¡Se nos cae la baba con el baba!

Artículo publicado el 4 de Abril de 2008
Artículo publicado el 4 de Abril de 2008

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Unos tienen su magdalena y otros tienen su bizcocho borracho o baba al ron con su aroma y un sabor “intensos, persistentes y fieles”, como escribió Marcel Proust. Este postre, con un ligero aroma de alcohol y bañado con generosidad en almíbar de macedonia de frutas, es el orgullo de la gastronomía francesa. Como algunos aseguran, ¡el baba es tan francés que dio nombre a uno de los cuatro campamentos romanos que rodeaban la aldea gala de las historietas de Astérix! Y, a pesar de que la historia otorga al pastelero parisino Nicolas Stohrer un papel decisivo en su creación (según cuenta la historia, en 1835, éste roció el postre con ron por primera vez), el origen de este postre es de lo más controvertido.

Cuenta la leyenda que Stanislas, príncipe de Polonia exiliado en Francia y suegro de Luís XV, fue quien hizo el hallazgo. El rey polaco encontraba que su kougelhopf alsaciano estaba demasiado seco, y le pidió a su pastelero francés que rociara el postre con vino de Málaga. La receta le encantó y le puso el nombre de su héroe literario favorito: Ali Baba. Una versión que los polacos desmienten con firmeza, basándose en la etimología. Para ellos, baba significa “mujer de avanzada edad”. Además, ya en el siglo XVI, existía en Polonia un pastel cilíndrico decorado con frutos secos aromatizados con azafrán.

Todo esto es cierto sin tener en cuenta a los italianos, que cuentan en su haber el baba napolitano, versión limoncello, ese licor tan dulce elaborado a base de limón. ¡Basta de bromas! Con una base tan sencilla, hecha con harina, mantequilla, azúcar, huevos, agua, leche y fruta… ¡hasta los ingleses podrían haber creado su propia versión del baba! Si toda Europa revindica su paternidad, es porque con el baba se nos cae la baba. ¿A qué esperáis para probarlo? Sin embargo, como el verano se acerca, tenéis que saber que el baba tiene ¡250 calorías por cada 100 gramos!

"Querido, me falta un ingrediente para cocinar el bizcocho borracho, ¿por casualidad no lo habrás visto tú?

Ilustración de Enzo

Receta del baba al ron

120 gramos de harina

50 gramos de mantequilla

150 gramos de azúcar

1 sobre de levadura

3 cucharadas soperas de leche

3 huevos

10 cl de ron

25 cl de almíbar de frutas

- Precalentar el horno a 180°.

- Batir las yemas de huevo y el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea. Añadir leche caliente, mantequilla derretida, harina y levadura.

- Batir las claras a punto de nieve y añadirlas a la mezcla anterior.

- Poner la masa en un molde redondo y dejar en el horno durante 25 minutos.

- Extraer el baba del molde y bañarlo con almíbar de frutas. Degustar el baba acompañado de una macedonia de frutas o de un poco de nata montada.