[spa] BATALLA POR LA COMISIÓN : PUÑALADAS ENTRE AMIGOS

Artículo publicado el 28 de Mayo de 2014
Artículo publicado el 28 de Mayo de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Las elecciones de ayer fueron el escenario de muchas sorpresas, ahora tenemos el color del Parlamento Europeo para los próximos cinco años. Sin embargo, un nuevo problema se apunta en la orden del día, la nominación del próximo Presidente de la Comisión Europea. En medio de engaños, alianzas y traiciones. La Explicación.  

 Como mencionamos en un artículo anterior, el candidato a la Presidencia de la Comisión, perteneciente al partido que consiga mayoría, debería supuestamente asumir la cabeza del Ejecutivo de la UE. Sin embargo, nada es simple dentro de la política europea. La decisión final pertenece al Consejo de Europa, quien debe nombrar al presidente, por supuesto, pero hay muy pocas posibilidades de que la nominación no respete la decisión de los ciudadanos. De cualquier manera, esta probabilidad puede llegar a existir, y es por esto que las próximas semanas serán cruciales. La pregunta en el aire es, si el próximo presidente se encuentra entre los 6 candidatos?

Como mencionamos en un artículo anterior, el candidato a la Presidencia de la Comisión, perteneciente al partido que consiga mayoría, debería supuestamente asumir la cabeza del Ejecutivo de la UE. Sin embargo, nada es simple dentro de la política europea. La decisión final pertenece al Consejo de Europa, quien debe nombrar al presidente, por supuesto, pero hay muy pocas posibilidades de que la nominación no respete la decisión de los ciudadanos. De cualquier manera, esta probabilidad puede llegar a existir, y es por esto que las próximas semanas serán cruciales. La pregunta en el aire es, si el próximo presidente se encuentra entre los 6 candidatos?

Europa como una partida De risk

La segunda cuestión, aún más delicada, representa la elección entre estos candidatos. De ahí surge un problema, el PPE (Partido Popular Europeo, ed) no puede adjudicarse un triunfo total, lo que es un hecho, es que la brecha entre los diferentes partidos europeos se ha reducido considerablemente. La designación automática de Jean-Claude Juncker, a la cabeza del poder ejecutivo de la Unión Europea, no puede haber lugar dado que, el escrutinio está fundado en el principio de proporcionalidad.

El Presidente de la Comisión no puede salir de una sola formación política, he aquí la primera consecuencia de estas elecciones. Es necesario que los diferentes partidos conformen lo que se conoce como una coalición, para formar una mayoría sobre la cual el próximo presidente se pueda apoyar. Lo que es realmente una politización de la vida política europea y los ciudadanos europeos serán testigos durante las próximas semanas a juegos de alianzas y de estrategias de los diferentes partidos políticos involucrados. Europa, será el escenario de combates y negociaciones dignos de una loca partida de Risk. Al final del día, se deberá llegar al consenso mediante diferentes compromisos entre las partes, lo que resulta difícil sobre todo en política. Máxime, después de la noche de elecciones, donde se pudo constatar que ninguno de los diferentes candidatos a ocupar una curul dentro del hemiciclo del parlament europeo, esta dispuesto a ceder su plaza.

Jean-Claude Juncker reivindica de oficio el puesto a Presidente de la Comisión. También, subrayo, al momento de su discurso, que "no se arrodillará delante del Partido Socialista". Martín Schulz, alemán actual Presidente del Parlamento Europeo, declaro "tener buenas esperanzas" de acceder a la Presidencia de la Comisión Europea. Ska Keller se encuentra más abierto a las negociaciones, haciendo hincapié en que el partido verde "desea sinceramente tener una reunión con Jean-Claude Juncker", el candidato del partido popular europeo (PPE). "Nosotros los verdes apoyaremos solamente al candidato que apoye las prioridades ecológicas" añadió posteriormente. 

Las declaraciones se entrecruzan y de momento nadie esta dispuesto a ceder su plaza a nadie. Durante los próximos días y semanas se jugará el todo por el todo, así cada candidato intentará poner la balanza a su favor, utilizando todos los argumentos posibles. El reto actual es lograr formar mayoría en el Parlamento, lo suficientemente fuerte para dotar de legitimidad la elección del presidente. Según los sondeos, una coalición entre los socialistas, los liberales, los verdes y la izquierda radical para apoyar a Martín Schulz es muy poco probable. La situación actual, de momento nos hace pensar que el voto de aceptación de por lo menos 376 diputados -necesario a la elección del Presidente de la Comisión por parte del parlamento- será otorgado para el candidato vencedor de estas elecciones Jean-Claude Juncker.

Por tanto, el mínimo margen de error podría cambiar totalmente el rumbo de estas negociaciones. Mañana, martes 27 de mayo, los dirigentes de los Estados miembros se reunirán en Brúselas para discutir sobre los posibles candidatos a la Presidencia de la Comisión. Es el primer día de un largo combate que se anuncia para resolver el desafío de la Presidencia a la Comisión. Finalmente, habrá que esperar al menos un mes a que el Consejo de Europa designe finalmente al Presidente de la Comisión Europea.

Mucho se ha dicho sobre la destrucción de la poca democracia que reside dentro de la Unión Europea, de confirmarse la posibilidad de una nominación de un candidato "externo". Sí nombres como Christine Lagarde (Directora General del FMI) o Pascal Lamy (ex director de la OMC) fueran propuestos el día de mañana, sería un golpe de plomo a la credibilidad de la Democracia Europea.