas son más baratas que vuestra agua embotellada", proclaman otros lemas al respecto. “El contacto directo contribuye a mejorar la imagen de Rumanía. Dormir en un sofá es mucho más divertido que hacerlo en un aburrido hotel”, afirma Gongu. “Y encima no cuesta nada”. Al fin y al cabo, este asunto ha surgido por una cuestión económica: como enuncia uno de los mensajes, “Nuestro PIB es un 50% menor que el vuestro, pero nos los pasamos 3 veces mejor que vosotros”. Tras esta contracampaña, ha quedado patente.

Imágenes: portada, (cc) Kevin N. Murphy/Flickr; texto, © Gândul,