Second Life en el cine: a la espera de Hollywood

Artículo publicado el 11 de Enero de 2009
Artículo publicado el 11 de Enero de 2009
En un momento en el que Second Life está perdiendo atractivo, los experimentos en el mundo virtual continúan: Berardo Carboni, director de Shooting Silvio, dirige el primer largometraje rodado en el mundo de LindenLab. Una película que podrá verse tanto en la red como en la gran pantalla

VolaVola\FlyMe es el título de la película en la que se desdobla Berardo Carboni, cuyo alter ego pixelado es Finally Outlander: una sola historia para dos películas idénticas rodadas en Roma y en Second Life. Tendremos a Alessandro Haber, célebre actor italiano, que además de actuar como siempre, también tendrá un avatar a su imagen y semejanza para la versión virtual. También estará Aimee Weber, quizá el avatar más famoso del mundo, que se interpreta a sí misma y tendrá un doble de carne y hueso. Para terminar, la actriz neoyorquina Bibbe Hansen actuará y animará en primera persona también a su avatar. Es una película de amor y describe los aspectos de la vida contemporánea a través de los ojos de tres parejas crecidas en épocas distintas. El guión se ha escrito junto a Mario Gerosa, gurú de los mundos virtuales, y para la realización de la película se ha recurrido a un método de trabajo abierto: una página en Myspace y un grupo en Facebook para invitar a la gente a colaborar.

Hollywood en Second Life

También quien escribe estas líneas se ha convertido en extra improvisado para comprender mejor lo que está sucediendo: existe un auténtico plató cinematográfico, existen efectos especiales −en una dimensión virtual donde todo huele a efecto especial− para, por ejemplo, hacer volar un autobús plantado en el suelo. Además, está la responsable de vestuario que me viste con todo detalle, el maquinista y las claquetas en el plató para repetir las escenas que no salen bien: un movimiento equivocado, una frase recitada con retraso o un problema técnico.

Evo Szuyuan

Según Carboni, el “Second film” posee una entidad artística propia: “Existen analogías increíbles con la actuación en el mundo real, incluso desde el punto de vista del los estados de ánimo” afirma, “las relaciones humanas son reales”. Hay otros ejemplos de realizadores que se han desfogado en Second Life. Es el caso del cortometraje de cine negro Thetidia Connection (2007), del italiano Adelchi Battista, o el docu-ficción de Douglas Gayton My Second Life: The Video Diaries of Molotov Alva (2007), que también fue vendido a la cadena norteamericana HBO, o el reciente corto Second Me, de la suiza Anna Thommen, ganadora del Festival de cortometrajes de Winterthur. Aquí nos hallamos ante un largometraje, “una historia que nace de la necesidad de narrar del director”. Un procedimiento que Carboni considera muy europeo, si bien, admite, “el cine europeo todavía no tiene una fisonomía definida, si pensamos en Europa como en nuestro Hollywood”.

"Nos enseñan a ser autores"

Marco RiciputiLa contraposición con el sistema de Hollywood es fuerte. “A nosotros siempre nos enseñan a ser autores, mientras que en los Estados Unidos el director se considera a menudo un técnico que crea una historia de encargo”. Para Carboni, solo puede hablarse de cine europeo de calidad en el eje franco-alemán y en el norte de Europa. En cuanto al resto observa que “antes aún que los autores, lo que falta es una sociedad, una estructura y unas leyes que te permitan trabajar de una determinada manera”.

El “Second film” se estrenará en marzo de 2009 en los festivales de animación, en el circuito televisivo −generalista y de pago− y en los kioscos. Para la película al viejo estilo habrá que esperar hasta 2010.