Sıla Şahin, modelo musulmana: “No puedo comprender qué hay de malo en estar desnuda”

Artículo publicado el 17 de Agosto de 2011
Artículo publicado el 17 de Agosto de 2011
Sıla Şahin sabe lo que quiere. El pasado mes de mayo, esta joven actriz alemana de origen turco se desnudaba en la portada de Playboy. “La primera musulmana” que exhibía su desnudez en el papel cuché. Ultraje a la religión, marketing o atrevida integración, la iniciativa dividió rápidamente a la comunidad turca, desde Berlín hasta Estambul. De sonrisa pícara, Sila, de 25 años, firma y confirma.
Si esta “liberación”, como ella cuenta en los periódicos, le ha valido el repudio de sus padres, también ha lanzado su carrera.

cafebabel.com:Tú eres alemana de origen turco, ¿qué relación tienes con Berlín?

Sıla Şahin: Nací y crecí en Berlín, en la parte Oeste, Charlottenburg, me encanta el aspecto "multi culti" y cosmopolita de la ciudad. Pero también adoro Turquía, claro, Estambul y Esmirna son lugares maravillosos. A pesar de que tengo mucha curiosidad por las otras ciudades, creo que siempre volvería a Berlín. Me gusta tener dos culturas. Sería una lástima pertenecer solo a una nacionalidad. De hecho, hay algo de esquizofrénico en esta doble pertenencia, pero cojo lo mejor de cada una. Cada lengua es como empezar a conocer a alguien. Me siento un poco como una ladrona.

cafebabel.com:¿Te sientes europea?

Sıla Şahin: ¿Qué significa eso? Pertenezco al mundo, Europa no me basta. Soy una ciudadana del mundo. Quiero marcharme con mi mochila y viajar a China, a México, a Cuba... Quiero descubrir el mundo entero.

cafebabel.com:¿Por qué elegiste ser actriz?

“Quiero tener mis propias experiencias y seguir mi propia vida. Y, sobre todo, no tener que dar explicaciones”

Sıla Şahin: Fui a una escuela de teatro y me formé en el esteticismo, trabajé como modelo y fui a clases de baile y canto. Me hubiera gustado ser diseñadora de moda o bailarina. Pero la interpretación te ofrece esa posibilidad única de experimentar constantemente cosas nuevas, de descubrir otras vidas, de meterte en la piel de otras personas, de sentirlas, de entenderlas. Mientras actúas, nadie te pide explicaciones. Me gustan especialmente la electricidad del escenario y la química que se siente con el espectador. Interpretar comedia otorga una libertad increíble.

cafebabel.com:¿No te sientes libre en tu vida?

Sıla Şahin: Todos querríamos ser libres. Depende del ambiente en el que te críes , de lo que dice la gente que te rodea y de la forma en que eso te influye. Cursar clases de interpretación me ha cambiado mucho. Ya no necesito que la gente apruebe lo que hago. No quiero volver a oír “compórtate”. Quiero tener mis propias experiencias y seguir mi propia vida. Y, sobre todo, no tener que dar explicaciones: “¿Por qué tienes un novio alemán? ¿Por qué posas desnuda?” ¡Que les den por el saco!

cafebabel.com:¿Estás en crisis de rebeldía?

Sıla Şahin: Sí, en contra de todos aquellos que juzgan y critican constantemente, sean conocidos o allegados, musulmanes, turcos o alemanes. Sí, también tengo una cabeza con la que pienso. Quiero ser libre. Aunque mis padres son muy modernos, siempre han tenido ciertas esperanzas o proyecciones respecto al papel que debo tener como mujer. Es muy triste que algunas personas no hagan lo que desean porque sus padres tratan de mantenerlos en una urna. Soy turca pero también me siento alemana. En Berlín, estoy en casa. Me da pena que haya turcos que viven aquí durante casi treinta años y sean incapaces de hablar una palabra de alemán. Siempre se puede aprender, ¿no? La idea es intercambiar, compartir con los demás. La sociedad es la que ejerce la mayor presión: como muchos inmigrantes, mi madre y mi padre llegaron aquí y vivieron un poco encerrados en sí mismos. Al principio, naturalmente, quería vivir como ellos, pero después me di cuenta de que la vida es más grande que una ventana.

cafebabel.com:Y la sesión de fotos para Playboy, ¿cómo transcurrió?

Sıla Şahin: No me daba igual posar desnuda, más bien al contrario. Antes ya había posado para FHM y la redacción de Playboy me propuso realizar fotos denuda. Reflexioné muchísimo. Era perfectamente consciente de que era algo que iba a chocar. Tenía miedo de que me juzgaran, de que me escupieran a la cara, de que me dijeran “menuda vergüenza”. Pero durante la sesión me sentí muy cómoda y cuando vi las fotos, me vi diferente, femenina. Muy mujer. Todavía no puedo comprender qué hay de malo en estar desnuda. ¿Dónde está el problema? (palabrotas). Hoy en día, todo va bien. Me he reconciliado con mi familia y la gente de mi entorno que pensaba que había actuado mal. Y, claro, la polémica ha ayudado un poco a mi carrera.

cafebabel.com:¿Qué proyectos tienes ahora?

Sıla Şahin: Hacer cine sería genial. Es una atmósfera completamente diferente. Además, el cine llega a más personas, una película no muere. Me gusta mucho Faith Akin y particularmente la película Gegen die Wand (Contra la pared en español). Los papeles de chicas turcas en el cine alemán están a menudo estereotipados. En GZSZ (telenovela alemana en la que actúa), mi personaje, Ayla, está muy controlada, es muy disciplinada. A decir verdad, es como yo antes.

cafebabel.com:¿Por qué no querías hablar de religión en la entrevista?

Sıla Şahin: La religión es una cuestión irracional que pertenece a cada uno de forma personal, en su corazón. Además, es un tema muy sensible y no quiero ofender a nadie. Hay que saber vivir y dejar vivir. Es una cuestión entre Dios y yo. Está claro que mi familia es musulmana pero yo no quiero ser Juana de Arco.

Fotos : Portada y texto © Jan Zappner; Vídeo: nyourfacetv3/Youtube