SEFF - La herida

Artículo publicado el 24 de Noviembre de 2014
Artículo publicado el 24 de Noviembre de 2014

La herida es el primer largometraje del realizador y montador sevillano Fernando Franco. Una película de bajo presupuesto que mira hacia un tema muy complejo con una intención muy bonita y mucha delicadeza.

Tras el visionado uno permanece unos minutos inquieto, porque el filme te teletransporta al cuerpo de la protagonista y te hace sentir su angustia y su soledad. 

En La herida nos adentramos en la realidad de Ana, una mujer de 28 años con serios problemas para relacionarse con los demás y gestionar sus emociones pero que no sabé qué es lo que le ocurre. En la película  Fernando Franco narra la historia de una persona con Trastorno Límite de la Personalidad.

Se trata de un trabajo muy cuidado y cargado de significado. Pero es una película dura que no todo el mundo es capaz de asimilar. Quizá por eso el realizador no esperaba obtener una acogida tan buena, en el Festival de Cine Europeo de Sevilla manifestó que pensaba que iba a moverse en un circuito paralelo, minoritario y no comercial, incluso que no iba a poder ser estrenada. 

El proyecto, desarrollado a lo largo de 5 años de trabajo e investigación, se inició con la idea de realizar un documental pero finalmente el sevillano decidió convertirlo en ficción porque, según comentó en la proyección, el documental implicaba ciertos conflictos que no quería afrontar. Durante esos 5 años se dedicó a documentarse sobre el tema y a contactar con personas afectadas por este trastorno, por eso parte de lo que vemos en La herida son trazos de vidas reales. Tras el visionado uno permanece unos minutos inquieto, porque el filme te teletransporta al cuerpo de la protagonista, y te hace sentir su angustia y su soledad.

El personaje protagonista, encarnado por la actriz madrileña Marian Álvarez, carga con todo el peso de la película. Podríamos decir que la película es ella, la realización se apoya todo el tiempo en su expresión, sentimos que la cámara pesa constantemente sobre el personaje con planos muy cerrados que te hacen implicarte en el mundo de la protagonista y en sus diferentes estados. Fernando Franco afirmó que desde el principio supo que quería que la medida de la película fuese la cara de la protagonista, uno de los motivos por los que seleccionó a Marian Álvarez para el papel. Un papel que ha supuesto un gran reto para la  madrileña que ha sido nominada a numerosos premios por su trabajo en este filme, y es que su interpretación es indiscutiblemente buena. Entre los premios que ha recibido se encuentran el Goya como mejor actriz protagonista y la Concha de plata a la mejor actriz en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Festival que fue clave en el proceso que está viviendo el largometraje, según el realizador les ayudó muchísimo, fue como un propulsor. Hasta ese momento no tenían compañía distribuidora.