Solana: "Existen las condiciones para encontrar una solución antes de mayo"

Artículo publicado el 16 de Febrero de 2004
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 16 de Febrero de 2004

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

cafe babel entrevista a Javier Solana, Alto Representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad Común. El exsecretario general de la OTAN se muestra optimista respecto al plan Annan y confía en una una pronta solución al conflicto.

café babel: ¿Qué sucederá si no se llega a un acuerdo antes de la adhesión de Chipre? ¿Se verá a Turquía como un país invasor de la UE?

Javier Solana: No creo que sea muy útil enfocar el tema desde esa perspectiva. Además es inútil especular a estas alturas. Lo que yo sé, sin embargo, es que existen las condiciones necesarias para encontrar una solución antes de mayo. El plan propuesto por el secretario General de Naciones Unidas sigue estableciendo el marco en el que puede encontrarse una solución al problema de Chipre y sigue siendo el único punto en común para la negociación de las dos partes. Como le digo, las partes implicadas en el problema de Chipre se están reuniendo en Nueva York bajo el auspicio de la ONU y creo que es un indicio de que las cosas van por el buen camino. Además, la Unión Europea, y yo personalmente, tenemos la voluntad de aportar toda la ayuda necesaria para facilitar este proceso y para asegurarnos de que el «Plan Annan» cumple con los plazos establecidos.

¿Por qué Turquía se inclina hacia EEUU y la ONU para resolver el conflicto y no hacia la UE?

No sé en qué se basa para realizar este juicio, pero yo tengo otro punto de vista. Turquía juega un papel muy importante en la búsqueda de una solución y soy optimista sobre su compromiso constructivo. Las autoridades turcas y yo hemos mantenido numerosas reuniones y estamos en contacto regularmente para intercambiar nuestros puntos de vista sobre el problema chipriota. Este ha sido el caso, por ejemplo, del ministro de Asuntos Exteriores turco, Abdullah Gül, con el que me reuní recientemente en enero de 2004. La relación entre Turquía y la Unión Europea es muy estrecha, no sólo por la intención de Turquía de acceder a la UE sino porque tenemos objetivos comunes en la región euromediterránea, como la paz, la estabilidad y la prosperidad.

¿Chipre es el precio que tiene que pagar Turquía para su futurible adhesión a la UE?

La adhesión de Turquía a la Unión Europea será contemplada basándose en los llamados «criterios de Copenhague». No hay ningún precio que pagar, tan sólo una serie de criterios políticos y económicos que cumplir. Turquía, al igual que los anteriores candidatos, tiene que comprometerse con la ejecución de reformas en aquellos campos que le acerquen a Europa. La Unión Europea ha alentado a Turquía a seguir construyendo sobre los considerables progresos ya realizados en este campo.

En concordancia con las conclusiones aprobadas en el último Consejo europeo de diciembre de 2003, soy consciente de la importancia que tiene la expresión de la voluntad política de Turquía por resolver el problema de Chipre. Como usted bien ha recordado, en esta reunión de los mandatarios de la Unión Europea se afirmó que «en este sentido, la resolución del problema de Chipre facilitaría mucho las aspiraciones de adhesión de Turquía».