Semana de la moda 2011 en Georgia : Abierta a Europa

Artículo publicado el 17 de Octubre de 2011
Artículo publicado el 17 de Octubre de 2011
Entre el 13 y el 16 de octubre, Tiflis fue todo fiesta y glamour en lugar de misiles: diseñadores, compradores, modelos y un despliegue de moda se reúnen en la capital georgiana para la segunda edición de la semana de la moda.

“La idea de una semana de la moda ciertamente no es nueva cuando ves la cantidad de eventos similares que se organizan en todo el mundo”, dice Natali Samadalashvili, presidenta del grupo georgiano de moda y una de las promotoras del proyecto de la semana de la moda georgiana (GFWP). Pero la frivolidad podría haber sido más difícil de implementar en Georgia. “Organizar eventos de moda, especialmente durante una crisis económica, es difícil”. Sin embargo, aquellos que piensan que la moda sólo puede desarrollarse si el país es rico están equivocados. “A veces nosotros mismos nos sorprendemos de cómo podemos lograrlo. Pero aquí estamos acostumbrados a crear algo de la nada”. ¿Es esto estilo caucásico o está unido al culto de hazlo tú mismo? Después de todo, en Georgia los ingresos mensuales medios están alrededor de los 150 euros.

“Georgia está lista para la moda”

La segunda semana de la moda georgiana tiene lugar en el Teatro Nacional de la Avenida Rustaveli, la versión georgiana de los Champs-Elysées de París, desde el 13 al 16 de octubre. “Georgia está lista para las semanas de la moda”, añade un blogger de la moda, Taa Morchiladze, que afirma que la primera edición de otoño 2010 fue un verdadero éxito en Tiflis. “Muchas personas se familiarizaron con las colecciones de los diseñadores georgianos. GFW casi se convirtió en parte de la vida local”. Catorce diseñadores nacionales, así como también invitados extranjeros y compradores tomaron parte en este evento. Aparentemente diseñadores como David Koma pagarán una visita a su país natal. El diseñador de 24 años estudió en el Colegio Universitario de Arte y Diseño Saint Martins de Londres y es ahora uno de los favoritos de las pasarelas europeas.

Algunos de los compatriotas de Komal lo tienen más difícil. El diseñador de ropa de caballero Keti Chkhikvadze empezó su carrera en Kazakhstan hace una década. Después de recolectar fondos para comenzar el negocio allí, volvió a Georgia donde abrió el salón de exposición The Fashion House (la Casa de la Moda). Keti Chkhikvadze advierte que la mayor dificultad para los diseñadores jóvenes de la zona es encontrar patrocinadores. Ella se dió cuenta que su nombre fue más conocido después de la primera edición de la semana de la moda georgiana. “Los clientes estaban más interesados en los trajes, pero eso no resolvió mis problemas financieros”, añade. “Sin invitaciones a eventos de moda en el extranjero, sería para mí problemático continuar trabajando”.

Política superficial

Los diseñadores georgianos todavía tienen un largo camino para recorrer antes de imperar en la región. Al principio y como prioridad, necesitan ganar confianza de los compradores locales e internacionales. La semana de la moda también crea una plataforma sostenible para la moda de la zona. Pero Keti está llena de confianza en que la moda tiene mucho que decir en Georgia. “Si trabajamos, seguro que todo se pagará”, dice ella. No existe duda de que esto también satisfaría a los objetivos del gobierno de Mikheil Saakaschvili. La moda es también un arma política. “Es imposible hacer algo aquí sin el apoyo del gobierno, especialmente en el extranjero”, explica Natali Samadalashvili. Esa podría haber sido la razón por la cual Maka Metreveli, la esposa del presidente del parlamento georgiano, es ahora miembro del comité de la semana oficial de la moda.

“Es imposible hacer algo aquí sin el apoyo del gobierno, especialmente en el extranjero”

Natali opina que, GFW apoya a la industria de la moda local pero también “mejora la imagen de Georgia en el extranjero”. Desde la guerra de 2008 con Rusia, Georgia ha estado intentando reconstruir su imagen. Después de la Revolución de las Rosas de 2003, la esperanza democrática iniciada por Saakachvili colapsó. La estructura política y social del país se debilitó y una gran parte de la población sufre de pobreza y exclusión. “La semana de la moda se trata de hacer saber al mundo entero lo talentosos y creativos que son en esencia los georgianos”, dice Natali. Si bien Georgia es un mercado pequeño, tienen esperanzas de que crezca. “Esa es la razón por la cual existe el Cáucaso sur”, Natali concluye.

Por Guler Mehdizade y Ovsanna Bagumyan. Este es el primero de una serie de artículos publicados por los compañeros de cafebabel.com este otoño, Noticias EuroCáucaso. El periodismo, lo multimedia y el proyecto europeo para estudiantes de Armenia, Azerbaiján y Georgia está organizado por Canal de Francia Internacional (CFI). Lee más información al respecto en el blog