Si Gran Bretaña sale de la UE, ¿podría Suecia seguir sus pasos?

Artículo publicado el 20 de Junio de 2016
Artículo publicado el 20 de Junio de 2016

A medida que nos acercamos cada vez más al referéndum británico, abunda la especulación sobre qué efectos podría tener en el continente un voto a favor del Brexit. Los países escandinavos aparecen entre los nombres de los posibles interesados de una salida, pero ¿están los suecos realmente listos para despedirse de la Unión?

Es primavera en Estocolmo y los edificios medievales, la bahía azul y el horizonte arbolado parecen quedar lejos de la selva urbana de Londres. Es verdad, aquí también llueve, pero lo cierto es que estas dos ciudades no sólo tienen en común el clima. 

Es casi temporada de exámenes y la biblioteca del Instituto Real de Tecnología (KTH) está llena. Estoy aquí para hablar con los jóvenes sobre el posible abandono de Reino Unido de la Unión Europea, el llamado 'Brexit' [abreviatura para decir Britain y exit]. Un estudiante resume rápidamente el humor general de los medios de comunicación suecos: "¿Qué es lo que estáis haciendo, británicos estúpidos?".

El referéndum británico sobre la permanencia en la UE se celebrará el 23 de junio, y si sale vencedor el 'sí' a abandonar la Unión – actualmente a la cabeza de las encuestas – se teme que otros estados miembros puedan seguir el ejemplo. Junto a Dinamarca, Suecia es también un país en riesgo de fuga. Estocolmo mantiene opiniones similares a las de Londres respecto al federalismo de la UE y la política de libre cambio, y ninguno de los dos países utiliza el euro. Algunos medios han llegado incluso hasta acuñar el término "Swexit".

Erik Blohmé estudia ciencias políticas en la universidad de Estocolmo, y también es el Secretario Político de su Sindicato de Estudiantes, desde el que hace campaña por los derechos de los estudiantes a nivel local y nacional. Argumenta que, aunque la opinión populista en Suecia esté en contra de la UE, la gente no quiere irse debido a los efectos económicos que tendría. ¿Podría el Brexit cambiar las cosas? Erik no está seguro, aunque menciona que podría "añadir leña al fuego".

A nivel personal, Erik no está particularmente a favor de la UE. "Hay muchos mecanismos capitalistas y neoliberales incorporados que crean muchos problemas", sostiene, a la vez que destaca su oposición a las fronteras externas físicas y económicas mientras que la gente "se ahoga". ¿Pero podría Swexit ser una posibilidad? "Es muy improbable en este momento", reconoce, ya que considera que el país se ha recuperado relativamente fuerte tras la crisis económica de 2008.

"Los medios en Suecia no están cubriendo el Brexit en absoluto", continúa. "Si estás interesado en política puedes seguirla en ciertos sitios web de reducida audiencia, pero definitivamente no tiene un lugar prioritario en la agenda". Ya fuera de la biblioteca KTH, ninguno de los estudiantes con los que hablo ha oído hablar sobre Swexit, y algunos incluso se ríen del término. Uno ni siquiera ha oído hablar de Brexit. ¿Está la gente debatiendo la calidad de Suecia como miembro dentro de la UE? Un estudiante erasmus niega con la cabeza en respuesta. "Las últimas semanas mis amigos suecos han estado hablando de Eurovisión".

A pesar de que el debate sobre la posición de Suecia en la UE existe, el respaldo al euro es bajo - el país votó en contra de adoptar la moneda única en un referéndum en 2003. Le pregunto a una estudiante sueca que se opone a que Suecia forme parte de la UE si el país comparte su voluntad política: "En este momento no hablamos de eso. De lo único que hablamos es la inmigración".

"Los medios conservadores en Suecia hablan de ello" continúa uno de sus compañeros, "pero es un punto de vista muy ideológico". Otro reconoce que el ascenso de la derecha cambia el enfoque del asunto. "Si fuésemos a votar ahora mismo", continúa, "creo que nos quedaríamos".

Lejos de los pasillos de la biblioteca, las opiniones son mixtas. Erik describe que existe una lucha interna entre los políticos conservadores suecos, con una parte de estos a favor de los que apoyan al partido de extrema derecha, el Sweden Democrats, partidarios a abandonar la UE, y aquellos políticos conservadores que no. En la izquierda, la división está menos presente. Una pequeña proporción estaría de acuerdo en irse - por razones diferentes a la derecha política - pero en general el consenso favorece la integración europea.

Philip Botström es el presidente de la liga juvenil socialdemócrata sueca (SSU), una asociación situada a la izquierda del espectro político del país. "La SSU está convencida de que es mejor para todos si Gran Bretaña permanece en la Unión", explica. "Estamos atravesando épocas difíciles en Europa y muchos de estos desafíos necesitan de la cooperación transfronteriza". No está muy entusiasmado con la idea de un referéndum similar en Suecia, y argumenta que la UE ha permitido que el país esté a la vanguardia de las discusiones sobre temas tales como la migración, el clima y la evasión fiscal.

Suecia debatió su calidad como miembro de la UE antes de su referéndum de entrada en 1994. "Una gran parte de la generación joven no ha experimentado una Suecia que no sea miembro de la UE", explica Philip. "Estamos acostumbrados a viajar a través de las fronteras y conocer gente de todo el mundo. Es como si la pertenencia a la UE fuera de la mano de la identidad de la generación joven en Suecia. Es por esto que los jóvenes son más positivos y ven las ventajas de ser parte de la UE".

¿Podría el Brexit cambiar las cosas? Philip reconoce que podría fijar un precedente, pero permanece escéptico en el caso sueco. "Creo que más bien generará un debate sobre cómo debe reformarse la UE".

Philip siente que la Unión es algo normal y corriente de la política sueca: "Hay mucha frustración en Suecia sobre el hecho de que los países de la Unión no hacen suficiente, pero no ha habido un gran debate sobre salir de la UE". Después de todo, quizás ambos países no tengan tanto en común como parece. 

---

La UE mira con lupa lo que pase el 23 de junio cuando los británicos voten en referéndum si quieren quedarse o no en la UE. A la espera de su decisión, nosotros tenemos unas cuantas cosas que decir...