Ségolène Royal: por la boca muere el pez

Artículo publicado el 4 de Febrero de 2009
Artículo publicado el 4 de Febrero de 2009
Ségolène Royal, una de las máximas exponentes del socialismo francés, caída ahora en desgracia tras la victoria de Martine Aubry durante el reciente proceso electoral interno para dirigir el partido, no se resigna a desaparecer de la escena política.

Ségolène RoyalEn peligro los planes de Royal para mantenerse a flote políticamente a costa de convertirse en europarlamentaria. Y todo por una propuesta suya.

Aunque sigue siendo Presidenta de la región de Poitou-Charentes, esto no le basta a su voluntad de volver a prepararse para optar a la presidencia de Francia. Para ello, se ofreció hace cuatro semanas para presentarse por su partido a las elecciones europeas. Todo parecía bien, los del interior se la quitan de en medio y se aprovechan de su tirón mediático para captar votos. Sin embargo, ni con esas su partido se lo va a poner fácil. La semana pasada, la secretaria general Martine Aubry, se reunión con centenares de cuadros del PS para acordar una línea organizativa de cara a las elecciones que impida la acumulación de cargos electos. Es decir, que si Royal quiere presentarse a las elecciones europeas tendrá que dejar de ser presidenta de su región. Y claro, la propia Royal deberá encajar este trágala sin chistar, pues una de sus propuestas principales durante su campaña contra Sarkozy por la presidencia de Francia era la de reformar la Constitución y las leyes para impedir la acumulación de cargos electorales. (Foto: Ségolène Royal durante un meeting - http://www.flickr.com/photos/gpaumier/)