Sectario

Artículo publicado el 21 de Agosto de 2006
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 21 de Agosto de 2006

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Ámsterdam, Países Bajos, verano de 2006

Flores, música y calvas. “Hare Krisna, hare Krisna, Krisna Krisna, hare hare...”. En trance, al son de cánticos de prodigiosa monotonía, uno de los jóvenes muestra a los transeúntes una réplica de plástico del fundador de la secta Hare Krisna. La gente se agolpa entorno a ellos. ¿Para dar apoyo al movimiento Krishna? ¿Para absorber la sabiduría de los maestros? No. Para degustar un almuerzo vegetariano gratuito.

Nicolas Baker, 23 años, Periodista (Lyon - Francia)