[spa] El director del Berlinale proclama que el 2016 es el año de la diversidad 

Artículo publicado el 6 de Febrero de 2016
Artículo publicado el 6 de Febrero de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Películas de todo el mundo y de todo tipo de cineastas hacen que supere a los Oscar en cuanto a diversidad. 

El director del festival Dieter Kosslick anunciaba con orgullo en una conferencia de prensa este martes en Berlín que el público puede esperar una gran diversidad este año. Para empezar, el programa incluirá más de 112 películas dirigidas por mujeres.

El festival fue criticado el año pasado por su relativamente escaso número de mujeres en posiciones de relevancia. Al ser preguntado si la elección de Meryl Streep como presidenta del jurado había sido en atención a estas críticas, Kosslick respondió: "Cuando uno busca un jurado, a veces tiene suerte y acaba con el mejor".

Kosslick también presumió de la representación de artistas negros en 2016– en contraste con los Oscars de este año, que han estado en el punto de mira por la ausencia de actores negros entre los nominados – por segundo año consecutivo. Spike Lee, que boicoteará los Premios de la Academia el 28 de febrero, se presenta a la competición con su sátira política Chi-Raq, como también lo hace Don Cheadle con su debut como director Miles Ahead.

El cine queer o gay, como cada año, está también bien representado entre las candidaturas del 2016. Los Teddy Awards, que homenagean las películas LGBTI, celebran su 30 aniversario con una serie de "teddy retro": serán visionadas 17 películas de la historia del cine gay, que se remontan hasta 1919 con Diferente a los demás.

Las películas del Oriente Medio también son prominentes en la lista. Sus países de origen incluyen el Líbano, Egipto y hasta Arabia Saudí y Siria. Las películas saudíes son particularmente especiales, dado que solo hay una sala de cine en toda la nación debido a las restricciones religiosas impuestas. Barakah yoqabil Barakah (Barakah se encuentra con Barakah de Mahmoud Sabbagh) es una comedia romántica cuyos protagonistas intentan enfrentarse a las complejidades del cortejo en el altamente restrictivo reino del desierto.

En la otra punta del espectro del liberalismo, una película tributo a David Bowie  – The Man Who Fell to Earth (El hombre que cayó a la Tierra) será proyectada en el Friedrichstadt Palast el viernes 12 de febrero. Bowie vivió en Berlín entre 1976 y 1978 y apareció en tres películas del Berlinale a lo largo de su vida.

La diversidad en autores y contenidos se completa hasta volver a las historias sobre lo que significa ser un hombre blanco. La película Goat, producida por James Franco, trata las novatadas entre estudiantes en las universidades norteamericanas. Examina cómo estas prácticas contribuyen a crear la psicología de aquellos que algún día dirigirán nuestros bancos.  

La diversidad no es realmente nada nuevo en el Berlinale, pero con Trump  y la xenofobia en Europa copando los titulares,  resulta verdaderamente refrescante.