Se busca: autoestopista finlandés en la Europa Schengen

Artículo publicado el 25 de Marzo de 2010
Artículo publicado el 25 de Marzo de 2010
Para los jóvenes europeos el hecho de viajar por el continente es tan natural como escaparse al bar de la esquina a tomarse una cerveza pero, ¿es la Europa sin fronteras tan despreocupada en la práctica como lo es en la teoría? Extractos de un artículo escrito por un periodista polaco que narran la historia de Emil Petrov, desaparecido durante su escapada europea

Número de caso: 09-1483. Desaparecido: Ciudadano finlandés Emil Petrov. Estatura: 190 cm. Ojos marrones. Último lugar confirmado donde estuvo: Frontera entre Polonia y Ucrania, cruce en Hrebenne. Edad: 20, si aún se encuentra con vida.

Desaparecido: Emil Petrov

Para ti, es uno más de las miles de personas desaparecidas cada año. Para su familia desesperada, un hermano y un hijo al que han buscado sin descanso a lo largo de los últimos meses. No es fácil. Antes de que se abrieran las fronteras de la zona Schengen, buscar a una persona desaparecida era como intentar encontrar un alfiler en un pajar, pero desde que se eliminaron los puestos de control en las fronteras a lo largo de alrededor de 6.5 millones de kilómetros cuadrados en la Europa de Schengen, es como intentar pasar un camello por el ojo de una aguja.

©Filip JurzykNo conocemos mucho acerca de la verdadera ruta de Emil, ya que no se comunicó mucho con su familia. Hizo autoestop y durmió en parques o en edificios abandonados, comió lo que consiguió en las calles y en los bosques por los que pasaba, o lo que la gente le dio a cambio de pequeños trabajos. Visitó Alemania, Italia y Grecia. La última vez que se le vio fue en Ucrania, cuando abordó un tren desde Odessa, al sur, hasta Lviv al oeste. La Interpol confirmó que Emil Petrov cruzó la frontera entre Polonia y Ucrania en Hrebenne a las 01 :30 am del primero de octubre. El rastro se pierde en la capital de Polonia, donde ese mismo día envió un correo electrónico a su hermana Emma: “Estoy en Varsovia, espero llegar antes del 18 de octubre. Dios me dio algunas lecciones difíciles, pero todo está bien. Mi mundo ha cambiado radicalmente, pero te contaré todo cuando regrese. ¡Te echo de menos!” No imaginaban que, unos meses después, Emma, Ilya y David irían tras sus pasos.

Blogs y grupos en Facebook

“Vinimos a buscar a Emil y nos quedaremos hasta que tenga sentido quedarnos”, comenta Emma a manera de saludo. Tiene 21 años, pero ha sido la que ha organizado la operación al escribir un blog, contactar a los medios, hablar con la policía, coordinar la impresión de los carteles que se han pegado por toda Varsovia... El padre, David, es alto, delgado y está siempre sonriendo. Es un hippie eterno que decidió cambiar su vida como dueño de un restaurante y abandonar a su familia para irse a vivir al bosque. Ilya, el hermano menor con sus 18 años, calmado y despreocupado, me da la mano.

La red se ha convertido en una de las herramientas más efectivas en la búsqueda del joven¿Dónde está Emil Petrov? 80.000 personas se han preguntado lo mismo, al menos en la red social Facebook, donde la hermana de Emil comenzó un grupo que ahora cuenta con 78.282 miembros. Se da por hecho que el adolescente desapareció en algún lugar de Polonia, ya que consta que cruzó la frontera externa de la UE, pero también pudo haber atravesado toda Europa sin cruzar un solo puesto de control. Después de algunos meses, la familia de Emil puede haber estado buscándolo en Varsovia mientras él estaba caminando por las calles de Lisboa.

Existe un ‘sistema de información Schengen’

¿Cómo ha afectado la apertura de las fronteras internas de la zona Schengen a las estadísticas de personas desaparecidas en Europa ? Es imposible decirlo, ya que no existe una red paneuropea que coordine la búsqueda de adultos perdidos. La cooperación solo incluye la búsqueda de niños y adolescentes de los países que pertenecen a la Asociación Europea de Menores Desaparecidos (MCE, por sus siglas en inglés.) Existe un ‘sistema de información Schengen’, pero al que solo puede acceder la policía, explica Kinga Siembab de la fundación ITAKA, una ONG polaca que proporciona información sobre personas desaparecidas. Seis meses después de la desaparición de Emil, la rutina diaria ha vuelto y se ha llevado la atención mediática y policial, así como la de muchas personas que estuvieron involucrados en la búsqueda. No hay ninguna pista. Se han realizado búsquedas infructuosas en Varsovia y Cracovia de dos y seis semanas, respectivamente y no hay ninguna prueba de que Emil haya estado en alguna de esas dos ciudades. Su familia planea dejar Polonia pronto, ya que la investigación llegó a un callejón sin salida. El último hecho concreto es que Emil cruzó la frontera en Hrebenne, pero no se sabe si se encuentra en Polonia o, incluso, si sigue vivo.

Lea el artículo completo original en polaco.

Fotos: ©Filip Jurzyk