Sevilla celebra el Día Internacional del Tap

Artículo publicado el 25 de Mayo de 2012
Artículo publicado el 25 de Mayo de 2012
Foto: El Callejón de las Artes Step, Ball, Heel, Ball-Change, Brush-Back…Hoy, Día Internacional del Tap Dance o Claqué, todos estos pasos ya se pueden oír por las calles de Sevilla. Para celebrarlo, alumnos de El Callejón de las Artes muestran al público su primera coreografía de Tap: el Shim Sham.

Un sueño cum­pli­do

Mu­chos de los afi­cio­na­dos a esta danza en Se­vi­lla han visto por fin cum­pli­do uno de sus sue­ños, asis­tir a cla­ses de cla­qué re­me­mo­ran­do es­ce­nas pro­ta­go­ni­za­das por Gene Kelly, Fred As­tai­re, o Gin­ger Ro­gers, entre otros. Es el caso de Au­ro­ra Már­quez o San­tos Prie­to, cuyos re­cuer­dos están bar­ni­za­dos de re­mi­nis­cen­cias fa­mi­lia­res: “mi padre lo sabía bai­lar, tenía sus cla­que­tas y, al­gu­nas veces, nos en­se­ña­ba cómo lo apren­dió. Pero éra­mos pe­que­ños, fui­mos cre­cien­do y todo se fue que­dan­do en una anéc­do­ta, aun­que siem­pre me pro­po­nía que lo debía apren­der. Ahora qui­zás sea la opor­tu­ni­dad”, co­men­ta San­tos. “Para mí la danza y el baile es un grato re­cuer­do de mi niñez ya que en mi casa siem­pre fue muy im­por­tan­te el baile y la mú­si­ca. Desde muy pe­que­ña mi padre me trans­mi­tió el amor por estas cosas que, sien­do in­tan­gi­bles, ge­ne­ran en el ser hu­mano un gran pla­cer” sub­ra­ya Au­ro­ra.

Los orí­ge­nes

El ori­gen del cla­qué es una mez­cla de sín­co­pas de la mú­si­ca y la danza afri­ca­na con bai­les fol­cló­ri­cos eu­ro­peos, es­pe­cial­men­te ir­lan­de­ses. Los bai­la­ri­nes de di­fe­ren­tes gru­pos cul­tu­ra­les se fue­ron en­con­tran­do en com­pe­ti­cio­nes de danza y fue­ron en­ri­que­cien­do e in­ter­cam­bian­do sus téc­ni­cas a tra­vés del Cha­llen­ge (reto) y la im­pro­vi­sa­ción, hasta lle­gar a lo que co­no­ce­mos hoy como Tap Dance. Qui­zás su na­ci­mien­to en el siglo XIX al otro lado del Atlán­ti­co ex­pli­ca el por­qué en Eu­ro­pa, y es­pe­cial­men­te en An­da­lu­cía, este baile se ha em­pe­za­do a im­par­tir hace pocos meses. Ga­brie­la Es­tra­da, pro­fe­so­ra de danza de este en­tu­sias­ma­do y en­tre­ga­do alum­na­do de cla­qué, llega a Es­pa­ña desde Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos con una gran ex­pe­rien­cia y se mues­tra con­ten­tí­si­ma al com­pro­bar que aquí exis­tía esta vo­ca­ción. Según Ga­brie­la, es po­si­ble que la téc­ni­ca del Tap, a prio­ri, haga pa­re­cer más com­pli­ca­do de lo que es esta es­pe­cia­li­dad, “ade­más”, añade, “el Tap no es sólo un es­ti­lo de danza, sino tam­bién un es­ti­lo de per­cu­sión mu­si­cal que no se apren­de ni se prac­ti­ca tan es­pon­tá­nea­men­te en bai­les y fies­tas como los bai­les de salón, sino que re­quie­re de un es­tu­dio”. En la opi­nión de la pro­fe­so­ra, para pro­pa­gar el gusto por el Tap, las pro­pues­tas de Tap - Tapas, de ir a Jam Ses­sions, de cur­sos, fes­ti­va­les y pro­duc­cio­nes pue­den ser un buen inicio, “donde lo bien que lo pa­se­mos se haga con­ta­gio­so”.

Años de es­pe­ra

La pa­cien­cia y la es­pe­ran­za son vir­tu­des que los alum­nos de El Ca­lle­jón de las Artes po­seen a es­puer­tas. La ma­yo­ría de ellos ha es­pe­ra­do cla­ses de Tap toda su vida por­que aquí, en el sur de Eu­ro­pa, ape­nas había co­no­ci­mien­to y cul­tu­ra del Cla­qué hasta hace poco tiem­po. Isa­bel Po­rras, joven fo­tó­gra­fa, re­co­no­ce que jamás pensó que esto pu­die­se lle­gar a Se­vi­lla, “de­bi­do al gran peso que tiene el Fla­men­co y sus va­rian­tes” por estas la­ti­tu­des. My­riam Osuna, sin em­bar­go, desde que vio el año pa­sa­do un tap dan­cer en las co­reo­gra­fías de Be­yon­cé, no ha pa­ra­do hasta que lo ha con­se­gui­do. ¿Te ani­mas a bai­lar? Let’s Tap!

Clara Fa­jar­do