Sevilla en marcha: por y para los refugiados

Artículo publicado el 22 de Junio de 2016
Artículo publicado el 22 de Junio de 2016

Marchas, encuentros, coloquios, proyecciones y debates han sido, entre otros, los actos que la ciudad ha acogido con el objetivo de promover soluciones inmediatas a la crisis migratoria. La capital hispalense está decidida a despertar conciencia en materia de políticas migratorias.

El lunes 20 de junio se celebró el Día Mundial del Refugiado. Aunque este día se viene celebrando desde 2001, esta fecha cobra más relevancia que nunca en este 2016. Quizá, porque la ciudadanía haya tomado conciencia sobre la importancia de luchar por el respeto a los derechos humanos, tanto dentro como fuera de Europa, y por conseguir un cambio en el rumbo de las políticas migratorias europeas.

Cientos de personas decidieron sumarse a la marcha por los refugiados del pasado día 20 en la que se pedía dignidad en el trato al refugiado y respeto absoluto a los derechos humanos. A pesar del éxito del evento, la movilización ciudadana no es suficiente pero sí es necesaria. Aunque la manifestación fue convocada por 31 entidades, entre las que se encuentra UGT, CCOO o Oxfam, la gran ausencia viene de parte de los partidos políticos. Una gran incongruencia si se tiene en cuenta que en sus manos está encontrar soluciones factibles a esta gran crisis de valores. ¿De qué sirve una ciudadanía despierta si los políticos aún duermen? Una pregunta que invita a la reflexión a tan solo unos días de las elecciones generales del 26J.

La marcha por los refugiados recorrió el centro de Sevilla y supuso poner el broche final a unos meses de intenso trabajo por parte de numerosas plataformas cívicas y de algunos partidos políticos en los que se han organizado numerosos encuentros con el objetivo de invitar a la reflexión  y pedir una solución inmediata a la crisis de los refugiados. Entre los eventos, cabe destacar el debate organizado por Cafébabel Sevilla, ‘Europa en la encrucijada: crisis migratoria’, cuyo éxito de asistencia y participación adelantó que la cuidad se mueve por y para los refugiados. Sin olvidar la gran repercusión la campaña ‘Acojamos a los refugiados YA’, promovida por la Asociación de la Prensa de Sevilla y que cuenta con el apoyo popular y de numerosas personalidades de la escena nacional. 

¿Por qué no empezar con la implicación local?

Las ausencias políticas en los grandes debates que más preocupan a los ciudadanos no tienen que pasar desapercibidas. Se piden soluciones a Europa pero nos olvidamos de que Ayuntamientos, Gobiernos regionales y nacionales tienen, mucho, que decir, aportar y, sobre todo, hacer en la movilización de la opinión pública. Pedir dignidad a la Unión Europea no es suficiente, quizá empezar exigiéndola a nivel local sea la solución. No se puede olvidar la política justa y ética, algo que parece toda una utopía en el panorama nacional actual y de lo que parecemos distanciarnos cada vez más, viene de todos y cada uno de los centros de poder que articulan el Estado. 

Es en esta la situación actual, en la que los derechos más fundamentales se ponen en duda, la actuación local cobra más relevancia que nunca a la hora de despertar conciencias. Pensar global y actuar local puede ser la gran solución a este problema que muchas personas viven de cerca a pesar de estar físicamente  lejos. El ejemplo perfecto de que a miles de kilómetros de distancia de Siria, Sevilla quiere aportar su granito de arena. Pero lo más importante es que si se consiguen cambios visibles a nivel local, la distancia física puede convertirse en proximidad. Se trataría de un primer paso que supondría que el resto de autoridades pudiera contagiarse por el entusiasmo ciudadano, viendóse Bruselas como la responsable de responder a las peticiones de los Estados miembros y sus respectivos ejecutivos regionales y locales. Porque, ahora y siempre, la Unión Europea es lo que los Estados miembros quiere que sea.