Solicitudes de asilo en la UE: un desastre

Artículo publicado el 19 de Marzo de 2009
Artículo publicado el 19 de Marzo de 2009
Europarlamentarios, ACNUR y oenegés subrayan las fallas del reglamento Dublín II, mientras que la Comisión decide crear una oficina para mejorar las prácticas. He aquí los principales puntos de la relación de la Comisión libertades civiles

A finales del 2007, los refugiados en la UE procedentes de países en guerra o de naciones donde los derechos humanos son violados eran 1,4 millones. El número sigue aumentando y eso provoca problemas en la acogida y en el examen de las peticiones. Para solucionarlos, la Comisión Europea ha decidido crear una Oficina de apoyo para el asilo político. Así pues, el ejecutivo ha acogido las propuestas del Consejo y las recomendaciones del Parlamento que, el 5 de febrero pasado, ha aprobado con 487 votos favorables las propuestas de la Comisión libertades civiles, justicia y asuntos interiores presentada por Martine Roure. Con ellas, la comisión LIBE le ha pedido al sector ejecutivo que estudie los instrumentos que facilitan la tarea de los Estados miembros sometidos a un alto flujo de refugiados. Se superarian así las lagunas del reglamento Dublín II, que marca las reglas para determinar cuál es el Estado miembro competente por el examen de las peticiones de asilo. 

Condiciones decorosas para los solicitantes de asilo. La relación Roure denuncia que las medidas en vigor a menudo no se aplican correctamente, sobre todo aquellas sobre los derechos fundamentales de la UE y del ser humano. Debe ser mejorada la acogida y, sobre todo, la asistencia jurídica de los solicitantes de asilo, operación que requiere la presencia de expertos e intérpretes.

Armonización de las reglas. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) evidencia que la armonización iniciada por el reglamento Dublín II ha creado una mayor estrechez en la admisión de los solicitantes de asilo. En las proposiciones sobre el reglamento están subrayados los diferentes modos de actuar de los Estados, a partir de la notificación del examen de la petición, el trato de los menor no acompañados, la unión familiar. La 'cláusula de soberanía', que permite a un Estado miembro no competente analizar una petición de asilo por "consideraciones políticas, humanitarias o prácticas", no se aplican nunca en Bélgica, Chipre, Grecia, Lituania, Polonia, Portugal y Eslovenia. El empleo de la cláusula humanitaria es restrictivo y cambia de Estado en Estado. ACNUR aconseja extender la aplicación de las dos cláusulas, sobre todo para evitar la separación familiar.

Foto, Neno / FlickrCentros de detención. Durante la discusión en el Parlamento, uno de los temas más debatidos ha sido el centro de Lampedusa. Maria De Donato, responsable jurídica del Consejo italiano para los Refugiados ONLUS (CIR) denuncia la grave situación después de la medida tomada por el gobierno en enero de 2008, sobre el bloqueo de los traslados a otros centros. Ahora hay 1.800 personas, mil más que el límite máximo. El problema de Lampedusa es la ausencia de asociaciones y abogados que asistan legalmente a los retenidos: "La comisión de elegibilidad le fue trasladada a Lampedusa, pero faltó tiempo por el examen de los expedientes y por la contención de las llegadas", declara De Donato. "Cuando se hace la solicitud de asilo, el registro se realiza muchas semanas después, provocando riesgos a los solicitantes", especifica. "El procedimiento debería realizarse en 35 días, pero pasan meses antes que el examen se realice, entre ocho y nueve en Roma. Después, pasan otros meses más hasta la notificación. Viven en un limbo". Por esta razón ACNUR aconseja que se reduzca el tiempo de espera.

Menores. Son muchas las preocupaciones para los menores sin acompañante. ACNUR nos alerta respeto la aplicación del artículol 6 de Dublín II, mientras que la asociación Francia Tierra de Asilo ha expresado los temores de que estos menores sean detenidos en la zona de espera de la frontera, sin representación legal ni acceso a protección. “Hay muchos adolescentes que, una vez en Italia, afirman ser mayores de edad para luego dirijirse a Inglaterra o Noruega", dice la doctora del CIR, "En cambio, una vez llegan a estos Estados, se descubre que son menores de edad y se los devuelve a Italia". Por tanto, continúa, "haría falta establecer con claridad el procedimiento homologado a seguir en el ámbito europeo en cuanto a los análisis médicos para valorar la edad y los procedimientos que adoptar en cada caso". Para ACNUR haría falta en cambio localizar prácticas especificas basándose en la Convención de los Derechos de la infancia.

Violación de los derechos. Otro problema es el respeto de los derechos en los Estados miembro: "En Grecia los prófugos padecen violaciones de los derechos humanos, faltos de asistencia y de posibilidad de ser considerados refugiados. Cuando se obliga a los afganos llegados a un Estado miembro a través de Grecia a ser devueltos, prefieren optar por la clandestinidad, viviendo en un país más civil, sin documentos, tal como si fueran sombras o fantasmas". La Oficina de Apoyo para el Asilo se activará solo a partir de 2010. Sus empleados tendrán mucho que hacer para mejorar las condiciones de aquellos que huyen de situaciones difíciles.